Canales populares
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

Despiadada persecusión del atún rojo




El atún azul o común (Thunnus thynnus), también llamado atún de aleta azul, atún rojo o cimarrón, es una de las especies de atún en la familia Scombridae. Es muy conocido como Atún rojo del Atlántico, Atún rojo gigante (para aquellos individuos que superan los 150 kilogramos) y formalmente como atún. El atún rojo es originario de ambas orillas del Atlántico, tanto la occidental como la oriental, y también del Mar Mediterráneo. Ya está extinto en las aguas del Mar Negro y del Mar Caspio. Esta especie del atlántico es muy cercano a otras especies de atún rojo, como el atún rojo del Pacífico y el atún rojo del sur. y esta en vías de extinción....

Desde los años setenta, el número de ejemplares de atún rojo, también llamado de aleta azul, en el Atlántico europeo se ha reducido un 90% y, en el Mediterráneo, un 50%. La principal causa es la pesca masiva. El estudio que arroja estos datos fue realizado por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) y denuncia que la pesca que se produjo en 2007 (61.000 toneladas) ha duplicado lo permitido por la ley y cuadruplica lo que sería ecológicamente sostenible.

A pesar de los datos, la Unión Europea se resiste a prohibir su pesca en el Mediterráneo y se limita a reducir la cuota de casi 20.000 toneladas al año a 13.500. Habría que añadir que esta decisión, según algunos grupos ecologistas, incentiva la pesca ilegal. Según Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa, “se continúa dando salida a unos barcos que, si realmente cumplieran con la legislación, ganarían más dinero quedándose en puerto”.



En Japón, país responsable de una cuarta parte de lo que se consume en el mundo, el atún rojo es muy cotizado para preparar sushi y en 2009 se llegaron a pagar 137.000 euros por un ejemplar de esta especie de atún que pesaba 202 kilogramos. Acciones así pueden explicar por qué algunos científicos del ICCAT abogan por prohibir la comercialización de esta especie a terceros países.

Algunos ecologistas no van a quedarse con los brazos cruzados mientras esperan a que llegue el esperado acuerdo entre los interesados. Catorce activistas de Greenpeace bloquearon el puerto de Frontignan, al sur de Francia, e impidieron la salida a faenar a tres atuneros que iban a comenzar la campaña del atún rojo. El próximo noviembre se decidirá el futuro de atún rojo cuando se reúna en París la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico. “Debemos actuar como si las futuras generaciones ya estuvieran con nosotros para negociar sobre los niveles de pesca”, ha afirmado Rashid Sumaila, economista de la Universidad de la Columbia Británica.



La Pesca ilegal, redes prohibidas, capturas más pequeñas de lo permitido, falsificaciones en los informes de capturas, avionetas que rastrean los bancos para su seguimiento vía radio por los barcos pesqueros, transvases de las capturas en alta mar antes de regresar a puerto… Esta es la realidad de lo que hacemos con el Atún Rojo y otras muchas especies. Nos estamos cargando los mares ¡y la cosa va muy en serio!

El desastre no tiene remedio pues cuando las pesquerías mueren es prácticamente imposible recuperarlas al romperse las cadenas biológicas. Es un hecho demostrado como ya ha ocurrido hace unos años en los mares de Atlántico cerca de las costas de Estados Unidos. La presión pesquera contra el atún fue brutal hasta hacerlo desaparecer en los años 60. Y aunque ahora es una especie protegida, no existen signos de recuperación.


El atún es un pez de sangre templada lo cual les permite una potencia muscular mucho mayor a la de los demás peces. Puede llegar a los 30 años de vida y a los 4 metros de longitud.


El cuerpo hidrodinámico del atún le permite nadar y acelerar con mucha potencia capturando anchoas, calamares, anguilas, o buscar alimento hasta los 1.000 metros de profundidad.

Existe un lucrativo mercado en torno al atún rojo debido a la imparable demanda del sushi y demás platos japoneses, que genera a su vez otro lucrativo mercado negro paralelo que se salta a la torera todas las regulaciones internacionales. Un tercio de todas las capturas son ilegales, al amparo mismo de los gobiernos como el de Francia y España. Para ello se traspasan las capturas desde el pesquero a otros barcos que eluden las cuotas, se le persigue desde el aire con avionetas ilegales concertadas por los pescadores, mientras el ministerio hace oídos sordos a la comunidad científica que denuncia cada vez con voz más alta y clara el desastre que tenemos en ciernes.


…Una suspensión temporal de sus capturas no es acabar con la pesca,
sino intentar que no se acabe para siempre...

El paso de Gibraltar


El atún vive en muchos mares del planeta pero viene a reproducirse y desovar al mar Mediterráneo. Por ello han de atravesar todos los años el estrecho de Gibraltar en donde se instalan las famosas almadrabas. Trampas donde son aniquilados en un sangriento espectáculo tan cruento como lucrativo. Almadrabas y redes en muchos casos ilegales, tanto en la costa española como en Italia, Turquía o Túnez y situadas justo en los sitios donde viene a reproducirse. Existe una total falta de control por parte de las autoridades siendo los propios gobiernos quienes no declaran las capturas.

Codicia e insensibilidad se dan cita para dejar al atún rojo al borde del colapso. De los 305.000 toneladas estimadas de existían hace unos años, se calcula que la cifra está ahora en 78.000. Rémi Parmentier asesor de la ICCAT (comisión internacional para la conservación del atún rojo) y uno de los mayores expertos en atún rojo, confirma la crítica situación de la especie y que es necesario un tiempo muerto “La situación es catastrófica. La población se ha reducido en un 85% respecto a la de los años 70. La pesca del atún rojo debe suspenderse temporalmente mientras se imponen controles efectivos que acaben con la pesca ilegal”. La organización aboga por la prohibición permanente en las zonas de desove. Se tienen localizadas 6 de ellas, una al sur de las Baleares, otra entre Italia y Sicilia, dos en Turquía y otra en las costas de Libia así como frente a Egipto.



"hay imágenes bastantes fuertes que no me permito colocar... pero esto es algo denigrante a la fauna marina y por ende a toda existencia de vida".

Descontrol hasta el agotamiento de la especie


Todos los atunes cruzan el estrecho de Gibraltar para agruparse a finales de la primavera y reproducirse en las aguas de nuestro querido Mar Mediterráneo. Y claro, allí es donde convergen todas las flotas del mundo capitaneados por los buques frigoríficos japoneses, para esquilmarlo todo hasta su casi aniquilación.

Algunos países proponen un parón temporal de las capturas. Europa propone reducir a la mitad las cuotas que nunca se cumplen. España, Francia e Italia, o mejor dicho sus torpes y empecinados políticos, pretenden seguir como hasta ahora, desoyendo la demostrada crisis del atún rojo….



El ICCAT ha ido reduciendo las cuotas desde las 28.500 toneladas de 2008 a las 13.500 toneladas actuales en 2010, pero esto NO tranquiliza ni garantiza para nada la sostenibilidad del la especie, a lo que se suma una gran incertidumbre debido a la falta de investigación biológica sobre ellos, los atunes rojos.

"...España es el principal exportador hacia Hong Kong
y uno de los máximos responsables de este desastre ecológico..."

LA HUMANIDAD DEFINITIVAMENTE DEBE BUSCAR UN DESTINO DE EQUILIBRIO CON TODAS LAS ESPECIES... SOLO ASÍ SE JUSTIFICARÍA NUESTRA PROPIA EXISTENCIA

0No hay comentarios