Check the new version here

Popular channels

Dilma Rousseff pasado terrorista (info del 4 octubre 2010)

La presidente de Brasil por el Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff, tiene un pasado de terrorista, asesina y asaltante de bancos.



HISTORIA de la GUERRILLERA DEVENIDA en POLÍTICA

Rousseff nacida en 1947, perteneció a la organización terrorista Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares, conocida como VAR-Palmares, uno de los principales grupos armados de la década del 60´que asesinó a muchos brasileños inocentes.

El 18 de julio de 1969 Dilma planeó y participó en el robo de una caja fuerte del gobernador de San Pablo Adhemar Barros que contenía 2,5 millones de dólares.

También asaltó gasolineras y tiendas. En su carrera delictiva utilizó varios sobrenombres como “Estela”, “Luísa” y “Vanda”, actuando en organizaciones clandestinas y terroristas de izquierda, como Política Operária (POLOP), Vanguarda Popular Revolucionária y el Comando de Libertação Nacional (COLINA), según consta en su ficha criminal de la Policía de San Paulo, en el DOI-CODI.

Dilma mantuvo una relación sentimental con el terrorista comandante de la guerrilla urbana de VAR-Palmares, Carlos Franklin Paixão de Araújo, padre de su única hija. El ex-guerrillero Darcy Rodrigues declaró que Rousseff era el cérebro de toda la organización terrorista.

Reconocidamente atea, la candidata de Lula es hija de un judeo-búlgaro, Pétar Russev, afiliado al Partido Comunista Búlgaro. Esta ex guerrillera, devenida en “ingeniera” con un título inexistente y que sólo se afilió al PT muy tardíamente ya que antes militaba en la organización de Leonel Brizola, el Partido Democrático de los Trabajadores (PDT), tiene un rol en el futuro de Brasil que podría llevarlo al caos si llega a la presidencia.

Como Ministra de Energía de Lula demostró su incompetencia, ya que designó para sucederla en dicho cargo a un amigo, Edison Lobao, así, ambos fueron los únicos responsables del histórico apagón que dejó a oscuras 18 de los 27 estados del Brasil y a Paraguay el 11 de noviembre de 2009. Esta negligencia dejó a más de 70 millones de brasileños sin servicio de energía durante al menos cinco horas, desde las 22.13 del 11 de noviembre hasta las 3 de la mañana del día siguiente.

Los líderes opositores aprovecharon sus intervenciones tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado para exigir una explicación, ya que, al igual que algunos especialistas, advirtieron que es “poco creíble” que el apagón hubiera sido causado por problemas meteorológicos, como alega el Ministerio de Minas y Energía.
Dilma Rousseff, que fue ministra de Minas y Energía durante el primer mandato de Lula, había prometido que Brasil no volvería a sufrir apagones como los que afectaron al país en 2001. El apagón de 2009 fue el peor en 10 años en Brasil.

0
0
0
2
0No comments yet