Check the new version here

Popular channels

Dios

Hola a todos estaba leyendo un libro y una parte me gusto y quería compartir con toda la comunidad taringuera, no quiero un post donde se arme bardo, sino cerrare los comentarios, y les pido a los que quieran comentar que antes lean el texto completo, ya que me costo un rato transcribirlo todo, sin mas palabras les dejó un saludo


Dios
La gran mayoría de tus amigos cree en Él. Son pocos los que dudad de su existencia, y casi siempre, cuando dicen que no creen, en realidad, están más en contra los que creen en Él que contra Él mismo.

Lamentablemente, la experiencia enseña que muchos de ellos, pretextando no aceptar al Dios de ciertas religiones, terminan por crear, también ellos, un Dios de acuerdo con su voluntad personal.

Parece que, cuanta mayor cultura adquieren ciertos jóvenes, más confunden el derecho de cuestionar con el derecho de negar. Piensan que, destacando siempre el lado negativo de la religión, están demostrando que ellos están en lo cierto. Se comportan como el hombre que se proclama sabio, porque demostró que dos y dos son cuatro y no cinco. Para tener razón no basta demostrar que el otro no la tiene. Tú también puedes estar tan equivocado como él, aunque hayas sacado conclusiones diferentes.

Jesucristo anda un tanto rechazado en ciertos medios estudiantiles. Es uno de los excedentes más importantes de nuestras facultades. Él nunca aprueba los tests de lógica de cierta gente, a loa que no gusta la religión que Él presenta, ni las ideas que Él ha dejado al mundo. Simplemente no hay vacante para Jesucristo en algunos colegios y facultades. NI en ciertos hogares, ni en ciertas ruedas de amigos.

Para muchos jóvenes se puede decir que Dios no está permitido. Pero el que dice algo semejante se engaña. ¿Cómo podría dejar de ser, alguien que nunca a sido nada en la vida de ellos? Para muchos nunca hubo realmente un encuentro consciente de hijo hacia padre ni de hermano hacia hermano con Jesucristo. A la edad en la que podrían abrir los ojos y los oídos, prefieren abrir la boca. Hablan de lo que no vieron ni oyeron:

- No creo en Dios debido a las injusticias, a la falta de libertad, a los niños que sufren, a la guerra, a los tullidos, a los inocentes que pagan, a los buenos que sufren y a los malos que gozan de la vida, a la falsedad de cierta gente que se dice religiosa, etc., etc., etc...

Ya lo has escuchado, ¿no es cierto? El argumento de esos amigos tuyos debería ser más claro. Deberían decir por ejemplo:

- Dios no hace lo que a mí me parece acertado. Por ejemplo, Él continúa permitiendo la injusticia, las enfermedades, la miseria, las guerras, los tullidos, el sufrimiento, y que sucedan tantas otras cosas por ahí. Si yo fuese Dios yo no lo permitiría. Un Dios que es Dios no permite que ocurra nada malo en el mundo, y sólo permite cosas buenas a sus hijos. Por eso no creo en Dios. Si Él cupiese dentro de mi lógica y entrara en lo mío, entonces si creería en Él. Estoy decepcionado de un Dios que no cuida de esas cosas.

No es exactamente así como hablan, pero es muy parecido. El ansia de felicidad, sin embargo continúa en el corazón de ellos. Y el deseo de moralizar al mundo y acabar con las injusticias, el hambre, la miseria y el deseo de que haya paz y mil cosas positivas, entran en su mente. El hombre tiene la voluntad de ser infinito y no lo sabe.

Los filósofos que son recomendados en ciertas escuelas, saben formular mil preguntas y plantear mil cuestiones. Es el derecho de un filósofo. Si no hubiera cuestionamientos, el hombre viviría estancado. El ansia de saber cuánto, dónde, cómo y por qué, no va a terminar jamás mientras el mundo sea mundo. Ella revela la vocación por la perfección, en nuestras mentes limitadas y a veces, obtusas.

Jesucristo, que casi nunca es recomendado en ciertas escuelas, sabe dar mil respuestas y habla como el que tiene autoridad, sin duda y sin sistemas filosóficos. En lugar de un sistema, Él propone la propia persona. Él es el camino, la verdad y la vida.

El que insiste en seguir a otro líder, no camina, no sabe y no vive.

Para que no caigas en la misma tentación, reflexiona un poco conmigo:

- Dios nunca va a caber en nuestra lógica. No es el portalámparas que debe caer en la lámpara, sino ésta que debe caber en aquél. En cuanto alguien pretenda medir la presencia o la bondad de Dios por lo que Él debería o podría hacer de acuerdo con nuestra frágil opinión, estamos lejos de Él; ¡realmente muy lejos!

- Dios no puede ser esquematizado. Él es Aquel que es. Nosotros parecemos ser. Él vive; nosotros recibimos vida. Un simple minuto de respiración, que para nosotoros parece la cosa más natural del mundo, es un constante acto de creación de Aquel que nos mantiene la vida por el tiempo y en las condiciones que mejor le parecen. Nos sentimos heridos porque no como lo imaginamos. ¡ Y rompemos con ese Dios!

Hay dos tipos de alienación muy similares entre sí:

- la del individuo cuya religión es de temor y se basa en velas y es acomodaticia inhumanizándose cada vez más;
- la del individuo que se dice descreído y, como el avestruz, entierra su cabeza en los propios argumentos llegando a la conclusión de que, ya que él no lo ve, lo sobrenatural no debe existir.

Dios tendrá en ti la dimensión que quieras darle a Él. Será un papito tolerante, si tienes mierdo a la responsabilidad, un amigo contemporizador si insistes en crear tu propia moral,

un policía muy atento, si encaras la vida como un campo de concentración,

un vigía destraído, si vives reclamando por el desorden del mundo actual,

o un Padre atento y delicado al educar la vida, conduciendo sin lesionar la libertad, si crees que Él es infinito y sabe amar. La elección es tuya. Pero no te imagines que, por el hecho de darle una dimensión errónea, Él se va tornar más limitado.

El infinito se puede dar el lujo de caber dentro de lo finito. Es éste el que, no logrando compararse con aquél, vive obstinado en encuadrarlo dentro de una lógica finita, humana e imperfecta

EL DIOS DEL AMOR
quiere contar con tus potencialidades para cambiar el mundo ¿Entiendes o no lo que significa eso?...

Si no entiendes, el mundo continuará girando. EL que estará estacionado serás tú.
P. Zezinho, Un joven cuesta muy poco, pág. 27-30
0
0
0
0
0No comments yet