Check the new version here

Popular channels

Disfunción Eréctil o impotencia sexual


Se puede denominar como la incapacidad constante, de no poder mantener una erección para satisfacer sexualmente a la pareja, no se debe confundir con la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación (eyaculación prematura, eyaculación retrasada, ausencia de eyaculación) o los trastornos del orgasmo.
La disfunción eréctil es una enfermedad frecuente que afecta las relaciones con la pareja, causando problemas enfamiliar y social.

Causas de la Disfunción Eréctil:


  • Psicológicos: Puede ser que el miembro viril no presente ninguna alteración física, pero existen además otros problemas como la ansiedad, la depresión o estrés que pueden afectar al acto sexual. por otra lado la preocupación excesiva por los asuntos laborales, sociales o familiares implican que no se dedique la atención necesaria al acto sexual, la fatiga, la inapetencia, la falta de ejercicio, el insomnio o un fracaso, todo ello implica considerablemente en la Disfunción Erectil.
  • Enfermedades Vasculares: Son problemas frecuentes. El aparato reproductor masculino no puede almacenar la sangre necesaria para que se produsca una erección satisfactoria, generalmente porque no llega sangre en suficiente cantidad al pene. El Fumar, sufrir hipertensión arterial, diabetes, algunas enfermedades cardíacas y variaciones en los niveles de colesterol en sangre pueden provocar trastornos vasculares que dificulten este proceso de erección.
  • Neurológicos: Alteraciones en la comunicación nerviosa entre el cerebro y el parato reproductor masculino ocacionando graves problemas en el correcto funcionamiento. Esto ocurre con las lesiones de la médula espinal, la esclerosis múltiple o las intervenciones quirúrgicas en la pelvis.
  • Hormonales: Generalmente se deben a una falta de hormonas sexuales masculinas.
  • Farmacológicos: Hay medicamentos que tienen como efecto secundario disminuir la capacidad para tener una erección. Entre ellos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los trastornos psiquiátricos.


Factores de riesgo Disfunción Erectil:

  • Diabetes.
  • Daño a los nervios, a las arterias, a los músculos lisos y a los tejidos fibrosos, a menudo como resultado de una enfermedad.
  • Hipertensión arterial.
  • Alcohol, Tabaco, Fumar.
  • Niveles altos de colesterol.
  • Algunos farmacos y medicamentos.
  • Estress
  • Depresión.


Diagnóstico para determinar la Disfunción Eréctil:

Es necesario que el paciente se someta a revisiones médicas y que se conozca el historial clínico del mismo, para poder elaborar un diagnóstico correcto.

Indagar sobre problemas médicos actuales y anteriores, fármacos que se estén ingeriendo y antecedentes de problemas psicológicos (estrés, ansiedad, depresión). El especialista también requerirá antecedentes sexuales como el inicio de la Disfunción Erectil, frecuencia, calidad y duración de cualquier erección, etc.

La Disfunción Eréctil es un problema que implica a la pareja puede ser apropiado entrevistar a la pareja sexual (cualquiera que sea la preferencia sexual del paciente).

Una entrevista con el paciente puede revelar factores psicológicos involucrados en el trastorno de la erección. Resulta fundamental descartar la depresión, que no siempre es aparente.

Para descartar diabetes, se efectuará un análisis de sangre y/o orina, para detectar si hay exceso de glucosa en sangre, se recomienda medir los niveles de testosterona, especialmente si la impotencia está asociada a la falta de deseo.



En el caso de pacientes jóvenes con problemas específicos, puede ser necesario realizar pruebas más complejas como un examen físico, una medición-monitorización del pene durante la noche, la inyección de medicamentos en el pene, o la prueba de Doppler.

La impotencia o disfunción eréctil aparece con mayor frecuencia en hombres de más de 40 años. Entre los 40 y los 70 años, se ha comprobado que 30 de cada 100 hombres sufren algún tipo de impotencia, que puede ser más o menos severa.

Disfunción eréctil en la tercera edad: Existen muchos malentendidos. Como resultado del proceso de envejecimiento, suele haber un periodo refractario mayor (tiempo necesario para una nueva erección después de un orgasmo). La edad también parece afectar al tiempo necesario para excitarse, para la erección y la eyaculación. Todo ello se considera completamente normal.

Tratamientos:

La elección de los tratamientos contra la impotencia o disfunción eréctil que han de seguirse, deberían ir del menos al más invasivo. Primero, el abandono de drogas; segundo, psicoterapia y modificación de comportamientos; luego, aparatos de vacío o fármacos; y por último, cirugía.

La ayuda psicológica es recomendable en hombres de menos de 40 años, ya que en estos casos la causa de la enfermedad suele ser mental. Incluso en casos de impotencia por problemas físicos, muchos hombres necesitan ayuda psicológica para poder superar problemas de autoestima derivados de esta enfermedad

Fuente: http://tratamientoparaladisfuncionerectil.blogspot.com/
0
0
0
0No comments yet