Check the new version here

Popular channels

Duendes pungas (atacan a un sujeto con un cuchillo) WTF



Si , así como suena esta historia la saque de este sitio http://cparanormal.blogspot.com/

Por lo que no es mia.




Así que no quiero que se arme el :



Bueno aqui la historia:

Supuesta evidencia









(Es el dialogo entre un reportero y el hijo de la persona afectada)

Roberto Samael: ¿Nos podrías decir tu nombre y cómo se dio este peculiar caso relacionado con unos Duendes?
Jorge Hernández: Mi nombre es Jorge Hernández y el que tuvo esta experiencia fue mi padre que después de cierto tiempo se atrevió a contarnos, lo hizo antes de fallecer, y nos dijo que unos seres pequeñitos lo visitaban, lo molestaban con sus armas y aunque no lo lastimaban si lo amenazaban, pero no nos contaba, pues no quería que nos burláramos o pensáramos que estaba loco. El decía que pudo ver varias de estas personitas, hasta 3 de estos seres.

Roberto Samael: ¿Les contó como llegaban a él, como aparecían?
Jorge Hernández: Si, en su cuarto, que salían por el closet a la altura del hombro, el veía que se formaba algo como un hoyo y de ahí salían las criaturitas y le hacían burla, pero también flotaban, brincaban en el aire y su colchón de la cama se movía, también caminaban sobre la pared, como las arañas y alrededor de la ventana.

PARA NO ESPANTARNOS SE LO GUARDO

Roberto Samael: ¿Te llego a platicar como eran?
Jorge Hernández: Si, decía que eran pequeñitos, del tamaño de una cuarta (de la mano), que vestían de forma rara, “chistosa”, llevaban shorts chiquitos hasta por debajo de la rodilla y sombrerito, sus ropas eran de color rojo, verde o azul.

Roberto Samael: Algo tan impactante, ¿Por qué callarlo?, ¿por qué no decirles?, mas si tomamos en cuenta que esto sucedía ahí donde aún viven.
Jorge Hernández: Mi papa era una persona muy reservada, hasta escéptica y creo yo, que no lo contaba por varias razones y una de ellas era para no espantarnos y porque tal vez suponía que lo veríamos como loco, que no le íbamos a creer, era una persona muy noble, pero a la vez cerrada, por eso considero que para no espantarnos, se lo guardo.

Roberto Samael: Pero tú me dices que antes de morir habla con ustedes y les platico.
Jorge Hernández: Si, mi papa estuvo como año y medio muy grave y cerca de tres años enfermo, al final ya casi no podía hablar, pero fue antes que esto sucediera que mi papa se atreve a contarnos lo que le acontecía, sus experiencias.

ME AMENAZAN CON SUS ESPADITAS Y CUCHILLITOS

Roberto Samael: ¿Después que sucede, como das con ese cuchillito?
Jorge Hernández: Años después y por deseos de mi madre, comenzamos a buscar en las cosas personales de mi papa, es ahí cuando veo una carterita que contiene varias fotografías de él, que de inmediato pensé en dárselas a mi hermana, pues tenía una relación muy grande con él y ahí detrás de las fotos, estaba el cuchillito guardado que de inmediato se me hizo muy curioso, por lo detallado, el material, la forma y lo definido del cuchillo, además del tamaño que se ajustaba a estos seres, atando cabos y recordando lo que él nos había contado, cuando nos dijo “me amenazan con sus espaditas y cuchillitos”. Por todo eso, creo que les pertenecía a ellos y mi padre por su enfermedad ya no pudo decirnos que había conseguido de ellos este cuchillito.

Roberto Samael: Tú ya tienes ahora el cuchillito, ¿qué te dice tu familia, a quien se lo muestras?
Jorge Hernández: Cuando yo se lo muestro a mi madre a mi hermana, se sorprenden e incluso llegan a dudarlo, pero al recordar detalles de lo que contaba mi padre me dan la razón, lo revisamos con lupa detalladamente y si creemos que es de ellos. Ahora yo lo guardo como un recuerdo de mi padre y de esa experiencia que él vivió.

NO HAY INFORMACIÓN EN LA RED

Roberto Samael: Este objeto es importante, un objeto de poder y con mucha historia, si es que perteneció a estos Duendes, pero dime ¿Qué sucederá con el cuchillo?
Jorge Hernández: Eso es lo raro, pues no se qué hacer, yo al comentarlo con mi sobrino, se lo muestro y él me pregunta qué, que haré con él, que si lo voy a vender, pero no tengo ni idea y si tenga algún precio o valor, he buscado información sobre algo similar en la red o si hay un lugar en donde los venden, pero no, no he encontrado nada. Y fue por medio de mi sobrino que contacto a un amigo y así llegaste tu y ahora puedo contarte bien el caso y como se dio y encontré este pequeño cuchillito.

Roberto Samael: Es un caso interesante, ya he tenido casos así, donde estas entidades dejan algún objeto, pero dime ¿desde que tienes el cuchillo no te ha sucedido nada diferente?
Jorge Hernández: Bien, bien no me ha ido, pero no quiero adjudicarle eso al cuchillo, ya tiene tiempo que lo cargo y fue porque se lo mostré a un amigo que cuenta experiencia de este tipo, el cuchillo todo el tiempo está en mi cartera, y esto ni lo había pensado, pero bien no me ha ido.

NUESTRO ENTENDIMIENTO NO DA PARA MÁS

Roberto Samael: ¿Que les dirías a las personas que no creen o que si creen sobre estos seres, los Duendes?
Jorge Hernández: Yo no he tenido la experiencia o suerte de verlos, pero si me han tocado, me han movido cosas, o cuando hacen ruido. Y no lo veo mal porque tal vez son seres que tiene vida como tú, como yo, que ellos sean de otro lugar y no los comprendemos, porque nuestro entendimiento no dan para más, pero de que existen, existen, para mi es algo sorprendente tener el cuchillito conmigo porque me da la satisfacción de enseñárselo a la gente, si me creen bien y si no me da igual, me tiene sin cuidado.

Roberto Samael: ¿Tú si crees?
Jorge Hernández: Yo sí, porque era de mi padre, mi padre una persona respetable, seria y el murió cerca de los 90 años y una persona así, no puede mentir, menos a sus hijos.

Roberto Samael: ¿Has buscado información sobre ese cuchillito?
Jorge Hernández: Es curioso, la cacha es como de otro materia, no sé si es oro, pero es dorado, la hoja es de acero, y desde que lo tengo esta igualito. Me he metido a internet buscando armas místicas, cuchillos antiguos, e incluso cuchillos de Duendes y nada, hay unos muy bonitos, pero nada parecido, he ido a tiendas de antigüedades y artesanías y nada.

Roberto Samael: Agradezco tu disponibilidad y que nos hayas contado esta increíble experiencia, nosotros estaremos atentos por si encuentras o sabes más entorno a ese cuchillito y gracias.

Gracias por su atención.
0
0
0
0
0No comments yet