Check the new version here

Popular channels

Ebola? No papa!! Hantavirus

Diez semejanzas y diferencias entre el Ébola y el Hanta





Estamos en medio del brote -o epidemia- de Ébola más grande del cual se tenga conocimiento. A pesar de su gravedad, el hecho que esté ocurriendo en África (Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria) nos hace mantenernos despreocupados. Pero resulta que en Sudamérica también tenemos una enfermedad muy parecida -producida por el Hantavirus-, y son sólo pequeñas diferencias las que permiten que el escenario sea muy distinto entre ambos continentes. Aquí, les señalo diez semejanzas y diferencias entre el Ébola y el Hanta.

1) Semejanza. Tanto el Síndrome Pulmonar por Hantavirus como la Fiebre Hemorrágica por Ébola son enfermedades pertenecientes a la gran familia de las fiebres hemorrágicas virales. Ambas tienen tasas de mortalidad en torno al 50%.

2) Diferencia. Los virus que producen estas fiebres hemorrágicas se agrupan en cinco familias. El Hantavirus pertenece a la familia de los Bunyaviridae, y el Ebolavirus forma parte de la familia de los Filoviridae.

3) Semejanza. Ambas enfermedades comienzan con síntomas generales muy similares a los de una gripe fuerte: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, fatiga, falta de apetito, dolor estomacal, diarrea y vómitos.

4) Diferencia. Al Síndrome Pulmonar por Hantavirus se le agrega tos y mucha dificultad para respirar. En cambio, a la Fiebre Hemorrágica por Ebolavirus se le agrega enrojecimiento y ronchas en la piel, ojos rojos, hipo, tos, dolor de garganta, dificultad para tragar, y sangrados tanto internos como externos. También puede presentar dolor de pecho y dificultad para respirar, pero en mucha menor intensidad que el Síndrome Pulmonar por Hantavirus.

5) Diferencia. Los huéspedes naturales del Hantavirus son los ratones, existiendo muchas clases de roedores en diferentes continentes que portan el virus. En cambio, el huésped natural del Ebolavirus aún no se conoce con certeza, pero la evidencia científica incipiente sugiere que podría ser una familia de murciélagos de la fruta propia de África.




6) Diferencia. El Hantavirus se transmite al ser humano cuando éste respira el aire contaminado por las heces, orina o saliva del roedor, o derechamente entra en contacto con tales fluidos. El Hantavirus no se transmite desde un ser humano a otro. En cambio, el Ebolavirus se trasmite por contacto directo con cualquier fluido corporal contaminado, sea éste de un primate o ser humano. Los monos, gorilas y chimpancés se contagian, enferman y mueren igual que los seres humanos, por lo que son otra fuente de transmisión que se debe tener presente. Y los cadáveres aún poseen Ebolavirus activo, por lo que también son una fuente de transmisión. Estas diferencias en la transmisión de los virus son tal vez las más relevantes para explicar los escenarios tan disímiles entre nuestro continente y África.

7) Diferencia. El contagio por Hantavirus ha sido reportado en varios continentes: Norteamérica, Centroamérica, Sudamérica y Asia. En cambio, los brotes de Ebolavirus han sido reportados sólo en África.

8) Diferencia. Debido a la desemejanza de transmisibilidad entre estos virus, un paciente con Hantavirus será tratado en un espacio físico similar al de cualquier paciente dentro del hospital. Un paciente con Ebolavirus, en cambio, será aislado del resto de los pacientes y funcionarios, y su equipo tratante deberá seguir un estricto protocolo de aislamiento y desinfección cada vez que se acerque al paciente, o use utensilios con él (agujas, pañuelos, vasos, etc.).

9) Semejanza. Ambas enfermedades no tienen tratamiento específico. El tratamiento que se da es soporte vital (oxígeno, sueros, etc.) en -ojalá- una unidad de cuidados intensivos, hasta que el cuerpo desarrolle sus propias defensas y venza al virus, o la persona fallezca debido a las fallas en órganos vitales que producen estas infecciones.

10) Diferencia. La prevención del Hantavirus es bastante específica debido a que se conoce su huésped natural: se debe minimizar cualquier contacto con roedores. Esto incluye sellar orificios en tu casa de campo y garaje, colocar trampas para ratones, ventilar y asear con cloro los espacios que han estado encerrados por muchos meses, verter cloro encima de heces de ratón antes de barrerlas, y mantener la comida lejos del contacto de ratones. En cambio, con el Ebolavirus no se conoce su huésped natural, por lo que las medidas de prevención se limitan actualmente a técnicas de barrera ante sujetos infectados. Esto incluye aislamiento de la persona apenas se sospeche que pueda ser un portador de Ebolavirus, uso de ropa protectora (guantes, mascarilla, lentes) cuando se toca a pacientes y cadáveres, esterilización de todo el equipamiento, y uso rutinario de desinfectantes en familiares y funcionarios de salud.



0
0
0
0
0No comments yet