Check the new version here

Popular channels

El 4º Conde de Sandwich y Sus Emparedados



Un curioso personaje británico fue John Montagu, 4º Conde de Sandwich (1718-1792), a quien se debe el nombre del emparedado (sándwich). Al parecer, el Conde, para no interrumpir sus largas horas de trabajo, pedía a sus criados que le llevaran a su despacho lonchas de carne salada de ternera entre dos rebanadas de pan tostado y así evitar la típica cena tradicional inglesa.



El 4 º Conde de Sandwich fue un británico apasionado de la política, que participó en grandes acontecimientos de su época, como las conversaciones de paz de Breda (siendo el negociador principal de la delegación británica), y ocupó numerosos cargos, como Primer Lord del Almirantazgo, Secretario de Estado y embajador en Madrid.

Desempeñó también un importante papel en la historia de la Royal Navy desde 1744 hasta 1782 y apoyó los viajes de exploración del capitán Cook, quien, en su honor, le dio su nombre a unas islas.

Al parecer, la ajetreada vida del Conde y sus numerosos compromisos en la marina, la política y las artes, hicieron que sustituyese algunas de sus comidas por un sándwich, que tomaba en su despacho mientras seguía trabajando.

Sin embargo, algunos de sus enemigos políticos sostenían que este tipo de comidas se las servían sus criados para que no tuviera que levantarse de la mesa de juegos, a los que era muy aficionado, o para que pudiese pasarse todo un día haciendo apuestas, sin detenerse ni siquiera para comer.



Se decía que empleaba las rebanadas de pan para evitar que sus dedos se ensuciaran con la grasa de la carne y mancharan las cartas.

Lo cierto es que, como político, se hizo grandes enemigos que comenzaron a hacer circular todo tipo de rumores para desprestigiarlo. Lo acusaban de ser un incompetente y de que, a pesar de sus posibilidades, nunca sabía hacer nada que mereciese la pena. Incluso se difundió un humorístico epitafio en el que se aludía a su falta de capacidad como político:

Pocas veces un hombre que ha ocupado tantos cargos consiguió tan poco



El 4º Conde de Sandwich y sus aliados políticos en una caricatura de la época en la que se los tachaba de incompetentes


Su vida personal tuvo muchos altibajos. Se quedó huérfano de padre con sólo 4 años. Su abuelo, el 3º Conde de Sandwich, era débil mental y su madre, Elizabeth Montagu, nunca le hizo demasiado caso. Con 7 años fue enviado a Eton y resultó ser un alumno muy brillante, sobre todo en griego y en historia. Sin embargo, no terminó sus estudios en Cambridge y prefirió iniciar un largo viaje por Europa. Visitó Francia, Italia, Grecia, las islas griegas, Turquía, Esmirna, Egipto, Malta, España y Gibraltar.

En Florencia conoció a una noble inglesa, Dorothy Fane, hermana de un embajador británico en Italia. Se casó con esta joven y tuvo con ella cinco hijos, pero, con el tiempo, Dorothy perdió completamente la razón. Fue declarada demente por un tribunal y Sandwich se separó de ella en 1755. Esta separación no fue bien aceptada en sociedad.

Conoció entonces a una jovencita de deciecisiete años, Martha Ray, aprendiz de modista, que tenía una bonita voz. El Conde decidió protegerla, invitarla a su mansión para que cantara ópera y recibiera clases de los mejores profesores de Inglaterra.


Mansión de Hinchingbrooke, en la que vivía el Conde



Martha Ray


La convirtió en su amante y formó un hogar estable con ella y los nueve hijos que tuvieron. Nunca pudo contraer matrimonio con Martha, debido a que el divorcio no estaba permitido en el siglo XVIII, excepto si se lograba la autorización del Parlamento, pero Montagu estaba preocupado por la opinión pública y no se atrevió a dar ese paso.

Durante 17 años fueron felices, a pesar de que el Conde siempre estuviese preocupado por el futuro de sus hijos, cuando él ya no estuviera. Temía que quedasen a merced de su primogénito legítimo, el Señor Hinchingbrooke, con el que no mantenía buenas relaciones. Sandwich, que en realidad nunca había tenido una gran fortuna, decidió impulsar la carrera artística de Martha Ray, para resolver el problema económico.

Pero cuando la joven comenzó a triunfar, fue asesinada en la Royal Opera House, en Covent Garden, por un novio celoso, James Hackman. Al parecer, la joven coqueteó con James Hackman, un joven oficial del ejército, cuando estaba atravesando una crisis con Montagu. Hackman decidió abandonar el ejército y entró en el clero, con la intención de casarse con Martha y vivir como un vicario. Pero la chica volvió a reconciliarse con el Conde y rechazó a este pretendiente.

El 7 de abril de 1779, Hackman, que llevaba dos pistolas, se acercó a la joven, a la salida de la Royal Opera House, y en el momento en el que ella entraba en su coche le disparó en la cabeza. Después, Hackman trató de suicidarse pero sólo logró herirse.

Fue detenido y, tras ser declarado culpable de asesinato en el juicio, fue ejecutado en la horca, frente a una gran multitud de londinenses.

Sandwich no terminó de recuperarse de la muerte de Martha y durante mucho tiempo no apareció en ningún evento social. Se retiró del servicio público en 1782 y falleció el 30 de abril de 1792.

Dos siglos después, el 11º Conde de Sandwich, John Montagu, descendiente del 4º Conde de Sándwich, decidió sacar provecho al legado de su antepasado y en el año 2000 abrió una empresa en Londres, con el nombre de The Earl of Sandwich, que espera convertir en cadena internacional.

Fuente
0
0
0
0
0No comments yet