Check the new version here

Popular channels

El ascensor que causó la revolución




A mediados del siglo XIX los ascensores se parecían más al tirado por un elefante que a lo que conocemos hoy en día. Si la cuerda que elevaba los ascensores se rompía, nada impedía que se precipitaran al vacío con toda su carga y letales consecuencias. En este desolador panorama apareció en 1852 Elisha Otis. Otis no inventó el ascensor, ingenio conocido desde la Antigüedad. Él inventó algo tal vez incluso más importante: el sistema de seguridad que sirvió para disparar el negocio de los ascensores y dar paso así a la construcción de los grandes rascacielos.



Otis instaló unas barras verticales en el agujero de los ascensores y utilizó un freno de seguridad. Éste consistía en un conjunto de resortes que accionaban unos dientes que se enganchaban en los bordes de la cabina, capaz de activarse automáticamente si la cuerda se rompía, frenando al instante la caída de la plataforma. Como era de esperar, su solución chocó con el escepticismo y no consiguió muchos adeptos.



En 1853, Elisha Otis alquiló el recinto del Palacio de Cristal del Centro de Exposiciones de Nueva York y reunió a una multitud, ante la cual realizó una espectacular demostración de su dispositivo de seguridad. Construyó sobre el suelo del recinto un silo abierto por el que podía subir y bajar un ascensor a la vista de todos. Se montó al ascensor, lo hizo subir hasta una altura de unos tres pisos y con un hacha cortó la cuerda de la que pendía.

La audiencia gritó. La plataforma se desplomó. Pero en segundos, los frenos de emergencia se activaron y detuvieron la caída del ascensor, ante el asombro del público. Otis miró a la sorprendida multitud y anunció:

“Todo bien, señores. Todo bien.”


Plano original de Otis de su invento.


El nuevo método de seguridad supuso una verdadera revolución para la industria, siendo el primer ascensor de personas instalado en Nueva York en 1857.

Patente nº US 31128 A con la firma de Otis


Otis fundó la que hasta hoy es la Otis Elevator Company.




Queres saber más? mira este video corto de 4 minutos:





Gracias por pasar!
0
0
0
0No comments yet