Popular channels

El autor de la paliza que casi mata a un perro es condenado

El autor de la paliza que casi mata a un perro es condenado a un año de cárcel


No ingresará en prisión


'Goliath' se recuperó de sus lesiones y fue adoptado por una familia que cuida de él.


Bilbao. Un año de prisión esa es la condena que un juez ha impuesto a E. M. S., el hombre de 72 años que el pasado año ató a su perro, Goliath, en un descampado de Portugalete y le golpeó brutalmente en la cabeza con una barra de hierro con la intención confesa de acabar con su vida "porque era viejo".

La condena impuesta por el magistrado supone la pena máxima prevista por el Código Penal para este tipo de delitos, contra la flora y la fauna. "Es muy difícil conseguir la pena máxima en estos delitos, por lo que estamos muy contentos y satisfechos con la decisión", sostiene la letrada. Sin embargo, el autor del delito no ingresará en prisión al tratarse de una condena menor a dos años y carecer de antecedentes penales, hasta la fecha. "Ahora tienen antecedentes y, si en el periodo estipulado por el juez infringe la ley, deberá cumplir la condena", explicó la letrada Estefanía Rojo, del bufete de abogados bilbaino Urraza & Mendieta, que se encargaron de la representación jurídica del animal de forma gratuita. Asimismo, el hecho de que el acusado reconociera los hechos ante el juez desde el primer momento conlleva una reducción de un tercio de la condena solicitada. De este modo la condena final sería de ocho meses de reclusión en un centro penitenciario, así como de año y medio de inhabilitación para todo tipo de comercio con animales en los dos años que, en principio le corresponderían.

A pesar de todo ello, tanto el bufete que representó a Goliath, como la asociación protectora de animales ATEA (Asociación para un Trato Ético con los Animales) se sienten satisfechos con la sentencia, puesto que es "lo máximo que puede conseguirse con la normativa actual en la mano". "La sociedad está cambiando y sentencias como esta ayudan a que la gente tome conciencia de que estos actos son inconcebibles y que además están penados", sostuvo la abogada. "No obstante, también creemos que deben endurecerse mucho más las penas, pues el sufrimiento de los animales no tiene de facto una categoría inferior al humano", señalaron desde la protectora.


La agresión

La brutal paliza que casi acaba con la vida de Goliath, un pastor alsaciano que hoy día cuenta con 13 años, tuvo lugar el 16 de marzo de 2012. Su propietario, cansado del animal al que consideraba "viejo" y con la idea errónea de que Goliath "tenía sarna y le habían salido unos bultos que no paraba de rascarse", según declaró el acusado ante el juez, el hombre tomó la determinación de "deshacerse" él mismo del animal acabando con la vida del que hasta el momento había sido su mascota.

Según explicó la organización contra el maltrato animal, el hombre llevó a Goliath a un descampado, le ató las patas y el cuello con bridas "para que no se meneara" y se armó con una barra de hierro con la que golpeó en repetidas ocasiones a Goliath en la cabeza. Después trató de enterrar al animal, aún con vida.

Goliath fue trasladado de urgencia en estado comatoso a una clínica veterinaria de Bilbao. Presentaba cinco heridas incisas en la cabeza, un desgarro muscular y una hemorragia frontal. Tras dos horas de intervención, lograron salvarle la vida, aunque la recuperación fue larga y costosa. Hoy Goliath está recuperado y vive con la familia adoptiva. "Por lo que sabemos, sigue feliz en su nuevo hogar. Pasa sus jornadas entre caricias y tranquilos paseos por el jardín, porque la edad no perdona", indicaron desde ATEA.
0
0
0
0No comments yet