Check the new version here

Popular channels

El camino entre nuestro corazón y Dios


Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Juan 14:6


Oh Dios… guíame en el camino eterno.
Salmo 139:23-24

El camino entre nuestro corazón y Dios

En muchos países, durante los días de otoño los caminos de los bosques se esconden bajo las hojas muertas. Preferimos andar por los caminos que trazaron otros caminantes que conocen la región, así no corremos el riesgo de perdernos.
Los caminos evocan las relaciones entre los seres humanos, las relaciones laborales, familiares, de amistad, que conducen de una persona a otra y dan sentido a expresiones como: Ya llego… Te estoy esperando… Vuelve cuando quieras; sabes el camino…
Pero nuestra vida moral también es transformada cuando, en vez de ser llevada por el azar, avanza por un camino que le da sentido. Sabemos de dónde venimos y a dónde vamos. Si permanecemos en el camino, seguimos la buena dirección.
¿Cuál es, pues, ese camino que puede dar sentido y seguridad a nuestra vida? Es una persona, Jesucristo. Él es el camino que conduce a Dios porque su camino pasó por la cruz, donde expió los pecados de todos los que creen y confían en él. Si escuchamos sus enseñanzas, aprendemos a conocer a Dios de una manera viva, real. Aprendemos a orar a Dios como a un Padre que nos ama y nos cuida. Jesús es el camino entre nuestro corazón y el de Dios.
El amor de Jesús también es el camino entre los corazones de los hombres. Él pone su amor en nuestras vidas, y así entramos en comunión los unos con los otros, pues Jesús derriba las barreras de la enemistad que nos aíslan y nos separan. Él abre en nuestra vida caminos de perdón, de amor y de reconciliación.
0No comments yet
      GIF
      New