About Taringa!

Popular channels

El comunismo fracaso pero...el capitalismo no?

El 1% de los ricos pronto tendrán más que el resto de la población mundial






Oxfam llama a atajar la evasión de las multinacionales para revertir el peligroso incremento de la desigualdad social. Unas 70 millones de personas controlan el 48% de la riqueza global



Al fin y al cabo, Thomas Piketty -el economista francés recibido por Cristina el sábado pasado- tiene razón: la desigualdad social sigue aumentado en el mundo, hasta niveles de escándalo. Oxfam lo confirmó horas atrás: el 1% de la población mundial amasará más riqueza que el restante 99% en 2016, un lastre que dificulta la lucha contra la pobreza de los gobernantes más esclarecidos.

La OnG con sede en Londres publicó el informe el lunes pasado con motivo del comienzo hoy del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), el encuentro anual del establishment global, donde se escuchan hermosas intenciones que nunca se llevan a la práctica. Oxfam les enrostra que la riqueza acumulada por los más acaudalados (unas 70 millones de personas) ha aumentado del 44% en 2009 al 48% en 2014. Según la organización humanitaria, la tendencia actual indica incluso que la riqueza de ese 1% aumentará aún más en 2016. Hoy, en promedio las familias de los superricos tienen un patrimonio de… ¡800 millones de dólares!

La predicción de la desigualdad extrapola los resultados del informe anual de riqueza mundial de Credit Suisse. Y es un esfuerzo político para que se preste mayor atención en los “más de mil millones de personas” en el mundo que viven en “pobreza extrema”, cuyos ingresos son de menos de 1,25 dólares al día. Qué locura, ¿no? Una de cada nueve personas en nuestro planeta no tiene lo suficiente para comer.

La directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima, dijo que este incremento de la concentración de patrimonio visto desde la profunda recesión global de 2008-2009 es vertiginoso y necesita ser revertido. "El mensaje es que el incremento de la desigualdad es peligroso", afirmó Byanyima al diario de izquierda británico The Guardian.

BUENA PREGUNTA

La directora ejecutiva se preguntó si la gente realmente quiere vivir en un mundo en el que el 1% de la población puede tener más riqueza que el resto de la población. Buena pregunta.

"El alcance de la desigualdad global es sencillamente asombroso" y "la brecha entre los más ricos y el resto (del mundo) se está ampliando muy rápidamente", subrayó Byanyima.

Oxfam puntualiza que hará campaña para que se tomen medidas urgentes a fin de frenar el "alza de la desigualdad", empezando por atajar el problema de la evasión fiscal por parte de algunas multinacionales, mientras que pedirá una mayor inversión en servicios públicos, como la educación y la sanidad.

"La desigualdad extrema no es un accidente ni una regla natural de la economía. Es resultado de políticas y con políticas distintas, puede ser reducida", añadió Byanyima.

Durante su reciente visita a la Argentina, Piketty reconoció los esfuerzos del gobierno argentino para moderar la desigualdad social con políticas activas. Ahora es el turno de los dirigentes del Primer Mundo.
0No comments yet