About Taringa!

Popular channels

El comunista que cuida la libertad de expresión


Prepárese para tiempos sombríos...

Mueve a sus "militantes", conforme se perfilan los frentes de conflicto.


Clarín es la presa a tomar...


Por nuestra seguridad y libertades, no se lo tenemos que entregar!!!

No cometamos los errores de los venezolanos!!!

El día del cacerolazo, los medios adictos y subsidiados por el régimen, ninguna línea le dedicaron, ocultando la magnitud de la protesta contra el atropello a las libertades mas esenciales.

No podemos confiar en un gobierno corrupto, que usa todas sus armas para destruir al ciudadano libre.

Hemos dejado de ser una República, para pasar a ser el feudo de una señora que vino del sur, con aires de monarca.

Sabbatella, el nuevo censor
septiembre 18, 2012
By Guillermo Cherashny

El 13-S disparó la reacción: la ley de medios será un instrumento estalinista.


Uno de los argumentos centrales del cristinismo para defender la ley de medios audiovisuales es que la misma garantizaría la pluralidad de voces amenazada hoy por la supuesta concentración monopólica. Pues el 13-S ocurrió lo contrario. Salvo TN y la CNN, los demás canales mostraban calles vacías o bien directamente no mostraban nada. Para todos los medios directa o indirectamente controlados por el Estado, la gigantesca movilización en todos el país apenas mereció en menciones secundarias. Algo que no sorprende, el programa C5,6,7,8N se consagró como hipercristinista. Y casi en el mismo nivel estuvieron América, AN 24 Crónica y el Canal 26. La conclusión se impone, si se obliga al grupo Clarín a desinvertir aplicando el artículo 126 de la ley de medios, en TN nunca más se verá una marcha opositora como la del 13-S. En las futuras movilizaciones sólo se televisarían calles vacías y los argentinos padeceremos la vergüenza de depender de la CNN para enterarnos de lo que pasa en nuestro país. Llegadas las cosas a ese punto, quizás intentarán también que la CNN no salga al aire. Después de todo, así lo hacen los hermanos Castro y el régimen de los ayatollas de Irán.




Una designación que golpea a Mariotto


Para la tarea de censura que se viene, Cristina propuso a Martín Sabbatella, un ex PC y estalinista de pura cepa como Diana Conti. La elección es de alto valor simbólico, porque recae entonces en un hombre formado ideológicamente en la negación de los valores liberales y convencido de que los medios de comunicación deben ser, más o menos disimuladamente, instrumentos del Estado y del partido gobernante.




Así es que Sabbatella se convertirá en el nuevo Paulino Tato, aquel censor de Isabel Perón, que luego fuera confirmado por la Junta Militar que asumió el 24 de marzo del ‘76. Claro que la censura de Tato era mucho menos ambiciosa que el actual plan del gobierno para entregarle el control total del mercado mediático al multimedios oficial. De este modo perderá la titularidad de la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) Santiago Aragón, hombre de confianza de Gabriel Mariotto. En este cambio hay entonces un debilitamiento por partida doble del vicegobernador bonaerense, que pierde poder dentro del Estado nacional y también en la política bonaerense, porque es obvio que, desde un cargo tan visible, Sabbatella podrá hacer crecer su armado territorial en perjuicio del mariotismo. Motivos no faltan para que esto ocurra: Mariotto quedó pagando dos semanas atrás intentando vincular al intendente de Malvinas Jesús Cariglino con un homicidio supuestamente vinculado a la política y que luego se descubrió que era un crimen común. Cariglino terminó así convirtiéndose en víctima y se hizo más conocido entre el público anti-k que, como se demostró el 13-S, es más grande de lo que se pensaba. Se explica que CFK esté recurriendo a personajes como Sabbatella, porque la movilización anticristinista le dio la razón a una reciente encuesta de Management & Fit que señaló que la imagen positiva presidencial es del 31% y que cerca del 60% desaprueba al gobierno. Esto, a su vez, dejó al descubierto la maniobra de Poliarquía a través de la última encuesta publicada por La Nación sosteniendo que tenía un 51% de aprobación. Pero los comentarios de los mismos directores de Poliarquía en los últimos días ya muestran un giro. Con la tendencia actual, Management & Fit está pasando a ser la encuestadora más seria. En este site publicamos una encuesta de Retamar & Asociados hecha en Santa Fe, que le da a CFK un 25% de intención de voto, al igual que otra de Datamatica, la encuestadora salteña, lo que demuestra que la imagen presidencial se estaría desmoronando. Y un síntoma de esto es que el gobierno renunció a organizar una contramarcha esta semana. La razón es que le resultaría imposible competir con el carácter federal que tuvo el 13-S y que todo giraría en torno a los micros, los choripanes, el tetrabrik y la misma política clientelar de siempre.

Sabbatella, el nuevo censor
0No comments yet
      GIF