Canales populares

El crimen mas misteriosos de los Estados Unidos.

Fue uno de los crímenes más famosos de todo el siglo XX, el secuestro del bebé Lindbergh.

En 1927 Charles Lindbergh se consideraba un héroe estadounidense.

Había sido el primer piloto en sobrevolar solo el atlántico , había emprendido un vuelo de Nueva York a París recorriendo 5 800 kilómetros en tan solo 33 horas. Además lo había hecho en un avión que dejaba mucho que desear

Eso le había dado fama y fortuna, todo el mundo lo amaba sobre todo los estados unidos, es por eso que el visitó todos los estados de ese país, en los cuales recibió honores.

Pasaron los años y Lindbergh seguía estando en las mentes y los corazones de los estadounidenses.

Pero todo cambiaría el primero de marzo de 1932 , ese día la familia estaba en casa y el bebé de tan solo 20 meses dormía en la cunita de su habitación que se encontraba en la planta alta.

Cuando simplemente el bebé desapareció.

Alguien había secuestrado al pequeño en su propia casa.

En la ventana se encontró una nota con falta de otografia y una extraña firma , la cual era un círculo con un punto dentro de otros contornos de círculos y un punto y dos líneas dentro de ellos.




La carta decía en resumen:

Estimado señor tenga 50 mil dólares listos.

Después de 2 o 4 días le diremos donde entregará el dinero.

El niño está a salvo.

No lo haga público, ni avise a la policía.

Al saberse la noticia toda la sociedad norteamerica se volcó a la búsqueda del pequeño, hasta el famoso mafioso Al Capone ofreció su ayuda.

Pero nada…

Por eso familia Lindbergh acabó pagando los 50 mil dólares en certificados de oro de rescate a través de un negociador.

Quien prometió que el bebé regresaría.

Pero el bebé no fue devuelto y el 12 de mayo tristemente su cadáver apareció en el bosque semi enterrado, encontrado por un conductor.

El cuerpecito se hallaba medio sepultado, presentaba un avanzado estado de descomposición, la cabeza estaba aplastada, tenía un agujero en el cráneo y le faltaban algunos miembros.

Extrañamente no hubo autopsia y el cuerpo se quemó a las pocas horas, borrando todos los rastros de crimen y el asesino.

Pero la historia no acaba aquí.




La sociedad estadounidense exigía que encontraran a los culpables, el propio presidente, le encargó al director del FBI QUE SE ENCARGARA DE LA INVESTIGACIÓN.

Pero nada, y empezaron a tacharlos de ineficientes

Hasta que dos años después, el 18 de septiembre de 1934, un hombre pagó en una gasolinera con un certificado de oro y el encargado, al que le pareció sospechoso, anotó la matrícula del vehículo y llamó a la policía. Sin ninguna otra prueba, al día siguiente fue arrestado el pagador, un carpintero y ex convicto de origen alemán llamado Bruno Hauptmann, que negó desde el principio cualquier relación con los hechos. Pero la manipulación de los medios de comunicación, y de la policía ya lo habian condenado… Bruno fue apodado el hombre mas odiado del mundo

El juicio se celebró entre enero y febrero de 1935. La mayoría de las pruebas contra el acusado eran meramente circunstanciales, él no tenia trabajo desde la Gran Depresión, había cometido pequeños robos, lo único extraño es que en su casa se encontraron 15 dólares de certificados de Oro que supuestamente un amigo suyo había guardado ahí hace un año atrás. Hauptmann fue finalmente declarado culpable de homicidio en primer grado, condenado a muerte y ejecutado en la silla eléctrica. Su viuda, Anna, siguió defendiendo su inocencia toda su vida.

El gran misterio es por que algo tan atroz fue resuelto tan a la ligera.


+10
9
0
9Comentarios