Check the new version here

Popular channels

El cristiano que sufre depresión (2)

Hijitos, vosotros sois de Dios… mayor es el que está en vosotros (el Espíritu Santo), que el que está en el mundo.
1 Juan 4:4


El cristiano que sufre depresión (2)

El cristiano que pasa por una depresión siempre se está debatiendo con problemas de conciencia. Con respecto a esto aprendí a no aceptar todos los pensamientos de culpabilidad que me acosan, pues el diablo es un excelente acusador (Apocalipsis 12:10) que trata de desanimarnos.
¿Cómo podemos saber si un sentimiento de culpabilidad es el resultado de falsas acusaciones que nos hacemos a nosotros mismos, o si es el Espíritu Santo que nos reprende? Las acusaciones del diablo son generales y difusas. No tienen que ver con nuestras acciones, sino con nuestra persona, es decir, nos sugieren, por ejemplo, que no soy digno, que Dios no puede amar a alguien como yo. El Espíritu Santo actúa de forma totalmente diferente: es directo y llama nuestra atención sobre el error concreto que hemos cometido; nos muestra lo que debemos confesar y rechazar.
Cuando usted se siente culpable, si después de un serio examen de conciencia no logra determinar la causa, no dude en concluir que es una maniobra de mentira del diablo, y en ese caso no la tenga en cuenta.
También aprendí a no creer todo lo que se dice. Si alguien le dice: «La depresión es un pecado», no lo crea. La depresión puede ser el resultado de un pecado, pero en sí no es un pecado, sino una enfermedad. En los Salmos algunas expresiones podrían corresponder a una persona deprimida. El Señor nos habla incluso cuando estamos muy débiles, y nunca nos va a abandonar. Constantemente su dulce voz nos da prueba de su amor y de su presencia.
0
0
0
0
0No comments yet