Check the new version here

Popular channels

El equipo secreto que mató a Bin Laden





El Equipo 6 de los Navy Seals




El Equipo 6 de los Navy Seals está envuelto en un aura de misterio. De lo poco que se sabe es que ese cuerpo de élite integrado por militares estadounidenses y fundado tras el fracaso en 1980 de la operación de rescate de 53 norteamericanos secuestrados en la Embajada estadounidense en Irán. Cuenta con una plantilla de 300 operadores (soldados) y tiene su base en el Estado de Virginia, a dos horas en coche de Washington.

Casi todo lo que rodea al Equipo 6 de los Navy Seals, una unidad de la Fuerza de Operaciones Especiales, es un secreto, a tal punto que el Pentágono ni siquiera reconoce públicamente su existencia. Sin embargo, en los últimos años trascendieron relatos, en su mayoría elogiosos, de sus proezas. Pero un examen de la evolución del Equipo 6, a partir de decenas de entrevistas a actuales y ex integrantes del equipo, otros oficiales militares y documentos del gobierno, revela una historia mucho más compleja y polémica.



Inicialmente, el Equipo 6 contaba con dos grupos de asalto, llamados Azul y Dorado, por los colores de la Armada. La insignia de los azules era la bandera pirata, y muy pronto se ganaron el apodo de "los chicos malos de azul", por su abuso de las drogas, sus excesos de alcohol al volante y sus choques con vehículos alquilados durante sus ejercicios de entrenamiento, todo con una casi total impunidad.
Hoy sus miembros tienen mayor formación, están físicamente más entrenados, son de mayor edad y más maduros.




Las misiones más conocidas:

- Fueron los responsables de eliminar al entonces líder de Al Qaeda Osama Bin Laden en el 2011.

- Se hicieron pasar por empleados civiles de empresas fachada y, en las embajadas, como parejas hombre-mujer de agentes encubiertos, rastrearon a quienes Estados Unidos quería matar o capturar.

- Saltaron desde un avión militar a las aguas del océano Índico para rescatar exitosamente al capitán Richard Phillips de un carguero norteamericano secuestrado por piratas somalíes en 2009.

- Participaron de enfrentamientos cuerpo a cuerpo de los que emergieron cubiertos de sangre ajena en Afganistán, y para sus incursiones nocturnas y clandestinas, usaron armas que van desde carabinas personalizadas hasta primitivas hachas de guerra.

- Manejaron bases de espionaje disfrazadas de barcos mercantes y planearon misiones letales desde bases secretas en los páramos de Somalia


El Escuadrón Negro




El Escuadrón Negro, la unidad original de francotiradores del Equipo 6, fue reestructurado luego de los ataques del 11 de Septiembre, para llevar adelante "operaciones de fuerza avanzadas", que en la jerga militar no es otra cosa que la recolección de información de inteligencia y otras actividades clandestinas que antecede a una misión de Operaciones Especiales.

"El Equipo 6 usaba las valijas diplomáticas para el traslado de armas para los agentes del Escuadrón Negro desplegados en el extranjero, según un ex integrante de la fuerza."

El Escuadrón Negro cuenta actualmente con 100 efectivos, y su crecimiento coincide con la expansión de la sensación de amenaza en todo el mundo. También refleja un giro en la política norteamericana. Tras la debacle de 1993 en la Batalla de Mogadiscio, en Somalia, los funcionarios norteamericanos eran reticentes al uso de "guerreros en las sombras", pero actualmente se muestran predispuestos a enviar a los conflictos a unidades como el Equipo 6, por más que Estados Unidos prefiera no reconocer el rol que cumplen.




El Escuadrón Negro tiene algo que el resto del Equipo 6 no tiene: agentes mujeres. Las mujeres de la Armada pueden ingresar en el Escuadrón Negro y son enviadas a reunir información de inteligencia en el extranjero, donde suelen trabajar en las embajadas con un compañero varón.

En Medio Oriente, la unidad arma empresas fachada en las que se encubren los "operativos", y maneja estaciones de espionaje flotantes, disfrazadas de barcos mercantes, frente a las costas de Somalia y Yemen. Los miembros del Escuadrón Negro que trabajan en la embajada de Estados Unidos en Saná, la capital yemenita, fueron cruciales en la búsqueda de Anwar al-Awlaki, clérigo extremista y ciudadano norteamericano que se había asociado con Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) y que fue asesinado por un drone de la CIA en 2011.

0No comments yet
      GIF
      New