Check the new version here

Popular channels

El Galaxy Note 4 mantiene el liderato de Samsung

El Galaxy Note 4 mantiene el liderato de Samsung en los ‘tabléfonos’ por encima del iPhone 6+



Estaba convencida de que Samsung se había enloquecido cuando vi el primer tabléfono Galaxy Note en 2011.

Mientras que la mayoría de los fabricantes de smartphones estaban expandiendo sus teléfonos para que cupieran cómodamente en la mano humana, Samsung decidió lanzar un celular más parecido a una valla publicitaria. ¿Y qué mejor forma de explorar la gran pantalla con un lápiz óptico del tamaño de un palillo?

Por supuesto, yo era la loca. La gente —mucha gente— comenzó a comprar a comprar la excéntrica y enorme creación de Samsung. Otras empresas dejaron de reírse y comenzaron a crear sus propias versiones. Ahora, casi exactamente tres años más tarde, incluso Apple se ha doblegado ante la presión, lanzando un iPhone con una pantalla de categoría tabléfono de 5,5 pulgadas.

Samsung no tiene la intención de quedarse atrás de los que han seguido sus pasos de gigante, en particular de su rival más feroz. El Galaxy Note 4, que llega a las tiendas de Estados Unidos a un precio de US$300 con un contrato de dos años, tiene una resolución de 2560x1440 pixeles, una pantalla de 5,7 y un diseño de hardware mejorado. También cuenta con nuevos trucos de software que aprovechan más el abundante espacio de su pantalla que la competencia.

A estas alturas es equivocado calificar al Note de un smartphone demasiado grande. Es un dispositivo computacional para el bolsillo con una potencia para hacer varias cosas a la vez. Sin embargo, aunque Samsung lleva la delantera ante su competidor en cuanto a funciones para pantallas grandes, la otra parte de la historia del software no es tan color de rosa. Al Note 4 le sigue faltando aquel aspecto esencial móvil de suma importancia: un interfaz de usuario intuitivo y diseñado de manera limpia.




Mejor hardware, pantalla brillante

Mis años de mirar con desdén el diseño del Galaxy Note han llegado a su fin.

No más respaldos brillosos que muestran mis limosas huellas digitales, no más plástico con bordado de piel falsa. Por contraste, un marco de aluminio rodea el Note 4, haciéndolo que se sienta como un dispositivo bien hecho. La falsedad del último respaldo de piel sintética se justifica por ser sumamente fino y suave, y más fácil de sostener que el iPhone 6 Plus.

El diseño está lejos de ser perfecto. Los bordes biselados del teléfono pueden ser afilados, (prefiero las curvas del iPhone 6 Plus y las del nuevo Moto X), y, a diferencia del Galaxy S5, el Note 4 no es resistente al agua.

No me malinterpreten, Samsung ha logrado lo que pensé ser imposible: crear un teléfono que se siente y luce bien.

Al igual que el iPhone 6 Plus, la carga del Note 4 dura más que los teléfonos con pantallas más pequeñas ya que cuenta con una batería más grande. Después de 14 horas de uso pesado, incluyendo navegación y tomar muchas fotos, llegue al indicador de 5% de batería: y seguí así hasta la noche empleando el modo de ahorro ultra de batería. Al deshabilitar muchos servicios y convertir todo en blanco y negro, puede extraer otras 24 horas adicionales del Note 4 empleando solo 10% de la batería, afirma Samsung.

En un reto para ver quien se desplomaría primero, aumenté el brillo del Galaxy Note y el iPhone 6 Plus y reproduje video. Ambos duraron ocho horas y media.

¿Recuerdan el selfie de los Oscar de Ellen DeGeneres que se vio por todo el mundo? Ella y Bradley Cooper, que tomó la foto, utilizaron el Note del año pasado, y probablemente estarían más impresionados con la mejorada cámara frontal de 3,7 megapíxeles orientadas y sus nuevos trucos para selfies.

No solo todos esos rostros de celebridades se verían más nítidos, sino que Brad también habría podido tomar la foto con mayor facilidad con solo tocar el sensor de ritmo cardiaco en la parte trasera del teléfono para activar el obturador.

La cámara trasera de 16 megapíxeles también toma selfies, utilizando reconocimiento facial o comandos de voz para capturar su foto. A los menos ensimismados les impresionará más la calidad de sus tomas vibrantes y bien equilibradas, y lo bien que ahora lucen las fotos con zoom digital.


Como con el iPhone 6 Plus, la estabilización óptica de imagen ayudó a capturar tomas nocturnas y en movimiento más enfocadas. Sin embargo, me di cuenta que el obturador más rápido y el enfoque automático del iPhone 6 Plus junto con sus mejores tomas con poca luz, le dieron una ligera ventaja en el ámbito de la cámara.

Aquí está el pero: el iPhone 6 Plus toma mejores fotos, pero las fotos (y todo lo demás) se ven más nítidas y vibrantes en la impresionante pantalla del Note. Esto se debe a que la pantalla Súper AMOLED de Samsung tiene alrededor de 1,5 millones de más pixeles que la pantalla de 5,5 pulgadas de 1920x1080 pixeles del iPhone 6 Plus. El texto se ve más definido y los azules, verdes y rojos son más vívidos, aunque no necesariamente tan naturales.

Con las funciones de software que aprovechan todo el espacio de la pantalla, Samsung demuestra que sabe más de tabléfonos que Apple y otros. El resultado es un dispositivo más productivo, mucho más cercano a una tableta o una laptop.

Como en los Note previos, uno puede colocar dos aplicaciones de lado a lado o una encima de otra, pero ahora se puede arrastrar texto entre ventanas. Solo algunas de las aplicaciones respaldan la función, pero pude subrayar una porción de un artículo de un colega en el navegador y arrastrarlo a un correo electrónico.


Un mini desktop de computadora

Puede transformar la principal pantalla de inicio de Android en un seudo desktop de computadora con una función que permite abrir versiones con ventanas pequeñas de aplicaciones selectas. Quizás no quiera que su mini aplicación de email esté abierta todo el día, pero es útil para información de referencia. En un viaje reciente, coloqué un pequeño mapa de Google que mostraba mi destino.

Aun no me entusiasma el lápiz óptico S Pen, a pesar de que es más preciso y más sensible a la presión que antes. Generalmente uso los lápices con los que nací para navegar por la pantalla ya que siempre están encendidos, y puedo teclear más rápido con mis dedos que escribir con una pluma. Sin embargo, nuevos trucos, como dejar “memos de acción” en la pantalla de inicio, o subrayar varias fotos arrastrando el lápiz a través de las mismas, atraerá a gente que prefiere escribir y dibujar.

Lo decepcionante es que los trucos del Note 4 están disfrazados por una experiencia de usuario que solamente puedo calificar de fea. El verde fluorescente y azulado, esos íconos brillantes y burdos: todo esto hace que sea difícil mirar al teléfono. Y esto es antes de explorar las aplicaciones de terceros y objetos promocionales que a Samsung le encanta precargar. A pesar del procesador de cuatro núcleos, experimenté disminuciones de velocidad esporádicas, tartamudeo en algunas aplicaciones y demasiados de los mensajes de “Esta aplicación ha parado”. La culpa es del software innecesario (bloatware).

Me gustaría que Samsung no estuviera nadando corriente en la actual tendencia de fabricantes de Android que se esfuerzan por crear diseños pulidos y despejados. El nuevo Moto X utiliza una versión bonita de Android, y el nuevo Nexus 6 de Google, también creado por Motorola, tendrá la próxima versión de Android, y una pantalla incluso más grande que el Note 4. Mientras tanto, iOS sigue el más pulido.

Sin embargo, ningún otro fabricante de teléfonos puede presentar una versión tan clara de porqué el futuro será escrito en estos híbridos de smartphones y tabletas. Quizás no cumpla con mis altos estándares estéticos, en cuanto al software, pero hacer varias tareas a la vez en esa gran pantalla preciosa hace que el Note se sienta más productivo y poderoso que cualquier otro tablefóno disponible. Incluso el iPhone 6 Plus. Este es el mejor teléfono que he visto de Samsung en mucho tiempo, quizás en la historia.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New