Check the new version here

Popular channels

El horizonte de la vida

Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
Romanos 8:38-39

El horizonte de la vida

Cuanto más avanzamos en edad, el futuro se acerca más al presente. Para los jóvenes, el futuro parece el final de un camino que va hacia el infinito. Con el tiempo los límites se van haciendo más concretos. Al final de la vida, el futuro roza con el presente, y el final del recorrido se dibuja en el horizonte. ¿Cómo sobrevendrá ese fin? ¿Y qué hay después de la muerte?
La Biblia nos dice que después de la muerte viene el juicio (Hebreos 9:27). Es una realidad a la que todos tenemos que enfrentarnos. ¡Es inútil tratar de negarla! ¿Cómo voy a encontrarme con el Dios justo y santo? ¿Cargado con mis pecados? Incluso en este punto la Biblia da una respuesta, la única respuesta. Puedo tener un encuentro con Dios plenamente seguro porque confío en Jesús quien, cargado con mis pecados, sufrió por mí todo el horror de la muerte en la cruz. Y sé que no se quedó en la tumba, pues resucitó y vive eternamente. Para todos los que confían en él, ahora abre un maravilloso futuro más allá de la muerte.
Un cristiano muy anciano decía: «Lo que me protege es el amor de Dios; lo experimenté en el pasado. Me dio su perdón y me levantó en mis caídas. Este amor me sostiene día tras día en medio de las dificultades relacionadas con mi edad. Sé que me llevará hasta la vida eterna. Sí, Dios se ocupó de mi pasado, se ocupa de mi presente y se ocupará de mi futuro».
0
0
0
0
0No comments yet