Check the new version here

Popular channels

El insólito diálogo del juez Griesa con el Citibank

El insólito diálogo del juez Griesa con el Citibank: "¿Mi memoria está mal?"

El magistrado neoyorkino mostró una memoria frágil en el intercambio que mantuvo con Karen Wagner, en el que dio a entender que levantará la prohibición de pago vigente. El Citi le pidió ayer un "stay" para que el 30 se le permita pagar los intereses.



Para el juez Thomas Griesa, "los bonos emitidos en Argentina, pagaderos en Argentina y sujetos a la ley argentina, son diferentes a los bonos sujetos a la orden del 23 de febrero". Con esas palabras le adelantó al Citibank la idea con la que llegará a la próxima audiencia en el conflicto entre Argentina y los fondos buitre, que se realizará en Nueva York el próximo 26 de septiembre.

El viernes, el magistrado y la abogada del Citi, Karen Wagner, mantuvieron una reunión con motivo de la preocupación que el banco tiene en la previa del próximo vencimiento de deuda (30 de septiembre).

A lo largo de las siete páginas de la transcripción –a la que accedió Tiempo Argentino– se destacan varias contradicciones y confusiones. A continuación, un fragmento de la conversación:

Wagner: –Usted emitió una orden primero, su Señoría, que decía que el fallo no se aplicaba al Citibank. Después emitió otra orden al final de julio que decía que sólo se permitía un pago por una vez, y esa es la que apelamos.

Griesa: –¿De qué tema surgía la apelación?

–La cuestión en la apelación era si la orden que decía que el pago podía ser por única vez, si... me refiero, la corte decidió que era una solicitud de aclaración en lugar de una solicitud de modificación.

–¿Cuál era la apelación? Usted apeló, ¿cierto?

–Apelamos sobre la misma motivación que elevamos ante usted su Señoría, que creemos que su orden no se debería aplicar a nosotros.

–¿La orden del 23 de febrero?

–Correcto.

–¿Esa fue su motivación para apelar?

–(…) Su señoría estuvo de acuerdo con nosotros al principio, pero después emitió una orden diciendo que la exclusión sería efectiva sólo para un pago y después de eso la orden empezaría a aplicarse a nosotros. Apelamos porque creemos que el fallo no se debe aplicar a nosotros.

–Usted se refiere al fallo del 23 de febrero.

–La orden del 23 de febrero, sí.

–¿No hubo un problema similar en 2013, o mi memoria está mal?

–En 2013 pedimos clarificación del fallo del 23 de febrero, pero su Señoría se abstuvo de pronuciarse en ese momento porque la decisión estaba en apelación.

–Entonces yo no emití ningún fallo en absoluto...

–No, en ese momento no, su Señoría.

–En 2013.

–Correcto, su Señoría.

–¿Y ustedes volvieron este verano o fue otra de las partes?

–Fuimos nosotros. Volvimos en mayo porque la Corte Suprema declinó el pedido de revisión y la cautelar sobre la orden fue levantada.

–¿La cautelar de qué orden?

–La cautelar de la orden del 23 de febrero.

Wagner –acompañada por su colega James Ker– le contó al juez que estaba preparándose para pedirle formalmente un permiso para cursar el depósito que va a realizar Argentina, iniciativa que confirmó ayer con un pedido de "stay" (amparo).

Frente a este pedido, Griesa adelantó su decisión de realizar la audiencia y planteó su visión, que resulta contradictoria con las últimas órdenes emitidas por él mismo. A pesar de que en un principio había afirmado que los papeles gobernados por ley argentina quedaban afuera de los potenciales embargos, a finales de julio dio marcha atrás, eliminó la autorización general y permitó un pago por única vez de los títulos que son cursados por el Citibank.

Ahora, parece haber vuelto a cambiar su evaluación del caso al subrayar que entiende que los títulos pagaderos en Argentina son diferentes a los atados a su fallo. Tal fue el énfasis que puso en la idea de que los bonos bajo ley local no son alcanzados por su sentencia de febrero de 2012, que lo repitió tres veces a lo largo del breve e insólito diálogo que mantuvo con Wagner luego del rechazo de la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito en Nueva York, el pasado viernes. El intercambio revela una marcada dificultad del juez neoyorquino para seguir los detalles del enfrentamiento entre Argentina y los holdouts.
0
0
0
0
0No comments yet