Canales populares

El invento que podría terminar con Corea del Norte







El invento que podría terminar con Corea del Norte






"LA VERDAD ES UN ARMA INCREÍBLEMENTE PELIGROSA ..."



Una organización de derechos humanos está tratando de influenciar a las personas que viven en una de las sociedades más cerradas del mundo, con tan sólo una memoria USB.


A principios de este año, la Fundación de Derechos Humanos lanzó "Flash Drives for Freedom" con el objetivo de cambiar el sistema totalitario de Corea del Norte a una sociedad más libre y abierta, ofreciendo información y educación, en lugar de depender de la diplomacia o la acción militar.







Aproximadamente 10.000 USB con contenido "subversivo" serán entregadas al país a finales de este año. "La verdad es un arma increíblemente peligrosa", dijo a Business Insider Alex Gladstein, director de estrategia de la Fundación de Derechos Humanos.


¿Podría una humilde memoria USB causar serios problemas para Corea del Norte?











A menudo llamado el "Reino de los Ermitaños", Corea del Norte es una de las sociedades más cerradas del planeta.







En la foto: Los soldados norcoreanos están de guardia en el río Yalu cerca de la ciudad de Hyesan frente a la frontera china, el 21 de septiembre de 2014.








Sus 24 millones de ciudadanos viven bajo el control del dictador Kim Jong Un y sus innumerables leyes que regulan todo, desde los cortes de cabello y el vestido, hasta el uso de la electrónica.











Los norcoreanos no deben tener electrónicos "no aprobados" como reproductores de DVD portátiles, pero muchos los obtienen de todos modos en el mercado negro.







Además de reproducir DVDs, muchos aparatos pueden leer USB o discos duros externos.







Tener un aparato de estos es un gran riesgo, si te descubre, podrías ser enviado a uno de los muchos campos de prisioneros de Corea del Norte, a menudo descritos como un "gulag moderno".











A medida que los reproductores de DVD portátiles se han vuelto más populares en el Norte, organizaciones activistas de fuera del país se han dado cuenta de que podrían ser el caballo de Troya perfecto para contrarrestar la propaganda que es constantemente entregada por el régimen.







En la foto: La capital de Corea del Norte, Pyongyang.







Dado que ya no tiene un sistema de distribución pública respaldado por el apoyo de la Unión Soviética, Corea del Norte ha visto crecer su mercado negro en el que se pueden encontrar desde de ropa y cigarrillos, hasta electrónica.







"Para intentar detener estos cambios, el régimen ha intensificado su guerra contra la información externa, tanto cuidando sus fronteras, como aumentando su propaganda en el país y en el extranjero", dijo Gladstein.







Eso incluye un reciente anuncio de la creación de su propio dispositivo similar a Netflix, una caja de propaganda para el hogar.







Netflix no está involucrado de ninguna manera.







Pero ese movimiento puede ser demasiado pequeño. HRF ha recogido decenas de miles de USB donadas, que borra y luego carga con contenido para contrarrestar la narrativa del régimen.








Aunque el contenido no es explícito es evidente que critican lo feo del país y a su mal gobierno.







HRF y sus socios surcoreanos cargan las unidades con contenido que tiene mensajes más suaves.







Un programa de televisión del Sur, por ejemplo, es una manera sutil de convencer a los ciudadanos adoctrinados que sus vecinos son personas normales que tienen abundantes alimentos y una economía en crecimiento.







Sería menos eficaz “si simplemente ven que 'Kim Jong-un es el diablo'", dijo Ellen Eoff, especialista en desarrollo de HRF. "Es mucho más subversivo mostrar a los surcoreanos que tienen agua corriente".







En la foto: La 2015 City Slide Festa, en Seúl, Corea del Sur.







HRF permite a sus socios surcoreanos, ayudados por desertores, averiguar qué colocar en las unidades.


Eso a menudo incluye las telenovelas de Corea del Sur, los artículos de Wikipedia y las películas de Bollywood y Hollywood.







Gladstein mencionó la película "The Hunger Games" como un ejemplo.







Algunas unidades incluso incluyen imágenes de los ajetreados aeropuertos de Corea del Sur.







"Eso es alucinante para ellos", dijo Eoff.







Una vez que el grupo tiene suficiente información, carga las unidades USB.







HRF ha enviado lotes de 500 a 1.000 a la vez a sus socios.







El grupo ha utilizado hasta globos para sus entregas.











Aunque últimamente ha estado usando drones, como explicó Gladstein.











En cambio, los drones teledirigidos son piloteados remotamente desde Corea del Sur a lugares en el Norte donde alguien dentro del país los recogerá y ayudará a distribuirlos.







Entonces vuelve, listo para volar otro día a otro destino.







"Algunos de nuestros socios tienen contactos que toman las unidades y las dispersan por el suelo de las ciudades y pueblos", dijo Gladstein.








"Entonces, en las horas de la madrugada, los niños de la calle recogen las USB y las venden con fines de lucro porque son valiosas"







Gladstein dice que los desertores y los periodistas occidentales que visitan el país están viendo cada vez más cambios.







"Casi todos los desertores y refugiados norcoreanos que hemos conocido tuvieron a la mano información del extranjero mientras vivían en Corea del Norte", dijo. "Lo que también sabemos es que los norcoreanos están usando cada vez más ropa occidental o surcoreana o hablando en dialectos surcoreanos.







El trabajo de la HRF ha enfurecido al régimen norcoreano.







"Ellos amenazaron con bombardear nuestro edificio", dijo Eoff.







Estas amenazas no han disuadido al grupo de su misión.







"El cambio vendrá", dijo Gladstein.


"El año pasado HRF realizó una encuesta entre los principales grupos cívicos desertores de Corea del Norte, con sede en Seúl, y dijo que el régimen caería entre 2017 y 2020".
















Muchas gracias por tu visita.








0No hay comentarios