Check the new version here

Popular channels

El libro mas extraño de la historia, el Codex Seraphinianus



Máquinas que parecen salidas de una película de ciencia ficción, criaturas perturbadoras, frutas que sangran… Hablamos del Codex Seraphinianus, el libro más extraño de la historia jamás publicado. Supuestamente se trata de un compendio, una enciclopedia de datos, costumbres e historias, pero a diferencia de las enciclopedias, es algo más que un simple y aburrido recopilatorio de información. En sus 360 páginas el Codex Seraphinianus alberga todo tipo de extrañas ilustraciones y textos sin sentido que parecen salidos de un mundo de fantasía.


El Codex Seraphinianus fue escrito e ilustrado por el artista italiano, arquitecto y diseñador industrial Luigi Serafini, entre 1976 y 1978. Está dividido en varios capítulos y cada capítulo, aparentemente, está dedicado a un tema enciclopédico: la flora, la fauna y las ciencias, incluyendo leyes físicas y químicas. También se exploran conceptos de la vida diaria, como la comida, las costumbres o incluso algunos juegos. Todo ello representado por criaturas místicas y extrañas figuras de colores brillantes muy ricas en detalles.



Las ilustraciones parecen parodias surrealistas de todo lo que nos rodea: Los primeros capítulos ilustran una flora con árboles que se desprenden de la tierra y se lanzan a un lago a nadar, una fruta sangrando, una planta que crece en forma de silla, raíces de las que parecen salir escaleras, plantas bulbosas y hojas con filigranas. Y que decir de la fauna: cérvidos que se reproducen en macetas, peces que (medio sumergidos en el agua) parecen ojos con cejas arqueadas…



Tras describir las plantas, los animales y los fenómenos físicos de su extravagante mundo, Serafini comienza a describir la vida de una civilización parecida a la humana y detalla aspectos de su vestimenta, costumbres, viviendas, tecnología etc. Una pareja que hace el amor y se transforma en un caimán, extrañas máquinas cuya función es un misterio…



Y el texto del libro no nos aclara mucho. No está escrito en ningún idioma conocido, y ha sido objeto de estudio de multitud de lingüistas. Sin embargo tenemos algunas pistas:

Lo que parece claro es que este idioma ficticio sigue algunas de las reglas de la escritura occidental, es decir, líneas que se leen de izquierda a derecha, con letras mayúsculas que también sirven como números. Algunas letras que sólo pueden ser usadas al principio o al final de una palabra, una característica propia de lenguas semíticas (propias de Oriente Medio y el norte de África).



El sistema numérico utilizado para la numeración de las páginas se ha descifrado (aparentemente de forma independiente) por Allan C. Wechsler y el lingüista búlgaro Ivan Derzhanski, entre otros. Es una variación de la base 21, un sistema numérico compuesto por 21 símbolos (a diferencia del sistema decimal que tiene 10: 0-1-2-3-4-5-6-7-8-9).

En una charla en la Sociedad de Bibliófilos de la Universidad de Oxford celebrada el 12 de mayo de 2009, Serafini declaró que no hay significado oculto detrás de la escritura del Codex Seraphinianus, que su propia experiencia en la escritura era muy similar a la automática, y que pretendía transmitir a los adultos la misma emoción que sienten los niños que no saben leer cuando se encuentran ante un libro.



¿El resultado? una historia que transcurre en un universo paralelo en el que las reglas son muy diferentes a las nuestras:















Hasta la proxima n_n
0
0
0
0
0No comments yet