Canales populares

El melli Guillermo Barros Schelotto.

Guillermo Barros Schelotto



Nombre completo: Guillermo Barros Schelotto.
Apodo: Mellizo, Guille, Chapita.
Fecha de nacimiento: 4 de mayo de 1973.
Lugar de nacimiento: La Plata, Argentina.
Nacionalidad: argentino.
Club actual: Columbus Crew.
Posición: Delantero.
Altura: 1,72 metros.
Año del debut: 1991.
Club del debut: Gimnasia (LP).
Goles 79.
PJ 231.
Goles a River 4.
Títulos 10.

Guillermo Barros Schelotto (La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina, 4 de mayo de 1973), futbolista argentino. Juega de delantero y su actual equipo es Columbus Crew de la Major League Soccer de Estados Unidos.


Sus comienzos.

Guillermo comenzó desde muy pequeño en un club platense y saltó al fútbol grande en la cantera de Gimnasia y Esgrima La Plata. Sus primeras armas en el deporte las adquirió en los patios del colegio Sagrado Corazón de Jesús de La Plata, del cual también tiene procedencia su amigo y compañero Martín Palermo.

Su carrera en Gimnasia de la Plata.



Su debut en primera división fue el 6 de octubre de 1991 ingresando en el segundo tiempo, en la victoria de Gimnasia 3 a 2 sobre Independiente Fue titular por primera vez el 27 de octubre de ese mismo año, en la derrota de su equipo 0 – 2 contra San Lorenzo de Almagro.Su juego habil y vertiginoso sumado a una mas que aceptable cuota goleadora hicieron que prontamente se destacara en un equipo que comenzaba a pelear por cosas importantes. Con su hermano mellizo Gustavo compartia un caracter discolo que los llevo a no pocos roces con rivales y arbitros. En seis temporadas con el equipo platense consiguio la Copa Centenario de 1993 y araño el titulo en los Clausura de 1995 y 1996 consiguiendo sendos subcampeonatos.

El pase a Boca.



En 1996 fue tentado junto a su hermano Gustavo a jugar para River Plate, pero la negativa del referente del equipo Enzo Francescoli les cerró las puertas. A mediados de 1997 Boca Juniors se interesó por su pase. Fue así que los hermanos Barros Schelotto llegaron al Club de la Ribera junto con un viejo rival: Martín Palermo. Todos ellos habían sido pedidos insistentemente por Diego Armando Maradona, que jugaba sus últimos partidos en el Club antes de retirarse en octubre de ese año.

Los primeros tiempos en Boca los vivió desde el banco de suplentes, postergado por Claudio Caniggia. Pero aún entrando en los segundos tiempos tuvo actuaciones destacadas, marcando incluso en su debut frente a Newell's Old Boys.

Con la llegada de Carlos Bianchi a la dirección técnica del Club, Guillermo se hizo dueño exclusivo de la camiseta 7 (que mantuvo hasta 2007) y formó una efectiva dupla con Martín Palermo que contribuyó a la obtención de la doble corona en la temporada 1998-99. Su participación en los logros internacionales de 2000 y 2001 fue algo menor debido a una serie de lesiones que le quitaron continuidad. En 2003 volvió a destacar en la Copa Libertadores, con una recordada actuación frente a Paysandú en Belém pero el segundo semestre volvió a sufrir problemas físicos, y solamente pudo completar 46 minutos en la victoria por penales frente al Milan por la Copa Intercontinental (fue reemplazado por Carlos Tévez).

Luego de la segunda ida de Bianchi, a mediados de 2004, la participación de Guillermo en el primer equipo fue disminuyendo gradualmente. Con la llegada de Alfio Basile se vio relegado al banco de suplentes. Llegó a quedarse fuera de la convocatoria en varios encuentros, incluyendo un Superclásico y hasta a jugar en Reserva para no perder ritmo de competencia. Pese a ello logró destacarse en algunos de sus esporádicos ingresos y mantuvo intacto el cariño de la gente. Hasta el momento en que pasó al Columbus Crew, marcó en el club de la Ribera 86 goles.



En el Superclásico




Una de las bases de la idolatría que le dispensa el público Xeneize es su participación en los Superclásicos. Si bien en sus primeros años no marcó mucho frente a River Plate, ni tampoco pudo destacarse nunca jugando en el Monumental, sus picantes duelos con jugadores y cuerpo técnico rivales trascienden el campo de juego. El siguiente es el listado de sus actuaciones más destacadas:

* Torneo Clausura 2000: Convierte su primer gol en un Superclasico, fue en La Bombonera y el partido salió 1 a 1.
* Torneo Clausura 2001: Ingresa en los ultimos diez minutos, ya el partido estaba 2-0 a favor de Boca, le cometen un penal y convierte el 3-0.
* Torneo Clausura 2003: Convierte dos goles en el segundo tiempo para un 0-2 en La Bombonera.
* Copa Libertadores 2004 (vuelta de la ronda semifinal): provoca la expulsión de Rubens Sambueza para emparejar numéricamente el partido, además de la expulsión de parte del cuerpo tecnico de River. Boca vence en los penales.
* Torneo Clausura 2005 : Convierte el 1-0 de la tarde en que Boca ganaría más tarde 2-1 con gol de Marcelo Delgado.
* Torneo Clausura 2006: ingresa en los últimos quince minutos. Provoca la expulsión de Cristian Tula y un penal sancionado a Julio César Cáceres que Martín Palermo convierte para igualar el partido 1-1.


Sus récords




A junio de 2007 ostenta las siguientes marcas:

* Máximo anotador del Club en la Copa Libertadores de América
* Segundo Máximo goleador Internacional del Club Boca Juniors, 25 tantos, detrás de Martín Palermo (26).
* Máximo campeón Xeneize: 16 títulos.
* Máximo campeón Argentino: 18 títulos, lo sigue Oscar Ruggeri. con 16.
* Mejor jugador del mes de Julio/07 en la MLS.



El pase a Columbus Crew




El 19 de Abril se anunció la rescisión de su contrato con Boca Juniors para firmar con el Columbus Crew de la Major League Soccer de los Estados Unidos hasta diciembre de 2007.

Selección nacional

Barros Schelotto ha sido internacional con la Selección Argentina Con la que obtuvo a los 21 años la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1995 Sub 23 disputados en Mar del Plata (Argentina) bajo la conducción de Daniel Pasarella. Su primer convocatoria a la selección mayor fue durante las Eliminatorias para el Mundial 1998. Disputó varios encuentros amistosos y la Copa América 1999 pero nunca logró continuidad en el equipo nacional. Actualmente es considerado el icono de Boca Juniors.

Campeonatos nacionales

Copa Centenario / Gimnasia Plata /Argentina / 1993
Torneo Apertura / Boca Juniors / Argentina / 1998
Torneo Clausura / Boca Juniors / Argentina / 1999
Torneo Apertura / Boca Juniors / Argentina / 2000
Torneo Apertura / Boca Juniors / Argentina / 2003
Torneo Apertura / Boca Juniors / Argentina / 2005
Torneo Clausura / Boca Juniors / Argentina / 2006


Copas internacionales

Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos / Selección Argentina sub-23 / Argentina / 1995
Copa Libertadores / Boca Juniors / Argentina / 2000
Copa Intercontinental / Boca Juniors / Argentina / 2000
Copa Libertadores / Boca Juniors / Argentina / 2001
Copa Libertadores / Boca Juniors / Argentina / 2003
Copa Intercontinental / Boca Juniors / Argentina / 2003
Copa Sudamericana / Boca Juniors / Argentina / 2004
Recopa Sudamericana / Boca Juniors / Argentina / 2005
Copa Sudamericana / Boca Juniors / Argentina / 2005
Recopa Sudamericana / Boca Juniors / Argentina / 2006
Copa Libertadores / Boca Juniors / Argentina / 2007



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Dt0nRTRsgrQ

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=JSTaU6woBkg

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=dSjMIjdx36o

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=79CdnnA71pg


Entrevista a GUILLERMO BARROS SCHELOTTO
16/03/2007
FUENTE: OLE.COM.AR


No tenía más de 13 años Guillermo cuando, cansado de los cuestionamientos de su técnico de Novena por el físico esmirriado, y más cansado aun de mirar los partidos desde el banco o de ni siquiera ser convocado, encaró directamente al presidente de Gimnasia, Roberto Vicente, para pedirle el pase libre y poder irse a otro club a mostrar todo lo que tenía en sus botines. Pasó el tiempo, más de 20 años, y el final de su etapa en Boca se parece mucho a aquel principio en La Plata. No le hará falta encarar al presidente, Mauricio Macri en este caso, porque su contrato termina en apenas tres meses y el ídolo está dispuesto a esperar hasta el último día sin precipitar los tiempos, abrigando la esperanza de que en algún momento el equipo lo necesite o que las cosas, siempre vertiginosas en el mundo Boca, se acomoden. Pero, si no hay retorno como parece, esta vez, a diferencia de aquel planteo preadolescente que terminó en nada porque hubo cambio de técnico y enseguida empezó a jugar sin parar hasta el debut en Primera, el Melli sí se marchará para intentar demostrar que todavía le queda un rato de fútbol. ¿Retiro? No todavía: el orgullo está intacto. Y en el teléfono tiene varias ofertas (Estados Unidos, México y hasta se mencionó San Lorenzo) de clubes que lo quieren tener a partir de que a mitad de año clausure sus diez años de amor con Boca.

Guille, no era para menos, paseó su mueca triste durante toda su estadía en México, acompañó a desgano a sus compañeros en el calentamiento, recibió la caricia de los hinchas con el clásico "Guilleeermo, Guilleeermo" cada vez que salió y entró al campo de juego y fue de los primeros en dejar el vestuario y el último en subirse al micro para acomodarse en el último asiento contra la ventanilla derecha. Antes, descargando la bronca con ampulosas mordidas a un chicle, y tal vez así evitando convertirla en palabras más estridentes, contó lo que pudo y como pudo sobre este momento tan especial...

—¿Con qué sensación te vas de México?

—Con la idea de que se perdió y se dejó pasar una buena oportunidad para sacar un buen resultado y jugar más tranquilos en Buenos Aires. Ahora el jueves estamos obligados a ganar.

—¿De tu situación personal no querés hablar?

—No. Bueno, yo tenía ganas de jugar, estaba ilusionado, pero el técnico se decidió por otro. Esperaré poder jugar el domingo, o el jueves, o el otro domingo, o el otro domingo, o el otro domingo...

—¿Esa chance la esperás con paciencia o fastidio?

—La espero con ganas y preparándome para el día que me toque jugar, poder hacerlo bien.

—Mirá si te toca jugar contra Gimnasia...

—Y, es una posibilidad.

—¿Es lógico que con Toluca no hayas entrado?

—Cada uno tendrá su opinión. Acá el técnico se decidió por hacer otros cambios y punto.

—¿A cuánto estás de explotar?

—No. No sé... Yo veo que las posibilidades de jugar son cada vez menos, así que.... Tengo bien en claro qué es lo que voy a hacer el 1° de julio.

—Querés decir que si no jugás hasta el 1° de julio, ¿te vas?

—No, tengo bien en claro qué voy a hacer el 1° de julio. Mientras tanto me voy a preparar y me voy a entrenar para jugar.

—¿Eso quiere decir que te vas de Boca?

—No. Quiere decir que tengo bien claro lo que voy a hacer a partir del 1° de julio. Nada más.

—¿Y qué vas a hacer?

—Nada, el 1° de julio ya van a ver. Falta tanto...

—¿En este momento te sentís con menos chances que con Basile?

—Ehhh.... Y por cómo se dieron las cosas... Como se dieron los últimos encuentros en los que entré, sí...

Después del viaje tremendo, del cansancio por jugar con diez, de la derrota, la Bombonera parece el lugar ideal para que Guillermo se reencuentre, titular, con una hinchada que casi casi lo exigirá como redentor. ¿Le dará lugar o seguirá Marioni? El Melli no pierde la fe, mide sus palabras, no quiere crear mal clima. Espera y espera. Pero el final no aparece lejos.


VOLVE CUANDO QUIERAS



fuente: http://www.onceinicial.com/noticia387_entrevista_a_GUILLERMO_BARROS_SCHELOTTO.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Barros_Schelotto
0
0
0
0No hay comentarios