Check the new version here

Popular channels

El Mito del Lápiz Espacial Ruso

Quién no ha escuchado alguna vez, casi siempre tomando un café vaya usted a saber porqué, la historia que sigue: "Cuando la NASA comenzó con sus proyectos de vuelos espaciales se encontraron con un problema, los bolígrafos convencionales usaban la gravedad para escribir, así que eran inútiles en el espacio exterior.

¿Qué es lo que hicieron entonces? pues fácil, se gastaron millones de dólares en desarrollar un bolígrafo que fuera capaz de escribir en gravedad cero. Los rusos mientras tanto decidieron usar un lápiz".



A ese lápiz le llaman popularmente "la solución soviética" y está disponible para su venta por 1,7 eurillos de nada y en la página web de la película El Cosmonauta por 2 euros (el sobreprecio está justificado por el apoyo al proyecto así que no me seáis quisquillosos).



Hay que reconocer que la historia mola, tiene gancho y cuando la cuentas la gente se queda un tanto asombrada. Básicamente esta corta historia tiene 2 efectos que la hacen tan popular, el primero es que la lógica de la “solución soviética” suele pillar por sorpresa siempre al interlocutor y la segunda es que ya de paso se pone en ridículo a los norteamericanos.

El único problema que tiene esta historia es que es falsa y fe de ellos da las explicaciones que dio la propia NASA y la cual os paso a transcribir para aquellos que no sepan inglés:

Según cuenta la propia NASA en su artículo los primeros astronautas de la agencia usaban lápices (al igual que los rusos) pero en 1965 para el proyecto Gemini decidieron gastarse unos 3.000 euros de la época en 34 bolígrafos especiales diseñados por una empresa de Houston llamada Tycam Engineering Manufacturing, es decir, aproximadamente unos 88 euros por bolígrafo.

Este gasto provocó fuertes críticas a la NASA así que la agencia decidió dar marcha atrás y equipó de nuevo a sus astronautas con lápices, lápices de cera (menos peligrosos ya que no eran inflamables ni producían polvo de grafito) o pizarras plásticas.



Con los años un empresario e inventor llamado Paul C. Fisher vio el nicho de mercado y se gastó más o menos un millón de dólares según sus propias palabras en desarrollar y patentar el superbolígrafo AG7 el cual era capaz de escribir en gravedad cero y a temperaturas extremas.

El boli como podéis ver en el siguiente esquema era muy original, consistía básicamente en un bolígrafo más o menos normal en el que la tinta estaba presurizada con nitrógeno a mas o menos 2 atmósferas y media.



Con su bolígrafo en la mano el bueno de Fisher se presentó en 1965 en la NASA para vender su producto, pero estos no estaban para bromas después de lo que les había pasado anteriormente así que decidieron no comprarlo.

No obstante la inversión de Fisher no fue en balde, con motivo del proyecto Apollo la NASA decidió darle una oportunidad a su producto y compraron 400 de estos bolígrafos al precio de unos 4 euros por unidad. La Unión Soviética no quiso quedarse atrás para su Soyuz y compraron también 100 de estos bolígrafos mas 1.000 recargas de tinta. Así que de “solución soviética” para nada…



Según cuenta la propia NASA ambas agencias espaciales siguen usando los bolígrafos de Fisher para sus misiones espaciales a día de hoy, el cual puede ser adquirido en la tienda online de Fisher, a 34 euros. Por cierto, no penséis que Fisher os va a hacer el mismo precio que a la NASA aunque le apreteis.

Seguro que nos llevaríamos una sorpresa sobre cuántos bolígrafos espaciales ha vendido Fisher a la NASA y cuantos ha vendido a particulares a lo largo y ancho del globo.

Me da a mi que a Fisher al final le han salido las cuentas bastante bien aprovechando el tirón de la publicidad que le dio primero la NASA, segundo la agencia espacial soviética y tercero la famosa leyenda urbana del bolígrafo espacial, de hecho no me extrañaría que incluso la leyenda urbana fuera una invención del propio Fisher para que se hablase de su producto, al fin y al cabo ¿quién iba a hablar de los bolis que se usan en el espacio si no existiese la consabida leyenda urbana? ¿Acaso habéis escuchado hablar alguna vez sobre las gafas o relojes que se usan en el espacio? Lo dicho, un máquina de los negocios este Fisher.



Fuente: http://www.rusadas.com
0
0
0
1
0No comments yet