Check the new version here

Popular channels

El monopolio en la tv por cable

EL MONOPOLIO EN LA TV POR CABLE

El Gran Acuerdo 2007

Ganar la elección es la ambición de los Kirchner. Conseguir su objetivo de reinar en el negocio de la TV paga es la ambición de Grupo Clarín. El problema ocurre cuando, para satisfacer los caprichos, se violan las leyes, se revuelca la escasa legitimidad que permanece en una sociedad en crisis.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (edición i). 1. Grupo Clarín representa una corporación en sí mismo, que disputa el poder en la Argentina. Desde hace tiempo, Grupo Clarín apostó a la TV paga para resolver dificultades financieras que arrastró durante los años ’90 y consolidar el proyecto empresario.

2. Grupo Clarín dejó de ser ‘sólo el diario Clarín’ gracias al Proceso de Reorganización Nacional, que lo asoció al Estado Nacional, a S.A. La Nación y, por entonces, al vespertino La Razón, que los Peralta Ramos y Lauro Laiño administraban para el Comando en Jefe del Ejército, en la fábrica de papel de diario Papel Prensa, una idea de la familia Civita, de Editorial Abril. Cuando los Civita se marcharon, amenazados por Emilio Massera y sus secuaces, el proyecto pasó a David Graiver, y cuando sus bienes pasaron a manos de la Conarepa (Comisión Nacional de Responsabilidad Patrimonial), el Estado decidió concretarlo eligiendo algunos socios privados a quienes financió el ex Banco Nacional de Desarrollo (Banade). Antes de que terminara el gobierno cívico-militar de los años ’70, Grupo Clarín lograría participar de la creación de la agencia de informaciones Diarios y Noticias (DyN). Papel Prensa fue la divisoria de aguas entre los asociados a DyN y los que permanecieron en Noticias Argentinas.

3. Papel Prensa permitió la consolidación vertical de la división Gráfica de Arte Gráfico Editorial Argentino (AGEA), y un formidable mecanismo de presión sobre el resto de los diarios locales, en especial en tiempos de sobrevaluación del tipo de cambio. Papel Prensa también resultó una palanca financiera cuando ocurrieron dificultades en los negocios de Clarín o de La Nación. En cambio, Clarín consiguió apropiarse de las acciones de La Razón en Papel Prensa, convirtiéndose en el accionista de referencia. La maniobra por la que se quedó, en días de Raúl Alfonsín, con las acciones de La Razón en Papel Prensa fue motivo de denuncias, polémica e investigaciones.

4. Luego de Papel Prensa, AGEA avanzó sobre las frecuencias AM 790 y FM 99,9, que vendió un consorcio liderado por el productor Julio Moyano. Sin embargo, por la Ley de Radiodifusión vigente, las editoriales no podían controlar medios electrónicos y Grupo Clarín debió esperar hasta el arribo de Carlos Menem para legitimar la transferencia.

5. No fue la única contribución de Carlos Menem al crecimiento de Grupo Clarín. El paso siguiente fue adjudicarle la concesión del Canal 13, descartando las ofertas de Goar Mestre/Franco Macri y de Julio Ramos/Ramón Ortega. Más adelante, Menem autorizó la transferencia de Video Cable Privado, de Raúl Naya, a Grupo Clarín, que lo rebautizó como Multicanal. Menem también aceptó el cambio en la propiedad del control de numerosos multi-system operators (MSO) que pasaron a integrar la red Multicanal. Menem también le concedió a Grupo Clarín, a través de German Kammerath, secretario de Comunicaciones, las dos frecuencias de la telefonía móvil en el interior, empresa que se llamó CTI Móvil (Compañía de Teléfonos del Interior). Clarín fracasó en ese negocio que hoy día es de América Móviles, de Carlos Slim Helú. Menem también autorizó numerosas frecuencias de radiodifusión para Grupo Clarín y le concedió los permisos necesarios a Galaxy Entertainment Argentina, que controlaba Grupo Clarín, para iniciar las transmisiones de DirecTV. Grupo Clarín terminó vendiendo su control de GEA a Galaxy Entertainment Latin America, de Gustavo Cisneros.


La candidata Cristina Fernández de Kirchner, quien planea un pacto con Grupo Clarín como forma de asegurar el buen desarrollo de su gobierno. La relación con Néstor Kirchner se ha caracterizado por ser pendular.


6. Grupo Clarín llegó con demora a la TV paga por cable, que controlaban Cablevisión, de Eduardo Eurnekian, y Video Cable Canal, de Samuel Liberman, pero articuló una herramienta poderosa para consolidar su presencia: en sociedad con Torneos y Competencias, que había organizado Carlos Ávila, logró un contrato monopólico de comercialización de los derechos de transmisión de los partidos que organiza la Asociación del Fútbol Argentino. Ávila era el titular, entre otros negocios de publicidad, de una agencia de publicidad que comercializaba los avisos agrupados de personal en el diario ‘Clarín’.

7. Durante los años ’90, y con la ayuda de Eduardo Bauzá, por entonces secretario general de la Presidencia, Grupo Clarín intentó quedarse, en varias oportunidades, con Cablevisión. Grupo Clarín le vendió participaciones accionarias en Multicanal a Citicorp Equity Investments Holding (CEI) y a Telefónica Internacional; con ambos terminaría enfrentándose. Es curioso pero también terminó enfrentado con su ex socio Vocento (ex Grupo Correo, de España) en la empresa Cimeco, que compró los diarios Los Andes, de Mendoza, y La Voz del Interior, de Córdoba. Grupo Clarín también terminó enfrentado a Grupo Uno en la sociedad conjunta Multicanal, la otra apuesta de Grupo Clarín a la TV paga, pero en el interior del país.

8. Desde 1994 que Grupo Clarín intentó abrir en dos ocasiones su capital en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y también cotizar en la pizarra de ADR (American Depositary Receipts), en el New York Stock Exchange, tal como se denomina a los certificados negociables que representan la propiedad de una o más acciones de una compañía extranjera, creados en 1927 para otorgarle al inversionista estadounidense la posibilidad de invertir en compañías extranjeras. Vaivenes en el mercado de capitales frustró en ambas ocasiones su proyecto. En el año 2007 hay un 3er. intento.

9. Al no haber telefonía móvil, que pudo haber sido el negocio más interesante de Grupo Clarín, la TV por cable es la actividad con mejores posibilidades de facturación. El banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs quedó ‘enganchado’ en el segundo intento de vender acciones. En esta oportunidad, también participa el fondo Fintech Advisory, con sede en Londres, Reino Unido, y el estado de Delaware, USA, quien financió la operación de salida de Liberty Global de Cablevisión, y el ingreso de Grupo Clarín. Para el modelo de negocios futuro de Grupo Clarín es imprescindible una colocación exitosa de las acciones, y para ello a su vez es imperioso mantener el monopolio del fútbol, impedir la TV sobre protocolo Internet que promueven las telefónicas (una convergencia multimediática que hoy se denomina Triple Play), y potenciar el negocio de pay-per-view o de TV paga.

10. En este esquema es clave que Multicanal pueda fusionarse con Cablevisión, acontecimiento que tiene dos obstáculos por superar: por un lado, la autorización del Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Defensa de la Competencia; por otra parte, superar las impugnaciones al acuerdo preventivo extrajudicial de Cablevisión, que fue la operatoria financiera que permitió la venta de Liberty Global y del fondo Hicks Muse a Fintech y a Grupo Clarín.

11. A fines de los años ’90, Grupo Clarín registró una grave situación financiera por la asfixia que provocaba su endeudamiento, apalancado en Obligaciones Negociables que emitió al no poder abrir su capital en Bolsa, en especial el de Multicanal, que es una forma más barata de conseguir capital líquido. Adolfo Rodríguez Saá afirma que el modelo que luego se llamaría ‘de pesificación asimétrica’ le fue presentado por primera vez por Héctor Magnetto, CEO de Grupo Clarín, en diciembre de 2001. Rodríguez Saá culpa a Grupo Clarín de haber estimulado, en parte, la crisis institucional que llevó a Eduardo Duhalde al poder. La ‘pesificación asimétrica’ fue una redistribución del dinero en depósitos bancarios a favor de grandes empresas deudoras en dólares en el mercado local.

12. Eduardo Duhalde aceptó promulgar una reforma a la Ley de Quiebras que impulsó Grupo Clarín para impedir que las empresas que incumplieran el pago de sus Obligaciones Negociables quedaran en poder de sus acreedores. El Fondo Monetario Internacional obligó a Duhalde a vetar esa legislación pero, entonces, Grupo Clarín avanzó con otra legislación, de resguardo del patrimonio cultural, que impedía que las empresas consideradas promotoras del patrimonio cultural (por ejemplo, medios de comunicación) pudieran ser controladas por extranjeros. En el ínterin, Grupo Clarín fracasó en un intento de que las petroleras aportaran recursos para crear un seguro de cambio para empresas deudoras.

13. Grupo Clarín estuvo entre las empresas que desarrollaron el acuerdo preventivo extrajudicial como una herramienta judicial que le permitiera a las empresas que incumplían sus Obligaciones Negociables, eludir el rigor del concurso preventivo de acreedores e iniciar una reestructuración “innovadora” de sus pasivos. Precisamente el acuerdo preventivo extrajudicial como una instancia que vulnera los derechos de las minorías y otros obligacionistas, recibió varias denuncias en sede judicial. En el caso específico de Cablevisión se afirmó que Liberty Global y empresas vinculadas cometieron varias irregularidades que viciaron el proceso.


Néstor Kirchner saluda al mexicano David Martínez, de Fintech. Observa Jorge Brito, presidente del Banco Macro Bansud S. A.


14. Grupo Clarín apoyó abiertamente a Eduardo Duhalde, con quien mantenía una estupenda relación desde los años ’90. Por los intereses de Papel Prensa, con planta industrial en la bonaerense San Pedro, Grupo Clarín mantiene un vínculo tradicional con los mandatarios de la mayor provincia argentina. Además, Clarín había decidido apoyar la fórmula Eduardo Duhalde-Domingo Cavallo para 1995, pero que se frustró porque Carlos Menem obtuvo la reforma constitucional y la posibilidad de un nuevo mandato. Grupo Clarín mantuvo una presión constante sobre Menem mientras conseguía que éste firmara sucesivas concesiones. El proyecto Frepaso y luego la Alianza UCR Frepaso fueron promovidas por Grupo Clarín como instancias antimenemistas. Cuando Duhalde llegó a la Presidencia, en el año 2002, Grupo Clarín lo apoyó en forma permanente. Luego, a Néstor Kirchner, Roberto Lavagna mediante, y obviamente para oponerse a Menem.

15. Nunca se entendió porqué Héctor Magnetto se oponía tan ferozmente a Carlos Menem pero mantenía una estrecha relación con Eduardo Bauzá y Eduardo Menem, además de José Roberto Dormí. El rol de Eduardo Bauzá como representante en el Ejecutivo Nacional, fue ocupado por Alberto Ángel Fernández desde el 25 de mayo de 2003. Fernández, inclusive, fue clave para convencer a David Martínez y su Fintech Advisory para que participara (y financiera) la ‘Operación Cablevisión’.

16. Grupo Clarín ha mantenido una relación pendular con Néstor Kirchner, en parte por la enfermedad que padece Héctor Magnetto, pero que hoy parece controlada. En cierto momento pareció que Kirchner iría al asalto de Grupo Clarín, lo que finalmente no ocurrió. Mucho se especuló con una disputa de poder entre la corporación Grupo Clarín y el líder de apetencias hegemónicas Kirchner. Mientras Kirchner gozó de niveles inéditos de popularidad, pareció que Kirchner prescindiría de Grupo Clarín para lograr la reelección, tal como hizo Menem en 1995.

17. El deterioro de la popularidad de Kirchner ha activado mecanismos de presión de Grupo Clarín y también una negociación para obtener el apoyo presidencial para sus objetivos empresarios a cambio de la elección de Cristina de Kirchner como nueva Presidenta.

18. Desde que se afirmó Cristina de Kirchner como heredera de Kirchner, es decir que se abandonó la idea de un 2do. período consecutivo de Néstor Kirchner en el poder, ganó espacio Alberto Fernández dentro del Gobierno Nacional. Si bien Grupo Clarín consiguió una convivencia con Julio De Vido, el adversario doméstico de Fernández, resulta evidente que Grupo Clarín difunde las consignas que pretende Fernández para Cristina de Kirchner, y que apuesta sobre seguro: Cristina de Kirchner en la Casa Rosada hasta 2011, y la fusión de Multicanal y Cablevisión cuanto antes: luego del 28 de octubre pero antes del 31 de diciembre.

19. En verdad, la mayor parte del empresariado de volumen comparte la idea de apostar a que Cristina de Kirchner represente “un cambio dentro del modelo”. O sea que promueva una serie de correcciones pero no traumáticas de la economía, que sin duda ha tenido hasta ahora una elevada rentabilidad para las grandes empresas como las de Grupo Clarín, que es vocero de esta linea de pensamiento alentada por Alberto Fernández.

20. El problema es el bochorno que promueve Grupo Clarín para alcanzar sus objetivos. Grupo Clarín ha protagonizado apropiaciones sistemáticas difíciles de explicar. Desde los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble (aprobada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, colegiado que ahora ha sido denunciado por ese hecho), pasando por la transferencia de las acciones de Papel Prensa de Graiver a la Conarepa y luego a Grupo Clarín y sus socios, a la apropiación de las acciones de La Razón en Papel Prensa, la pelea judicial y política con CEI Citicorp Holdings –núcleo de la batalla contra el ex banquero menemista Raúl Moneta-, el arrasamiento legal para conseguir cambios en la legislación sobre quiebras y concursos, acuerdos extrajudiciales, ‘defaulteo’ de Obligaciones Negociables, arribo de Eduardo Duhalde al poder, etc. Ahora, los acontecimientos en marcha en el fuero Comercial para lograr aprobar el irregular acuerdo preventivo extrajudicial de Cablevisión resultan un bochorno. No resisten análisis: la presión sobre la Fiscalía, el texto aprobado por los camaristas intervinientes, la destrucción de las garantías a los inversionistas.

21. Héctor Magnetto ha decidido concluir la operación financiera que siempre ambicionó, para cerrar su ciclo; y es sabido que no le queda mucho tiempo para ello por el deterioro de su salud; y aprovechándose de las necesidades de los Kirchner va en camino a lograrlo. Nada hay de reprochable en esto, excepto cuando se violan las leyes, se alteran los principios sobre los que se construyó una sociedad, en crisis pero que al fin de cuentas permanece. Es muy peligroso el juego de poder y negocios que hoy día rodea a la elección de Cristina de Kirchner y la consolidación de Grupo Clarín como operador monopólico de la TV paga.

Fuente:
http://web.edicioni.com/ver_articulo.php?id=53&pagina=1
http://web.edicioni.com/ver_articulo.php?id=53&pagina=2
http://web.edicioni.com/ver_articulo.php?id=53&pagina=3
0
0
0
0
0No comments yet