Check the new version here

Popular channels

El plano astral



El plano astral, a menudo designado como la cuarta dimensión, no ha sido creado fuera de los cuatro elementos, sino que es un grado de la densidad del principio akasha, consecuencia de
todo esto, el ahora, donde el mundo material se produjo, está actualmente ocurriendo, y ocurrirá, y tiene su origen, regulación y existencia. Como dije antes, akasha, en su forma más
sutil es el éter, bien conocido para todos nosotros, en el cual son propagadas, entre otras vibraciones, las eléctricas y las magnéticas. En consecuencia, esta esfera de vibración es el
origen de la luz, sonido, color, ritmo y vida en todas las cosas creadas, así en akasha está el origen de todas las cosas existentes, todo lo que fue producido, está siendo producido y será producido en el futuro está reflejado en el mismo. Por lo tanto, en el plano astral para ser visto hay una emanación del eterno, que no tiene principio ni fin, así como tampoco tiene tiempo ni espacio. El adepto que ve de esta forma este plano puede encontrar todas las cosas aquí, no hay problema si el punto es cuestión está en el pasado, el presente o el futuro. Cuan lejos alcance esta visión dependerá del grado de su percepción.




Los ocultistas, los espiritualistas y la mayoría de las religiones nombran al plano astral el Mundo del más Allá. Sin embargo, el adepto conoce muy bien que no hay tal cosa como Ahora y Más
Allá y no siente temor de la muerte, concepto que es muy extraño para él. Si por el trabajo dedesintegración de los elementos o una repentina ruptura, se ha perdido la matriz astral la cual esta conectando el cuerpo material grosero con el cuerpo astral, entonces pasa lo que comúnmente llamamos muerte, lo cual, sin embargo, no es en realidad nada más que un
pasaje desde el mundo terrestre al mundo astral. Basado en esta ley, el adepto no conoce temor a la muerte, está convencido de que no se aproximará de forma incierta. A través de su control de los elementos, además de varias otras cosas, también puede alcanzar una pérdida de la matriz astral, lo cual resultará en una separación espontánea del cuerpo astral del cuerpo
mortal, así será capaz de visitar las más remotas regiones, transferirse él mismo a varios planos en la forma de su cuerpo astral. Esta es la explicación positiva de varios relatos en los cuales los santos han sido vistos al mismo tiempo en diferentes lugares e incluso han estado
trabajando ahí.

El plano astral tiene varios tipos de habitantes. Ante todo, ahí están los muertos quienes han dejado la Tierra, están permanente en el correspondiente grado de densidad, de acuerdo a su madurez espiritual, el cual está designado por las distintas religiones como Cielo o Infierno, el adepto ve solamente símbolos dentro de ello. Lo más noble, lo más puro y lo más perfecto que una entidad llega ser, todo lo más pura y mejor será el grado de densidad del plano astral habitado. Poco a poco, el cuerpo astral se está disolviendo hasta que llega a ser apropiado para el grado de vibraciones del respectivo paso del nivel astral, o idéntico con el mismo.

Como se puede ver, esta identificación depende de la madurez y la perfección espiritual que la entidad relacionada alcanzó en esta Tierra.
Además, el plano astral está habitado por varios otros seres de los cuales menciono solamente algunas especies aquí. Ahí están los llamados Elementarios, entidades con una o muy pocas
cualidades, de acuerdo a las vibraciones dominantes de los elementos. Ellos viven en vibraciones similares propias al hombre y transmitidas por él en el plano astral. Entre ellos,
están algunos de los cuales ya han alcanzado algún grado de inteligencia, y que algunos magos emplean esos seres de bajo poder para sus propios propósitos. Otro tipo de seres son las
Larvas, los cuales han sido traídas a la vida consciente o inconscientemente por intensos pensamientos sensoriales, a través de la matriz astral. Ellas no son seres reales, sino solamente formas que crecen de la pasión del mundo animal, en el más bajo peldaño del nivel astral. Su instinto de auto-preservación las lleva a la esfera de aquellos hombres cuyas pasiones están en respuesta a ellas. Éstas trataran, directa o indirectamente, de alcanzar y manejar las pasiones
dormidas en el hombre.

El hombre cargado con varias pasiones atraerá y hospedará tales larvas en la esfera más baja del plano astral. Se produce una gran pelea toma lugar y, en el tema de
la magia, este hecho juega un papel importante. Más acerca de esto se encuentra en el capitulo de Introspección. Hay también otros Elementarios y Larvas, los cuales pueden ser producidos
de manera mágica. Para más detalles, ver la parte práctica de este libro.

Otro tipo de seres con los que el adepto a menudo tiene que contactar en el plano astral que no deben ser pasados por alto, son los llamados Seres de los Cuatro Elementos Puros. En el
elemento fuego reciben el nombre de Salamandras, en el elemento aire son los Silfos, en el elemento agua las Ondinas, y en le elemento tierra los Gnomos o Duendes. Estos seres
representan, la conexión entre el plano astral y los elementos terrenales.



Cómo establecer la conexión con estos seres, cómo controlarlos, qué puede ser alcanzado con su ayuda, todo esto
será explicado en la parte practica del presente libro, a lo cual dedicaré un capitulo especial, "La Magia de los Elementos".

Además, hay un hospedaje para otros seres tales como sátiros, doncellas, duendes acuáticos,etc. que podrían ser especificados. Incluso si todo esto suena como un cuento de hadas, en el
plano astral los seres previamente descritos son de la misma realidad que todos los otros seres
terrenales.

El adepto clarividente del adepto puede ver los a todos, si él lo desea así, y es capaz de establecer conexión con ellos, excluyendo así cualquier duda de la existencia de estos seres
desde el comienzo. Esto es así porque el adepto tiene que primero aprender y examinar, antes de ser capaz de juzgar.
0
0
0
0No comments yet