Check the new version here

Popular channels

El poder corrompe incluso a los más honestos



Al nombrar un nuevo líder, las personas basan su elección en varios factores y, por lo general, buscan líderes con características deseables, como honestidad y credibilidad. Sin embargo, una que vez que los líderes están en el poder, ¿podemos confiar en ellos para que trabajan por el beneficio común?

Una nueva investigación, de la Universidad de Lausana, analizó si el poder corrompe a los líderes. El líder del estudio John Antonakis y sus colegas buscaban examinar la frase dicha por Lord Acton en 1887 "El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente".

Para la indagación, los autores utilizaron métodos experimentales para distinguir entre el componente individual y situacional, y así determinar si el poder corrompe o individuos corruptos se sienten atraídos por el poder.

Después de completar exámenes psicométricos para medir diferenciaciones individuales incluyendo la honestidad, los participantes jugaron el "juego del dictador" en donde se les dio el control absoluto de decidir cuál iba a ser su sueldo y el de sus seguidores. Los líderes debían decidir entre tomar decisiones en pro de la sociedad o en contra de ésta, la segunda resultando en la reducción de los pagos al grupo pero un aumento en las ganancias del dictador.

Los resultados publicados en el diario The Leadership Quarterly, mostraron que aquellos que tuvieron un menor resultado en honestidad, exhibieron comportamiento más corrupto, al menos al inicio; sin embargo, conforme avanzó el experimento, incluso quienes habían demostrado una mayor puntuación de honestidad al inicio no pudieron protegerse de los efectos corruptivos del poder.
0
0
0
0No comments yet