Check the new version here

Popular channels

El poder para vencer al mal





 



¿Qué tan saludable es tu rama para la Iglesia? No estoy hablando de tu parroquia. ( Hablo de ti ) Como vemos en la lectura del Evangelio de hoy, todos los que pertenecemos a Cristo somos parte de la misma viña. Jesús es la vid, y, ya que todos estamos unidos a Él, compartimos el mismo llamado: dar buenos frutos.
¿Por qué hay tanto mal en el mundo? ¿Por qué Dios no levanta su mano todopoderosa contra la guerra, contra el abuso, contra el aborto, contra los criminales o contra cualquier mal que esté corrompiendo el mundo y nuestras vidas? Es una pregunta corriente. La respuesta es: ¡lo hace! Pero olvidamos un factor muy importante.

Jesús y su Novia -- la Iglesia -- son un solo cuerpo. Él nos ha enviado a nosotros -- a todos los cristianos de cualquier parte - a continuar el trabajo que Él comenzó. Él es la vid, y nosotros somos los sarmientos (ramas) que nos extendemos por todo el mundo. Nos alimenta con la sangre-de-vida de su viña divina, Para darnos a nosotros -- que somos su cuerpo en la tierra -- el poder de crecer fuertes y grandes y de dar fruto abundante.




LEER COMPLETO
0
0
0
0
0No comments yet