Info

El primer lugar es para Jesucristo

Y él (Jesucristo) es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia.
Colosenses 1:17-18

El primer lugar es para Jesucristo

Un día Jesucristo ocupará el primer lugar en esta tierra donde, cuando nació, no hubo lugar para él. ¡Será el Rey indiscutible!
Jesucristo ocupa el primer lugar en toda la Biblia. Lo encontramos representado en figura y anunciado en todos los libros del Antiguo Testamento. En el libro de Génesis, por ejemplo, lo vemos en la historia de José: amado por su padre, vendido por sus hermanos, y al final engrandecido como gobernador de Egipto. En Éxodo es el cordero sacrificado en la Pascua. En Levítico los sacrificios y las ofrendas hablan de él. En el libro de los Números, la serpiente de bronce colocada por Moisés sobre una asta para salvar a los que la miraban, nos hace pensar en Jesús en la cruz, como él mismo lo diría (Juan 3:14-15), etc.
En el Nuevo Testamento recibe el primer lugar. Los cuatro evangelios nos presentan los diferentes aspectos de su persona y de sus glorias. Las epístolas exponen los resultados de su obra. Por último, el Apocalipsis revela cómo tomará el primer lugar a la cabeza del reino del mundo, y luego en el cielo por la eternidad.
Jesucristo ocupa el primer lugar en la creación: “Todo fue creado por medio de él y para él” (Colosenses 1:16). Él es quien sostiene el Universo (Hebreos 1:3).
También ocupa el primer lugar en la resurrección. Es el primer resucitado de entre los muertos. Es el primer glorificado en el cielo y el primero en la Iglesia (Romanos 8:29).
Ahora el Señor Jesús desea ocupar el primer lugar en mi vida y en la suya.