Popular channels

El sexo anal está sobrevalorado

Un estudio revela que los adolescentes británicos consideran “normal” tener que obligar a sus parejas reticentes a mantener relaciones anales A falta de información en los programas de educación sexual, los jóvenes recurren a las películas porno



María Schneider y Marlon Brando en ‘Último tango en París’.

Entre practicar sexo anal y defender con orgullo la reputación degentlemen de los galanes británicos, los adolescentes del Reino Unido parecen no tener duda, aunque no siempre ven cumplir sus altas expectativas. Un estudio de la Escuela Londinense de Higiene y Medicina Tropical demuestra que la mayoría de ellos prefiere apostar por la primera opción y el consenso de su pareja no siempre es una prioridad. La encuesta conducida con el auxilio de 130 adolescentes heterosexuales anglosajones de entre 16 y 18 años revela que el sexo anal es a menudo “una práctica dolorosa, de riesgo y coactiva” para los jóvenes, en particular para las chicas. Los encuestados consideran “normal” tener que obligar a sus parejas reticentes a mantener este tipo de relaciones. Las principales motivaciones para lanzarse tienen a que ver con una “competición entre chicos para tener sexo anal con chicas” y “copiar escenas vistas en películas porno”. Los adolescentes confiesan intentar la penetración anal simulando un error para comprobar la reacción de sus parejas Si por un lado existe la convicción de que “eso tiene que gustar a la gente si lo hace”, por el otro se cree que las mujeres ponen más reparo al sexo anal al considerarlo como una práctica inevitablemente dolorosa. De aquí la idea de que hay que persuadirlas u obligarlas. Algunos entrevistados refieren haber llegado a intentar la penetración anal de sus parejas “por error” (con el pene o con un dedo), para comprobar su reacción y seguir adelante. Este forcejeo, de acuerdo con el estudio dirigido por el doctor Cicely Marston, se lleva a cabo incluso en las parejas que en otros aspectos mantienen un diálogo abierto y respetuoso, mientras solo un pequeño porcentaje de los encuestados ha revelado evitarlo por miedo a ocasionar daño físico a la mujer. Los investigadores subrayan que las mujeres daban por supuesto que su papel era el de sucumbir a las peticiones de los hombres o plantarse y decir no, pero en muy pocos casos tenían una percepción de estar tomando las decisiones en la esfera sexual como partes iguales. Un alto porcentaje de los encuestados admite que el sexo anal está sobrevalorado y que la penetración vaginal les proporciona mayor placer Pese a que el sexo anal sea una práctica cada vez más común entre las relaciones heterosexuales juveniles, a menudo este sujeto no se aborda en los programas de educación sexual y los adolescentes recurren a la pornografía para satisfacer su curiosidad. Los entrevistados han admitido utilizar muy pocas veces el condón en este tipo de penetración, al creer que está exenta de los riesgos de contagio de enfermedades de transmisión sexual. Pese a las gradndes expectativas, una parte de los adolescentes involucrados en el estudio ha admitido que el sexo anal está sobrevalorado y que la penetración vaginal les proporciona un mayor placer.


0
0
0
0No comments yet