Check the new version here

Popular channels

El terrorismo islámico, 1998-2014


El terrorismo islámico, 1998-2014





Debido a los acontecimientos que se vienen desarrollando en Oriente Medio, me permito reproducir un artículo que me publicó Nuevo Mundo Israelita el 6 de julio de 1998, pues los enfoques en él planteados están en plena vigencia.



“El terrorismo es una amenaza global, ninguna nación es inmune a él”, palabras pronunciadas por el presidente Bill Clinton en noviembre pasado con motivo de la matanza de 58 turistas en los Templos de Luxor (Egipto).


Los ataques terroristas a nivel mundial en 1997 provocaron 221 muertos y 693 heridos.


Las 35 organizaciones terroristas que identifica el gobierno norteamericano en el mundo actual, se podrían dividir en tres grupos según sus objetivos: integristas islámicos, independentistas y revolucionarios.



Trataré únicamente lo referente a los grupos islámicos, que por cierto son los más activos por la cantidad de víctimas que ocasionan.


Los egipcios: al-Gamá, al-Islamiya y al-Jihad, y los palestinos: Hamás y Hezbolá, fueron los causantes de las peores masacres, tanto en Egipto como en Israel.


Pero los más sanguinarios son los miembros del GIA (Grupo Islámico Armado) que aterrorizan a Argelia desde hace seis años por sus matanzas indiscriminadas de civiles; según declaraciones del general Mohamed Lamari, cuenta entre 1300 a 2000 combatientes, y una red formada por 6000 personas que le dan apoyo logístico e información a los terroristas, especialmente en las ciudades.


Estados Unidos elabora cada año un lista negra de países que apoyan al terrorismo, a los que sanciona comercialmente.


En 1997 esta lista la integraron Cuba, Corea del Norte, Siria, Libia, Irán, Irak y Sudán.


Irán sigue siendo el máximo instigador del terrorismo mundial; por fin la justicia argentina confirmó lo que era un secreto a voces: la conexión iraní en los dos atentados ocurridos en Buenos Aires, el primero en la embajada de Israel el 17 de marzo de 1992, y el segundo en el edificio de la AMIA el 18 de julio de 1994.


A su brazo ejecutor, Hezbolá, se le atribuyen trece asesinatos de disidentes, aparte del financiamiento de ese mismo grupo en la frontera del Líbano; a través de Siria se le envían fondos y toda clase de armas, pues como se sabe Siria tiene en el Valle de Bekaa unos 40 mil hombres desde 1976, y allí no se mueve una mosca si ellos no lo autorizan.



Cuando el presidente Clinton anuncia que va a tomar medidas para sancionar a Irán por su colaboración con el terrorismo, las plañideras de la Comunidad Europea, encabezadas por Francia como de costumbre, empiezan con sus llantos y lamentos para que esas medidas no se lleven a cabo para no perder los jugosos contratos comerciales que tienen con dicho país.
Libia e Irak siguen siendo santuarios de grupos como el Frente de Liberación de Palestina, el mítico Abu Nidal, la Yihad Islámica Palestina (PIJ) y el Frente de Liberación Árabe.



El régimen islámico de Sudán, al que el gobierno de Washington ha declarado un boicot completo, es el gran punto de encuentro y refugio de todos los grupos terroristas del Oriente Medio, e instigador de los movimientos revolucionarios en Etiopía, Eritrea, Uganda y Túnez.



Osama bin Laden es uno de los terroristas más buscados por la CIA, es un ex-empresario saudí de 45 años y se le calcula una fortuna de 300 millones de dólares. En los años 80 fundó una internacional del entrenamiento terrorista (al-Qaeda) que incluye a bosnios, afganos, chechenos y filipinos; actualmente vive en Afganistán, protegido por los talibanes. Se cree que intervino en los ataques a los marines en Somalia, y en los atentados terroristas a las bases norteamericanas en Arabia Saudita.



La Liga Árabe, en un intento por cambiar su imagen ante el mundo occidental, en su última reunión hace aproximadamente un mes tomó la siguiente resolución: los países que integran la Liga Árabe se oponen al terrorismo en todas sus formas como los campos de entrenamiento, no van a darles cobijo ni asilo en caso de algún atentado, y les negarán el financiamiento.


Se convirtieron en unos angelitos echados del cielo a pedradas, pero como los judíos seguimos siendo el lobo feroz y ellos la Caperucita Roja, dejamos bien claro que los movimientos fundamentalistas que se oponen a Israel seguirán contando con todo su apoyo para seguir su lucha contra el enemigo sionista.



Cosas veredes, Sancho…

Amigo lector, 16 años después saque sus propias conclusiones.

http://www.nmidigital.com/secciones2.php?s=10&top_id=15021&op=1&id=4
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New