Popular channels

Emisión de bonos Kicillof es pasible de embargo

El magistrado convocó a una audiencia de urgencia por pedido de los holdouts, y les otorgó el derecho de conocer los detalles de la última emisión de deuda. Además le solicitó al país, a BBVA y a Deutsche Bank que revelen datos de la última colocación del Bonar 2024





Otro giro negativo para la Argentina en su pelea con los fondos buitre. El juez de Nueva York Thoma Griesa convocó este miércoles a una audiencia de urgencia entre el Gobierno argentino y sus acreedores, para conocer los detalles de la última colocación de deuda pública.

En la misma, el magistrado le otorgó al fondo buitre NML el derecho a conocer los alcances de la operación de Bonar 24 realizada por el gobierno argentino por 1.415 millones de dólares.

La medida tomada por Griesa responde a un pedido para que los bancos Deutsche Bank y BBVA, que habrían participado en la licitación del martes, brinden detalles de la operación, según informaron agencias internacionales.

Griesa extendió el pedido de los bancos también a la Argentina, como una forma de evaluar si el nuevo lanzamiento de deuda viola su fallo que obliga al país a pagar a los fondos buitres, detalló NA.

El juez fundamentó su decisión en que los fondos buitre en conflicto judicial con Argentina tienen derecho a conocer los detalles de una reciente oferta de bonos de Buenos Aires.

El fondo NML, que lidera Paul Singer, advirtió que observaría "con lupa" la nueva colocación e interpuso ante Griesa un recurso para que la Argentina informe sobre la operación del Bonar 24, obteniendo la aprobación del magistrado.

La advertencia de MNL busca así bloquear la licitación que realizó el gobierno argentino, que tuvo gran cantidad de ofertas y fue considerada un éxito por los operadores locales.

En febrero último el magistrado había enviado una advertencia al Deustche Bank y al JP Morgan de que no ayudaran a la Argentina a colocar deuda y pidiendo que le informen de cualquier operación.

El Gobierno anunció la emisión el lunes a la noche y la concretó el martes mismo para evitar cualquier intervención de los buitres y Griesa.

La Argentina podría eludir el pedido de Griesa de dar información sobre el bono, con el argumento de que la licitación del Bonar 24 se realizó en el mercado local, sobre el que el magistrado no tiene jurisdicción.

Así, especulan con que la nueva emisión de Bonar 24 no generaría riesgos de ser alcanzada por un eventual orden de bloqueo de los pagos por parte del magistrado norteamericano.

Como la licitación del bono se realizó mediante una oferta local no caería bajo el concepto de deuda externa, porque para que un bono emitido bajo ley y jurisdicción argentina sea así considerado debería ser ofrecido y colocado en el exterior mediante una licitación internacional.
El reclamo de los buitres fue esta vez conocer en profundidad las condiciones de la nueva emisión del Bonar 2024 para determinar si se puede "sumar a reclamos previos". Frente a esto, el abogado argentino en Nueva York explicó que la oferta de este nuevo bono es local "de naturaleza interna y que no implica evadir decisiones judiciales".
A pesar de esto, Griesa volvió a darle la razón a los buitres y dijo que es "legítima" su petición, informó Reuters.
El fondo "buitre" NML, de Paul Singer, el principal litigante contra la Argentina, dijo el martes que observaría "con lupa" la nueva colocación y que haría valer sus "derechos", en relación al fallo firme que impide que otros acreedores cobren si no lo hacen también los llamados holdouts.
Se espera que el juez evalúe el nuevo lanzamiento de deuda y determine si es atentatorio o no contra el fallo que puso nuevamente al país en default selectivo.
0
0
0
0No comments yet