Popular channels

Empezó en la UNAM

Empezo en la Unam
Después del debate de 1994 Diego Fernández de Cevallos llamó mi atención como candidato, en ese entonces yo estaba a la mitad de la carrera de Contaduría en la UNAM y pensaba votar por Cuahutémoc Cárdenas.
Cuando el candidato del PRI Ernesto Zedillo fue a un auditorio cerrado de la misma facultad de Contaduría, fue muy cuestionado por los estudiantes, que con respeto escuchamos todo su discurso, y en la ronda de preguntas se le cuestiono fuertemente, en ningún momento tuvo a los estudiantes de su lado, no logró convencer a ese público juvenil, y al salir fue agredido por estudiantes de otras escuelas.
En la noche recuerdo el noticiario de 24 horas en el que Jacobo Zabludosky informó que Zedillo había triunfado en la UNAM, incluso montaron aplausos que nunca fueron para el candidato sino para sus críticos.
Días después me enteré que Diego iría a la UNAM y con curiosidad fui con varios compañeros a la explanada de rectoría, la cual estaba totalmente llena de estudiantes de la UNAM, que se ostentaba como Perredista únicamente, me sorprendió ver tantos compañeros reunidos gritando porras al Jefe Diego, su discurso fue muy emotivo, en el auditorio de la Facultad de Contaduría Zedillo había reunido solo mil quinientos estudiantes críticos, en cambio Diego había atraído unos veinte mil jóvenes.
A la mitad del acto, en medio de los gritos fuertes de "Diego, Diego" un grupito de chavos que nadie conocía, llegaron con banderas del PRD y se situaron junto a la pared de rectoría, donde quedaban protegidos, recibieron todas las rechiflas e insultos que se podrían imaginar, de pronto con gran puntería comenzaron a aventar huevos al candidato panista, obviamente los estudiantes a favor de Diego los superaban en dos mil a uno, y cuando estaba apunto de explotar una batalla campal, Diego sacudiéndose los cascarones testigos de la cobardía de la agresión, pidió que no cayéramos en provocaciones, y recuerdo su sabía frase "Las heridas de campaña, son heridas de guerra".
Un grupo de estudiantes se puso delante de los Perredistas para evitar con una manta, que repitieran la agresión, los agresores se dispersaron y se fueron entre pedradas y mentadas.
El mitin siguió, Diego prometió erradicar de la UNAM a los bandidos y forajidos que la tenían secuestrada a la máxima casa de estudios, esto arrancó una gran ovación. El mitin terminó con gran alegría y Diego se fue en medio de porras y gritos de apoyo.
Regresé a clases comentando con mis compañeros que Diego era la opción de los jóvenes y que todo el país se enteraría del éxito rotundo que había tenido en la UNAM, y que le ayudaría mucho en su campaña, pues ante el público más difícil del país había salido airoso. (Ahora ni el Peje se atreve a entrar a la UNAM)
Espere ansioso el noticiero de 24 horas, pensé que en comparación con Zedillo, Diego había tenido una clara muestra de apoyo en la Universidad y que al conocerlo el país su campaña se reforzaría. Pero que sorpresa me lleve cuando Zabludosky empezó su noticiario con que “Diego es repudiado en la UNAM, estudiantes le avientan huevos en señal de desprecio”, pasaron las escenas de cuando Diego recibe los huevos, y de las porras y aplausos, nada, tampoco el discurso del candidato del PAN…
Me quedé frió, en esa época tenía 20 años, y recuerdo que me sentí triste y defraudado por lo que vi en el noticiero, abrí los ojos y me di cuenta que las noticias se manipulaban a favor del candidato del PRI, es muy diferente cuando eres testigo de las cosas que cuando las ves por televisión.
Una idea clara me llegó, había que dejar de ser espectador de noticias y ser parte activa de la campaña.
0
0
0
0No comments yet