Check the new version here

Popular channels

Empleados de Accenture reivindican el petitorio de la UI



Promediando el año, y siendo una de las últimas empresas donde se entrega y reafirma el petitorio unificado de la Unión Informática, los empleados de Accenture firmaron el documento a través del cual se exige una pronta mejora en los salarios y condiciones de trabajo.

La organización de los empleados del sector IT en la Unión Informática comenzó a cosechar sus primeros logros plasmados en acuerdos desde el primero celebrado entre el sindicato y Tata Consultancy Services a fines de 2013, y luego los posteriores con la misma compañía, luego Global Services, Tangerine, entre otras. Haciendo un balance parcial, son varias las empresas donde brega avanzar gremialmente, y en una instancia inmediatamente superior, llegar al tan ansiado acuerdo (ver nota ‘Unificando criterios’).

En el caso de Accenture, la primer presentación formal de un petitorio se dió en octubre de 2013, cuando empleados y delegados gremiales de La Plata, Buenos Aires y Rosario elevaron un petitorio conjunto al cual a la fecha no hubo una respuesta de parte de la empresa. En vistas del rigor de la situación económica y la política salarial de Accenture que no se encuentra a la altura de la realidad, se juntó numerosas firmas que fueron incorporadas al petitorio que fue nuevamente presentado con algunas actualizaciones respecto del anterior de 2013.

El pasado 29 de julio se ingresó por mesa de entrada dicho documento retomando el mismo reclamo insatisfecho del año anterior, poniéndose a la cabeza la urgencia de una recomposición salarial coherente a los índices inflacionarios. Los ajustes que Accenture otorga, en la jerga “revisiones salariales”, dicen ser efectuados según “estudios de mercado” cuyos parámetros se desconoce. Numerosas veces se ha expuesto esta situación que dicho sea de paso guarda una operatoria implícita tendiente a forzar la renuncia de aquellos empleados que a drede son excluídos del ajuste salarial.



A modo de racconto, el 15 de mayo último la empresa informó vía e-mail un -incremento salarial- que se percibiría a partir del salario del mes de agosto (en septiembre). El mismo e-mail rezaba: “Nos alegra poder compartir con vos esta noticia importante. Sumado al reciente incremento salarial del 13% efectivo al 1 de mayo de 2014, hemos logrado la aprobación de un 5% adicional efectivo a partir de agosto 2014 aplicable a todos los niveles de carrera, exceptuando Managing Directors.”

Yuxtapuestamente, la notificación iba acompañada por un gráfico explicativo del año fiscal de Accenture (octubre 2013 – agosto 2014), enunciando que -los empleados habían de recibir un incremento salarial en el orden del 30,5%, lo cual no se condice con la realidad y está fundada en información que no refleja la realidad en su totalidad. Resta decir que el ajuste salarial del que se hace alarde no ha llegado a todos los empleados.

Clic acá para acceder a la comunicación de Accenture sobre los aumentos salariales.

Reiterando la línea principal del reclamo informático, que además es una deuda material y moral de las empresas para con los profesionales IT, es sabido que las compañías están en condiciones de, al igual que tantas otras de otras actividades, de remunerar a sus empleados como corresponde, luego de años de haber tenido ganancias extraordinarias con costos salariales casi congelados. Este convulsionado año que llegando a su fin expone la faceta más dura de una actividad económica en estancamiento al impactar más duro aún en el poder adquisitivo del asalariado, demanda una solución seria a la problemática del informático que lleva años de atraso salarial. En el haber de la comunidad del sector IT comienza a registrarse los primeros avances en materia salarial tal como se menciona al inicio de este artículo gracias a la organización gremial de los informáticos en diversas empresas, y en forma indirecta por un efecto dominó que las demás empresas al ver cómo incrementa el nivel de organización y también de conflictividad, “casualmente” fueron empujando los índices de aumento salarial hacia arriba. Es una obviedad que ello, el empresariado jamás lo admitirá sino más bien lo atribuirá a “causas de mercado” o “cambios en la política salarial”. En resumen, la consecución de las mejoras esperadas depende exclusivamente de la organización gremial de los informáticos.

Quienes deseen ponerse en contacto con la comisión interna de delegados en Accenture pueden hacerlo a través de [email protected]
0
0
0
0
0No comments yet