About Taringa!

Popular channels

En Carabobo se decidió la guerra hace 192 años

En Carabobo se decidió la guerra hace 192 años




23/06/13.- Mañana se conmemoran 192 años de la Batalla de Carabobo. Se trató de un acontecimiento bélico que definió la historia nacional y significó una victoria clave para los patriotas en lo que fue la Guerra de Independencia del Reino Español.

Por aquellos días, la situación de los realistas en Venezuela era crítica, según se lo hace ver al rey, Pablo Morillo, quien fuera comandante general de los ejércitos hasta finales del año 1820. Las tropas realistas no solo afrontaban la carestía de víveres y de dinero, sino también la desmoralización de sus oficiales y soldados, quienes decidían unirse a la causa republicana.

Por el otro lado, el ejército comandado por Simón Bolívar venía de liberar a Nueva Granada en una campaña rápida y efectiva, lo cual elevó la moral de sus oficiales y de la tropa, ganando con ello el prestigio necesario para atraer a los hombres del bando enemigo.

LA VICTORIA A LA CONSTANCIA

El 7 de septiembre de 1814, Simón Bolívar, derrotado, relevado del mando y a punto de embarcarse hacia Cartagena escribió una carta a sus conciudadanos, donde, entre otras afirmaciones, dice lo siguiente: “Yo os juro, amados compatriotas, que este augusto título que vuestra gratitud me tributó cuando os vine a arrancar las cadenas, no será vano. Yo os juro que libertador o muerto, mereceré siempre el honor que me habéis hecho, sin que haya protestad humana sobre la tierra que detenga el curso que me he propuesto seguir hasta volver segundamente a libertaros, por la senda del occidente, regada con tanta sangre y adornada de tantos laureles. Esperad, compatriotas, al noble, al virtuoso pueblo granadino que volará ansioso de recoger nuevos trofeos, a prestaros nuevos auxilios, y a traeros de nueva la libertad, si antes vuestro valor no la adquiere (…) Combatid, pues, y venceréis. Dios concede la victoria a la constancia”.

Esa promesa de volver se cumplió tiempo después, aunque debió sufrir nuevas derrotas y nuevas decepciones que fueron superadas con el auxilio de oficiales patriotas que, al igual que él, se mantuvieron firmes en la idea de ver a Venezuela libre del yugo español.

Una primera invasión desde los Cayos, Haití, le abrió las puertas para la liberación de oriente y para una derrota personal en pro de alcanzar la liberación de Caracas. Una segunda expedición desde esa misma nación antillana le lleva a sucumbir en el oriente, pero la visión de sus compañeros de armas lo llevaron a la Guayana liberada por el general Manuel Piar, otorgándole una región rica en ganados, en agricultura, en hombres y en defensas naturales para que emprendiera lo que vendría a ser la culminación de su gloria de Libertador, alcanzando a Nueva Granada, Quito, Perú y para fundar la nación que llevó su nombre.

CARACAS, SIEMPRE CARACAS

Esa constancia que le acompañó durante su existencia, lo llevó una vez más a tratar de conquistar Caracas, después que estaba asentado en Guayana, pero nuevamente fracasó en 1818, lo que lo obligó a pensar en atravesar el páramo de Pisba, con el fin de sorprender las guarniciones españolas. Lograda con éxito la campaña con victorias en Gámeza, Pantano de Vargas y Boyacá, en apenas 77 días, Bolívar entra victorioso en Bogotá y, luego de un tiempo, parte de nuevo a Venezuela, donde concibe la campaña final para la liberación.

LA CAMPAÑA DE CARABOBO

Ya libre el territorio neogranadino con sus recursos y el funcionamiento político en Bogotá, libre Guayana y algunos sectores de Venezuela, Bolívar se reúne con el general Antonio José de Sucre y ambos esbozan los lineamientos que llevarían a una batalla final.

La constancia, al parecer, fue premiada por Dios, cuando los oficiales Rafael del Riego y Antonio Quiroga, participantes ambos de una expedición sobre Venezuela para apoyar a los ejércitos de Pablo Morillo, decidieron alzarse en contra del rey y a favor de la Constitución, evitando con ello que las tropas se embarcaran hacia América. “Nuestra causa se ha decidido en el tribunal de Quiroga”, escribió Bolívar a Santander.

La revolución de Diego y Quiroga impuso la Constitución aprobada en Cádiz en 1812, por lo que el rey ordenó a Pablo Morillo un acercamiento con Bolívar para llegar a un armisticio que trajera paz a estos territorios. Bolívar acepta y propone, además, la firma de un tratado para regularizar la guerra, lo que también es aceptado.

Con la noticia en el bando español de la ausencia de apoyo por parte del rey, con la firma del armisticio entre los jefes en pugna y por el prestigio que habían obtenido los patriotas en su corta pero efectiva campaña en Nueva Granada se generó un ambiente de desmoralización en el bando realista que conllevó la deserción de muchos de sus oficiales y soldados.

Llama la atención que los mismos españoles cruzaran las líneas para aliarse con el enemigo. Un oficial de baja graduación, llamado Miguel Lozano y Peynado, dejó a la posteridad una carta explicativa de los motivos que lo llevaron a tomar esa actitud: “…perdidas todas las esperanzas de volver a mi patrio suelo, en esta virtud y conociendo que éste ha de ser el país donde he de firmar mi existencia hasta concluir mis días, me ha parecido justo defenderlo contribuyendo a su libertad”.

LA BATALLA

La confrontación bélica estaba siendo esperada por los realistas en Carabobo. José Francisco Bermúdez avanzó desde el oriente para evitar que las tropas enemigas se congregaran bajo las órdenes del general Miguel de la Torre y obtuvieran las fuerzas necesarias para enfrentar a Bolívar. De esta manera llegó a tomar Caracas y las poblaciones aledañas, cumpliendo los mandatos que le dieron.

Mientras tanto, José Antonio Páez, Manuel Cedeño, Ambrosio Plaza, Santiago Mariño, Remigio Ramos, Pedro Camejo y muchos otros oficiales y soldados arribaron en la madrugada al cerro de Buenavista, donde el Libertador pudo apreciar la posición del enemigo, ordenando a la tercera división, a cargo de Páez, la realización de un rodeo por la derecha del enemigo, mientras que las primera y segunda división acometían en un ataque de distracción por el camino de Tinaco.

La estrategia de Bolívar fue descubierta y De la Torre dispuso colocar parte de la artillería donde saldrían los patriotas al campo de batalla. Esto produjo muchas bajas, pero el arrojo de la Legión Británica con una carga a la bayoneta decidió la toma de la altura y la entrada de la caballería de Páez a la llanura para decidir la batalla.

IGOR GARCÍA
CIUDAD CCS
0No comments yet