Check the new version here

Popular channels

Encontraron el cuerpo de Luciano Arruga

Encontraron el cuerpo de Luciano Arruga

Encontraron el cuerpo de Luciano Arruga, enterrado como NN en el cementerio de La Chacarita.
Fuentes de tribunales indicaron a DyN que a raíz de un habeas corpus motorizado por la justicia para encontrar al joven de 16 años desaparecido hace cinco años se comenzó a investigar los cuerpos enterrados como NN en todos los cementerios.
En ese marco, se detectó que uno de esos cadáveres que falleció como consecuencia de un accidente automovilístico "tenía huellas dactilares que coincidirían con las de Arruga".
En conferencia de prensa Horacio Verbitsky confirmó que se trata del cuerpo de Arruga. Y dijo que fue previamente secuestrado y torturado en la comisaría. "El Estado ha manifestado una gran desidia ante el caso Luciano Arruga"
, agregó. "Hay instancias que nadie ha explicado todavía sobre el caso", dijo. Habló de los 6 años que lleva desaparecido, y dijo que esto ocurrió por ser un joven pobre del conurbano. "Hay un componente de violencia institucional contra los varones pobres jóvenes del gran Buenos Aires", enfatizó.
Y agregó: "Sigue habiendo sospechas sobre la policía bonaerense en el caso de Luciano".
Luciano Arruga tenía 16 años cuando salió de su casa de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, cerca de las 21 del 31 de enero de 2009, con 1,50 pesos en el bolsillo. Nunca regresó. Desde entonces su familia comenzó una lucha incansable para hallarlo y para lograr justicia. Ellos denuncian que Luciano fue asesinado por la policía por haberse negado a robar para ellos.
Vanesa Orieta, hermana del joven desaparecido, contó que a Luciano le habían ofrecido armas, autos y dejarle liberadas algunas zonas para que cometiera robos bajo "protección" policial. Como el joven se negó, comenzaron a detenerlo sistemáticamente. Lo golpeaban, lo llevaban a la comisaría y lo amenazaban diciéndole que iba a aparecer en un zanjón.
La propia Vanesa lo había acompañado al destacamento de Lomas del Mirador en una de estas detenciones. Allí escuchó la golpiza y las amenazas. "Sacame de acá que me están moliendo a palos", le había suplicado su hermano en aquel momento. Vanesa tuvo el coraje de enfrentarse con la policía cada vez que su hermano era detenido injustamente.
En enero de 2012 abrió sus puertas el Espacio para la Memoria Social y Cultural Luciano Arruga , que funciona donde antes lo hacía el destacamento policial de Lomas del Mirador, lugar en el que, según relata su familia, el joven fue detenido y golpeado meses antes de su desaparición.
Verbitsky dijo que este día es "muy triste" y pone fin a un tipo de incertidumbre pero abre paso a otro tipo de incertidumbre que requiere respuestas del Estado. "No puede ser que una persona se evapore, desaparezca de esa manera. Una persona que ha sido buscada desde el primer momento por su familia", reclamó. Y volvió a hablar de la violencia institucional a la que fueron sometidos.
La investigación tuvo muchas desviaciones y demoras. La denuncia hecha por Mónica Alegre, mamá de Luciano, en el Destacamento de Lomas del Mirador tardó cinco días en llegar a la fiscalía, "lapso suficiente para borrar los rastros del joven", señalan desde el Cels. "Luego, a pesar de las denuncias de la familia, la fiscalía a cargo delegó la investigación judicial a la Policía Bonaerense. Durante 45 días, los responsables de buscar a Luciano Arruga fueron los mismos policías acusados de haberlo hecho desaparecer", denuncian.
También se destruyeron los libros de registros del destacamentos, se lavaron los vehículos policiales y se llevaron a cabo otras irregularidades que imposibilitaron avanzar en la búsqueda del joven.



Ayer, el Gobierno bonaerense había aumentado a un millón de pesos la suma para quienes aportasen información fehaciente que contribuya a dar con el paradero o esclarecer la desaparición de Luciano Arruga.
En los fundamentos de la solicitud presentada hoy, el Cels critica que el Departamento Judicial de la Matanza haya rechazado anteriormente un pedido de habeas corpus presentado por la familia de Luciano. "Y, al mismo tiempo, autorizó intervenir las comunicaciones de la familia durante casi un año y medio tratando a los familiares como sospechosos de la desaparición", denuncian.
El organismo denuncia que "funcionarios de alto rango del poder ejecutivo provincial en declaraciones periodísticas delegaron toda la responsabilidad del esclarecimiento en el poder judicial sin asumir que la falta de investigación administrativa es responsabilidad del Poder Ejecutivo". Y señala: "Estos hechos expresan la falta de decisión política del gobierno provincial y de las autoridades judiciales de esclarecer el caso e investigar a fondo el funcionamiento policial irregular que llevo a la desaparición y al posterior encubrimiento".
En ese sentido, el Cels resalta que "no se iniciaron sumarios administrativos y los ocho policías sospechados fueron pasados a disponibilidad de manera temporal. En marzo de este año, fueron reincorporados por el ministro Alejandro Granados y luego nuevamente puestos en disponibilidad a partir del reclamo de los familiares y organismos".
Recién en febrero del año pasado se cambió la carátula, que pasó de "averiguación de paradero" a "desaparición forzada" . La Justicia Federal de Morón aceptó su competencia en la investigación.
Ese verano también fue detenido y exonerado Diego Torales, en el marco de una causa paralela que investiga "severidades y vejaciones" que este efectivo habría cometido contra Luciano.
Además, el mismo año fueron pasados a disponibilidad el subcomisario Néstor Díaz, el subcomisario Ariel Herrera; el subteniente Oscar Fecter, el subteniente Daniel Alberto Vázquez, y los oficiales Martín Monte, Damián Sotelo, José Márquez y Hernán Zeliz.
Todos ellos se desempeñaban en la comisaría 2da. de Gregorio de Laferrere al momento en que Arruga fue visto por última vez antes de desaparecer el 31 de enero de 2009.
0
0
0
0
0No comments yet