Canales populares

Enzo Francescoli Uriarte

Los comienzos:
Enzo Francescoli Uriarte nació el 12 de Noviembre de 1961, en el barrio de Capurro, Montevideo, Uruguay. Ya a los 6 años comenzó a jugar al baby en el Club Cadys Real Júnior. Y a los 14 años fue a parar al Wanderers donde finalmente debuto el 9 de Marzo de 1980.



Y Enzo comenzó a transformarse en figura, ganando el Campeonato Sudamericano Juvenil del '81. Por otra parte River termino el año '82 mal, y buscaba un jugador que se convirtiera en ídolo, tras la ida de Alonso. Y fue en busca de Francescoli. Luego de largas negociaciones lo compro dejándole 310 mil dólares limpios al Wanderers. El 21 de Abril de 1983 Francescoli se transformaba en jugador de River Plate.



Un año terrible en River:
Francescoli Llego a River como el salvador aunque el lo desmentía. Debuto el 24 de Abril de 1983, por la segunda fecha del Campeonato Nacional, contra Huracán. River ganó 1-0 y Francescoli jugo un partido aceptable. Tres días después, contra Ferro, Enzo convirtió su primer gol de penal.
Pero el 29 de Junio el plantel entro en huelga por el no pago de haberes, y Enzo se adhirió. La huelga duro 47 días, pero al final la gente no le perdono la borrada al plantel. Y Enzo empezó a jugar mal, y River no podía enderezar el rumbo, y termino el campeonato anteúltimo.
Pero en la selección uruguaya ganaba la Copa América jugando muy bien. Bajaba el telón de 1983 por suerte para River y por suerte para Enzo.





La explosión:
En el '84 asumió como técnico Cubillas, quien no tenía en sus planes a Francescoli. Pero el Enzo dijo: "No me interesa para nada irme. Por que? Porque me propuse triunfar aquí, yo vine desde mi país el año pasado para jugar en River y siempre confié en rendirle al máximo de mis posibilidades. Se que no lo pude hacer todavía por eso lo mío es una cuestión de orgullo". Cubilla lo puso a jugar de 8. River fracaso y Cubilla se fue. Y Enzo dijo de eso: "Si bien ni estuve de acuerdo con jugar de 8, lo acepte y luche. Y aprendí algo importantísimo: discutiendo, peleando, complicándose la vida uno no agrega nada".
Llego Veira y Francescoli volvió a su posición habitual, la de "nueve y medio" como a el mismo le gusta definir. Y en ese Campeonato, River salio cuarto y Francescoli quedo como el goleador del torneo con 24 goles. En el '84 gano el Balón de Oro, y en el '85 su primer Olimpia de Plata.
De Francescoli como el Finalmente en el '86 empezó el campeonato con grandes actuaciones 5-4 ante Argentinos, cuando convirtió dos goles. River se cortaba solo antes del receso, pero no debía descuidarse.
Y en ese verano el 8 de Febrero de 1986, River enfrentaba a Polonia en un amistoso. Polonia ganaba 4-2. A 7 minutos del final, Enzo convertía su segundo tanto y sobre la hora Centurión empataba el partido. Y finalmente cuando se jugaban 3 minutos de descuento, Alonso mando un tiro libre desde la derecha, Ruggeri cabeceo hacia Francescoli y él la paro con el pecho casi en la puerta del área grande, la empalmo de chilena y la clavo en el palo izquierdo del indefenso arquero. 5-4. Enzo Francescoli había escalado hasta un punto inimaginable.
Faltaba el titulo y el 9 de marzo ante Vélez lo consiguió, convirtió un gol de penal y River gano 3-0. Enzo otra vez quedaba al tope de la tabla de goleadores con 25 goles. River jugo su ultimo partido ante Español (perdió 1-0).
El Racing Matra lo compraba en 4 millones de dólares 2.300.000 para River y Enzo firmaba un contrato por cinco años a razón de 500.000 dólares por temporada. Y Enzo se fue con una promesa, dijo: Chau River! Volveré...



La ida a Europa:
Empezó jugando mal en el Racing, y declaraba, "Lo mío no es fracaso. Tengo cuerda para rato. No recorrí doce mil kilómetros para salir con la cola entre las piernas. Para mi el Racing de Paris sigue siendo el nombre de un desafió. Quiero Mostar que yo nunca trampeo, que voy siempre al frente. En el '87 la cosa empezó a mejorar y ese año fue elegido como el mejor extranjero del campeonato francés. Varios clubes como Roma, Barcelona, y Atlético Madrid, y luego la Juventus mas seriamente, se interesaron en el. Pero el presidente del Racing y patrón de la firma aeroespacial Matra, Jean-Luc-Lagardere a quien el fútbol solo le interesaba como un medio de promoción personal se obsesiono con él y no lo dejo irse. Jugo 3 años en el Matra, a mediados del '89 pasó al Olympique de Marsella en 4.500.000 dólares. Gano aquí el campeonato francés. Y luego Enzo ingreso en el fútbol italiano a través del Cagliari. Ahí, Enzo se gano el respeto de la hinchada. El equipo se salvo del descenso y en la siguiente realizo una campaña notable que concluyo con la clasificación para la Copa de la UEFA. Jugo en el Cagliari hasta el'93, luego paso al Torino donde jugo una temporada, y finalmente la vuelta a River.



El Regreso prometido:
En el '89 cuando algún rumor lo vinculaba con Boca él dijo: "No es que me quiera comparar con ellos, seria muy presuntuoso de mi parte, pero es lo mismo que Maradona se pusiera la camiseta de River o el Beto Alonso la de Boca. -Y si el que hace el negocio es River?. Ya estoy allá sin dudarlo- dijo el Enzo.
En abril del '94 le preguntaron si después de tantos años uno puede pensar que su pasión por River no seria la misma y el dijo "No, por favor. Mi relación de afecto no cambia nunca. Es el amor que se corto en el primer gran momento de mi carrera. Allí viví mi mejor etapa como jugador. Inclusive, me acuerdo de la promesa que hice: que iba a volver. Y creo que ahora es el momento ideal. Tengo 32 años y mucho mas no puedo esperar. No quisiera volver levantando suspicacias de que vuelvo para robar." Y Alfredo Davicce comenzó con el "operativo retorno". Y el martes 30 de agosto firmo un contrato con River de un año y medio de duración, con Gallego como técnico.
El 7 de septiembre de 1994, Francescoli volvía a jugar para River contra Nacional por la Supercopa. Y a los 17 minutos convirtió un gol de penal. Diez días después empezaba el Torneo Apertura '94. River fue eliminado de la Supercopa. Pero en el campeonato con goles de Enzo, River ganaba partido tras partido. Francescoli no mostraba la explosión de antes pero su talento seguía intacto. En la recta final, a tres fechas del final River superaba por dos unidades a San Lorenzo. River empataba con Talleres 1-1 y en el minuto '52 del segundo tiempo en el 8vo minuto de descuento, Francescoli cabeceo un centro y puso el 2-1. Era el gol del campeonato. Luego le convertiría un gol de penal a Boca en el 3-0 a favor de River. River se coronaria en la fecha siguiente contra Vélez campeón invicto, y Francescoli era otra vez el goleador de River y del torneo con 12 tantos.



Un final de película
Después de un mal año '95 para River pero en el que Enzo gano el Olimpia de Plata nuevamente, River no empezó bien con el Clausura, por lo que River se jugo por la Libertadores, un viejo sueño que le quedaba por cumplir a Francescoli, ya que en el '86 se había ido antes de ganarla. River fue avanzando paso a paso y el 26 de junio de 1996, el árbitro pito el final, el Príncipe se arrodillo en el césped del Monumental y miro al cielo. Y mas tarde beso la Copa con la pasión de los realmente enamorados. Enzo Francescoli cumplía con su sueño postergado.
Luego vendría el Apertura '96, en el que fue una pieza clave junto a Ortega, Cruz, Berti, Gallardo, Salas, Monserrat y Astrada. Una maquina que exploto con un vendaval de fútbol el 20 de Octubre del 96, en Rosario la tarde en que con sus dos tantos alcanzo los 100 goles con la camiseta de River en torneos de la AFA. River apabullo a Central por 5-2. River estaba primero y jugaba la Copa Intercontinental, el 26 de noviembre contra Juventus, pero River perdió 1-0. Enzo decía "Estoy muy triste, yo se que algunos chicos del club pueden volver aquí en unos años, tienen toda una carrera por delante. Para mí en cambio es muy duro. Creo que esta fue mi ultima oportunidad, por eso lo siento tanto".
Pero a la vuelta, River volvió con todo, ganándole 5-1 a Ferro y 4-3 a Racing con dos goles de Enzo (el primero una verdadera joya dejando atrás a un defensor al borde del área chica y definiendo arriba) y el 18 de diciembre River se corono campeón contra Vélez y en el segundo tiempo Enzo se desgarro, en lo que seria el primero de una larga serie de inconvenientes musculares que lo dejarían al borde de un ataque de nervios durante el '97.
River buscaba de vuelta la Libertadores pero fue eliminado en 8vos de final. En el Clausura empezaba de forma espectacular y luego tocaba fondo frente a Colon. Enzo erraba tres penales. Sufría otro desgarro frente a Huracán Cts. Sin embargo, Francescoli convirtió goles notables: Contra los jujeños (de tiro libre) ante Lanus (tras una gran pared con Salas), contra Central (después de pararla con el pecho) y ante Vélez el día de la consagración (primero con un cabezaso y despues de un pique de 40 metros con un par de enganches). El 9 de Agosto, en Liniers River y Enzo celebraron un nuevo titulo. El príncipe se daba además el gusto de ser el goleador del equipo, con 12 impactos. Y Enzo empezaba a dar mensajes de despedida en el vestuario del Campeón: "No creo que haya otra vuelta mas".
Pero todavía lo esperaban más alegrías en aquel 1997. Y algunas decepciones. Lucho con Uruguay para llegar a Francia '98 pero no pudo. Se volvió a desgarrar y su recuperación duro 3 meses. Pero tenía mas para dar, poniendo mas entrega que talento, Enzo participo de los tramos finales del Apertura y de la Supercopa, ambos títulos conquistados por River. No era el de siempre. Pero puso más corazón que nunca. Así le convirtió un golazo a Colon. Y por eso todas sus últimas presentaciones, tuvieron el marco de la despedida cariñosa y sentida agradecida y cordial, sincera y emotiva.
Así luego de unos meses de incertidumbre de si seguía o no, llego al final. La frase que sigue la pronuncio Francescoli por enero de 1986: -El fútbol no me va a dejar a mí, no me va a encontrar sentado. Y sabes que? Cuando llegue ese día lo único que quisiera es que digan: "!Que buen jugador, si, pero que hermosa persona!". Que el Beto Alonso pueda decirles a sus hijos: "Yo jugué con Francescoli y no saben lo gran tipo que era". Que dentro de treinta años me encuentre en la calle con Gallego o Pumpido y me pueda dar un abrazo con ambos. Porque en definitiva mas allá de la imagen y de la enseñanza futbolística que uno puede dejar para algún niño -que es mínima-, lo fundamental es su comportamiento como persona. Porque el fútbol solo no existe. Hay que preparar la mente para dar un consejo y el alma para ser una buena persona...
Listo Enzo, podes retirarte tranquilo.







http://www.realmadrid.com/articulo/francescoli-zidane_principe_visita_mago_26820.htm


Fuentes

http://futebesteirol.blogspot.com/2007/02/craques-da-amrica-latina-2.html

http://www.sitioriverplatense.com.ar/enzosalasfotos.htm

http://www.shufer.com.ar/pages/caricaturas/enzo.htm

http://www.urusoccer.cn/main/list.asp?id=66
0No hay comentarios