Check the new version here

Popular channels

Espejismos de Oriente: El trono hachemí y sus habilidades




Espejismos de Oriente: El trono hachemí y sus habilidades









De las épicas promesas británicas a la familia de los hachemíes, antiguos Guardianes de los lugares santos del Islam, de La Meca y Medina, conquistados por la casa de los Saud, solo les quedó el pequeño emirato de Transjordania, convertido en reino de Jordania, con la ocupación del territorio palestino de Cisjordania.



La dinastía tuvo que contentarse con un trozo de tierra denominado con el nombre del bíblico río del Jordán. Estado tampón por antonomasia, entre Israel y Siria, de caprichosas fronteras delineadas, según la leyenda por Winston Churchill en “una tarde aburrida de domingo” ha vivido siempre con el apoyo decisivo de Occidente, de los EE.UU., de las monarquías absolutas petrolíferas del Golfo. Cuando empezó a gobernar el rey Hussein, todavía su aguerrido ejército, la Legión árabe, “estaba a las órdenes de Glub Pacha, general que había servido a la corona británica.



El trono Hachem se basa además en la enfeudación de las tribus beduinas en la lealtad de las fuerzas armadas y de los servicios de inteligencia. A excepción del Septiembre Negro de 1970 ,cuando los soldados derrotaron a los fedayines palestinos que desafiaban al rey- el reino ha sido ,entre sus vecinos Irak, El Líbano Siria- el único país que se ha librado de intestinas guerras, atizadas por potencias extranjeras.



El trono hachemí ha sabido mantenerse a flote entre arenas movedizas. Durante décadas ha contemporizado con la Cofradía de los hermanos musulmanes, su gran fuerzas de oposición interior Algunas de las garbees decisiones del rey Hussein, como la firma del acuerdo de paz con Israel ,siguen encontrando una importante oposición interior.



El compromiso del rey Abdallah II de participar en la coalición heterogénea y contradictoria frente al Daech -Qatar por ejemplo, forma parte de esta alianza pero continua armando a las hordas islamistas- ha sido muy criticada. Estas voces se han acallado después del martirio del joven piloto, hijo de una poderosa tribu del sur que el rey se apresuró a visitar para presentar sus condolencias, y el pueblo jordano ha hecho gala de una emotiva unidad en torno al rey y al ejército para arrancar las raíces del Califato del terror y de la sangre, que se extiende gracias al caos de Siria y de Iraq. El rey Hussein supo también hacer equilibrios durante las guerras de los EE.UU. y sus aliados contra el Iraq de Sadam Hussein. Atrapado entre poderosas fuerzas salio indemne del terrible conflicto y su país se mantuvo en una retaguardia ,útil a los beligerantes.



Aunque en la euforia popular de promesas de venganza, el ministro de defensa anunciase la intensificación de los bombardeos aéreos, fue muy prudente en dejar de lado una intervención militar terrestre. Todos saben que solo la constitución de una fuerza árabe en el terreno, podría modificar las condiciones de la batalla. Hace tiempo que analistas locales advierten sobre las nefastas consecuencias de una operación militar del gobierno de Amman.



Jordania vuelve a estar en el ojo del huracán. Ante esta guerra larga e incierta hay que saber también luchar contra la ideología que el Estado islámico totalitario ,terrorista y que fomenta la información como espectáculo ,encarna. Cuando pasen las emociones los jordanos volverán a quedar emplazados ante sus difíciles dilemas políticos.






Fuente



0
0
0
0
0No comments yet