Check the new version here

Popular channels

Ésta curiosidad sobre los cuervos te sorprenderá




La razón por la que los cuervos observan a sus muertos te dejará con la boca abierta


Hemos visto a muchos animales haciendo luto por sus seres queridos, e incluso, hemos conocido perros que lloran sobre la lápida de los que alguna vez fueron sus dueños humanos. Esta vez son cuervos los que se reúnen para despedir a los familiares o compañeros que se van, pero al parecer, no se trata de un funeral, ni tampoco hay llanto.


Kaeli Swift, la doctora de Medio Ambiente y Ciencias Forestales de la Universidad de Washington en Estados Unidos, tiene una opinión muy interesante con respecto a este tema. Ella, cree que los cuervos se reúnen a observar a sus muertos descubrir las causas de su muerte y evitarlas en el futuro.


Kaeli Swift preparando su experimento:

Para eso, ella realizó un experimento durante 2 años que constó en dejar alimento para las aves en lugares estratégicos del estado de Washington y colocar voluntarios cerca de la comida.

Los voluntarios debían ubicarse de pie cerca de la comida y utilizar máscaras. Algunos llevaban en sus manos un cuervo muerto, otros llevaban una paloma muerta, otros un cuervo en las garras de su máximo depredador, el halcón de cola roja, y finalmente, los que iban con las manos vacías.
PD: Ni un animal murió durante este experimento, los animales muertos eran tan sólo muñecos.

¿Y qué sucedió? Cada vez que un pájaro estaba muerto en las manos de un hombre enmascarado, los cuervos comenzaban a clamar. Una especie de alerta para sus compañeros, intentando dar a entender que esa es una zona peligrosa. El efecto era un poco menos alarmante cuando los humanos llevaban en sus manos una paloma y nulo cuando iban con las manos vacías. Sin embargo, cuando se trataba de un halcón de cola roja, la alarma era máxima.

Finalmente, y para seguir comprobando su inteligencia. Los cuervos tienen un hipocampo avanzado (la parte del cerebro responsable de la memoria) y pueden recordar una amplia gama de individuos, tanto amenazantes y no amenazantes. Así, 6 semanas después y ante las visitas de los voluntarios enmascarados, ellos seguían teniendo claro: dónde y con quién les convenía comer y dónde y con quién no.




0
4
0
1
4Comments