Check the new version here

Popular channels

Esta es la razón por la que NUNCA debes refrigerar tus papas






Muchos de nosotros regresamos a casa luego de hacer las compras y metemos todos los productos a la nevera –si es perecedero, tiene sentido. Solo que, el refrigerador no es el mejor lugar para guardar todos los productos (como ocurre con el pan). Algunos de ellos, como las patatas y las cebollas, nunca deberían ir en el refri.



De acuerdo con el United States Potato Board, guardar las papas a temperaturas menores a 45 grados, convierte el almidón de este vegetal en azúcar, lo que provoca que la papa no solo se torne más dulce de lo que debería, sino que también pierda su color. El promedio de las neveras está por debajo de los 40 grados, así que no les hagas eso a tus papas.



En cambio, guárdalas en un lugar fresco y oscuro dentro de una bolsa de papel o en una bolsa de plástico ventilada. Una bolsa de plástico que no tenga agujeros provocará que las papas se echen a perder, así que evita hacer esto. Y nunca jamás las laves antes de almacenarlas. Cualquier exceso de humedad también hará que tus papas se echen a perder. Espera hasta que vayas a utilizarlas para lavarlas. Y si las almacenas correctamente, pueden durar hasta 2 o 3 meses. En serio.



PAPAS

Los refrigeradores son demasiado fríos para las papas y provocan que sus almidones se conviertan en azúcar. Esto los hace algo dulces cuando se cocinan y no de buena manera. Esta azúcar extra también provoca que las papas se oscurezcan prematuramente al cocinarlas, haciéndolas menos apetitosas. Lo recomendable es guardar las papas en un lugar oscuro y seco. Guardadas de esta manera pueden durar frescas entre una a tres semanas.



TOMATES

Los tomates también tienen una mala reacción al frío: se vuelven suaves y blandos. Cuando se refrigeran las membranas de las paredes celulares se dañan, lo que crea una textura granulosa. Los tomates de deben guardar en temperatura ambiente, fuera de la luz solar (lo que puede madurar la fruta de manera despareja) y con el tallo hacia arriba para evitar los golpes.





CEBOLLAS

Las cebollas, al igual que los tomates se vuelven suaves en el refrigerador y estas siempre saben mejor cuando son crujientes. Las cebollas también tienen la tendencia de impartir su sabor a las otras verduras cercanas. Lo ideal es mantener las cebollas en un lugar seco y cálido hasta que se parten. Una vez partidas, las debes guardar en el refrigerador, cubiertas. De esta manera durarán unos días.





Consejos para almacenarlas de manera óptima:

http://www.cebollas-papas.com/almacenaje/almacenaje-papas.php



0
0
0
1
0No comments yet