Check the new version here

Popular channels

Estación central de trenes de Uruguay: un tesoro abandonado

10 años de abandono....



Un tesoro arquitectónico y patrimonial, la Estación Central General Artigas ha quedado rehén de decisiones políticas discutidas y un eterno proceso judicial.



Tiene todo para ser el lugar más lindo de la ciudad. Y sin embargo se volvió de los más feos.

La última vez que vio partir un tren fue el 28 de febrero 2003.



Es triste verla.

Las cuatro estatuas que daban la bienvenida a los viajeros (los inventores Stephenson, Watt, Volta y Papin, símbolos de la creatividad humana) están pasando un momento cruel: el pobre Denis Papin, el inventor de la máquina a vapor, tiene su oxidado fémur de hierro a la intemperie.



Se ve gente trabajando que, según uno de los obreros, fue contratada precisamente por el banco. Han tapiado todos las posibles entradas, colocado unos focos y limpiado el lugar.



Eso, más la guardia de prefectura en la playa de maniobras ha conseguido detener la invasión de extraños, todo lo posible para un edificio de las dimensiones de la Estación General Artigas, el kilómetro cero de un sistema ferroviario nacional que también está en un crónico diagnóstico reservado.



Abandono perfecto.

"Ese edificio y sus inmediaciones están en un perfecto estado de abandono por la sencilla razón de que se arrastra un penoso juicio desde el año 2003, por asuntos que vienen de antes", dijo en su audición radial el presidente Mujica en noviembre del año pasado.

El presidente Mujica ha hablado mucho sobre la estación pero ha conseguido hacer poco.



Lo que ahora sí se ven, son algunos obreros que pasan debajo del enorme reloj que daba la bienvenida a los pasajeros; está detenido a las 7.30 de algún día aciago. El mural que era una suerte de alegoría al trabajo ferroviario y que fue colocado en el hall en tiempos de la dictadura está en custodia de la Asociación Uruguaya de Amigos del Riel.



El mobiliario de la estación y de las oficinas del ente está "apilado" en la estación Peñarol, de acuerdo a Marcelo Benoit del Grupo de Pasajeros y uno de los más perseverantes defensores locales de la estación y del transporte ferroviario.



Los vidrios están rotos y hay partes del techo que dejan pasar ampliamente la luz del sol. Y la lluvia claro. La humedad ha desprendido partes de la mamposteria y, dicen, habría que arreglar el sistema de cañerías.



Las ventanas al exterior están rotas y no tienen ningún tipo de resguardo, así que las tormentas suelen ser letales. Han crecido árboles en el techo de algunos de los galpones que dan a Paraguay lo que provocó algún accidente sin consecuencias.

Daño patrimonial.

"Todo edificio abandonado termina deteriorándose", dice el arquitecto Salvador Schelotto, integrante de la Comisión de Patrimonio, para quien la Estación Central es un "monumento incuestionable y por su diseño, una obra de primer nivel del Uruguay".




Aunque es monumento histórico desde 1975 y eso incluye los galpones, los andenes y las vías, eso no ha impedido que algunos de sus objetos patrimoniales se hayan arrancado y claramente no ha conseguido frenar el deterioro.



"Reparar la estación hace unos años hubiera costado tres millones de dólares", dice Juan Silveira, exdirigente sindical de la Unión Ferroviaria y jerarca en diversos cargos (actualmente es secretario general) de la Administración de Ferrocarriles del Estado desde 2005. "Ahora con menos de 15 millones de dólares no se puede dejar en condiciones operativas". Silveira dice haber sido el último en salir de la Estación en febrero de 2003 y nunca más haber vuelto. Le resulta muy doloroso, dice.



"En aquel momento dijimos que del Plan Fénix, lo único que iba a quedar era la torre de Antel y la tapera de AFE", dice el jerarca. No se sabe si para otras cosas tiene la misma puntería, pero en eso acertó. Su sueño sigue siendo que vuelvan los trenes a la estación pero a su vez es realista: la ve difícil. Por el lado de AFE, "imposible" porque el organismo no puede hacerse cargo de la reparación y el mantenimiento de la estación. "Pinta que va a ser complicado", reconoce.


0
0
0
0No comments yet