Check the new version here

Popular channels

Expresidentes piden más apertura al Mercosur





Bienvenidos



Uruguay:

Entre bromas e intercambio de elogios, los miembros del "sindicato de expresidentes" desnudaron su visión pesimista en lo político sobre el presente y futuro del Mercosur, aunque con ligeras discrepancias sobre el camino a seguir.

Los cuatro expresidentes Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), Luis Alberto Lacalle (1990-1995), Jorge Batlle (2000-2005) y Tabaré Vázquez (2005-2010) cerraron anoche el ciclo de debates organizado por el Partido Colorado bajo la denominación "¿Mercosur sí o Mercosur no?". La clausura estuvo a cargo de la secretaria general del Partido Colorado, Martha Montaner.

Hasta anoche, los cuatro exmandatarios se habían presentado juntos en público únicamente en ocasión de la condecoración recibida en mayo de 2011, como parte de los festejos de los 200 años de creación del Ejército.

El acto en la sede colorada colmada de público contó con la presencia de la presidenta del Frente Amplio Mónica Xavier, el presidente del Partido Independiente Pablo Mieres, el senador oficialista Ernesto Agazzi, la exministra María Julia Muñoz, el embajador uruguayo en Cuba Ariel Bergamino, y legisladores nacionalistas y colorados.

CAMBIOS. En el encuentro, Vázquez advirtió que Uruguay pagaría "un precio muy alto" si decidiera irse del Mercosur. Entonces le dijo "Sí al Mercosur", con "cambios", y tratando de "que se cumplan los compromiso asumidos".

Batlle y Sanguinetti se mostraron escépticos en el cumplimiento de esos acuerdos asumidos dentro del bloque. Batlle coincidió con Lacalle en que el Mercosur "es una organización comercial, no política", y reclamó que se pida al bloque para comerciar fuera de la región, como cuando Brasil autorizó a hacer un Tratado de Libre Comercio con México.

Batlle pidió "pragmatismo", y recordó que Brasil "no va a cambiar porque tiene un destino de gran potencia". Por eso, reclamó que se negocien acuerdos con Estados Unidos, con Corea del Sur, y que se pida una excepción a Brasil, "que va a entender" la posición del Uruguay porque "mira 200 o 300 años para adelante".

Para Uruguay "la inserción no es en la zona sino que el comercio debe ser con el mundo". "Después de 20 años no se puede esperar que lo que firmamos (en la región) se vaya a cumplir", admitió.

"¿Dónde tendrán los uruguayos más oportunidades? ¿Adentro o afuera del Mercosur? La historia me cuenta que hasta el día de hoy fue afuera del Mercosur. Hasta mañana", resumió Batlle.

PRAGMATISMO. Lacalle y Batlle coincidieron en que el Mercosur no debe ser "político" sino "una alianza comercial", al contrario de Vázquez, que recomendó profundizar la "institucionalidad" política del bloque.

También Lacalle habló del necesario "pragmatismo" para "defender el interés nacional", y pidió revisar la política exterior.

"México es el contrapeso que hay que encontrar para Brasil", sostuvo, coincidiendo en que China, India, México y Estados Unidos son ejemplos de los países a mirar.

También habló de Colombia, Chile y Perú en la región porque dijo que el Mercosur "se desnaturalizó en lo comercial", y sostuvo que hubo "vaciamiento jurídico" del bloque.

Lacalle cuestionó que se permitiera el ingreso de Venezuela al Mercosur sin que se negociara ningún producto para intercambio porque se hizo "por identidades políticas que no son compatibles con el interés de la gente".

Al contrario de Vázquez, Lacalle pregonó "menos y mejor Mercosur. Vamos a mejorar lo esencial", subrayó.

Planteó que en 2014 haya un acuerdo de los candidatos presidenciales para cambiar el rumbo de la política exterior, gane quien gane, en función del interés nacional. "No aguantamos 24 meses más. Es una emergencia nacional", resumió.

Sanguinetti, a su vez, dijo que se debe aprender que "el mundo ha cambiado y que el futuro ya no es lo que era". Planteó que el país no se puede "encerrar en el barrio" y recordó que el Mercosur "nunca se concibió como barrera neoproteccionista".

Propuso que se tenga "a México lo más cerca posible", y que la flexibilización que necesita Uruguay para poder negociar fuera de la región "la está teniendo de hecho" y que "quizás la encuentre por la propia debilidad del Mercosur para mejorar el comercio".

"Hay que tener una visión del mundo y lograr que el barrio no nos encierre", manifestó Sanguinetti.

El Mercosur es "un instrumento frágil, claudicante y desvirtuado", pero dijo que hay que aferrarse a él y defender la posición geopolítica en la región.

INTERRUPCIÓN. Vázquez dijo: "Mercosur sí, pero sustancialmente mejor dentro de lo razonablemente posible". "Los periodistas ya tienen el titular de mis palabras", bromeó.

Para Vázquez, de visión menos crítica sobre la actualidad del bloque respecto a sus colegas, "los veinte años del Mercosur no han sido ni un jubileo ni un suplicio". Indicó que Argentina y Brasil están "encerrados en su bilateralidad", lo cual advirtió que "no es un reproche sino una realidad".

Vázquez pidió "un esfuerzo" de la clase política para "pensar estratégicamente en el futuro, y sostuvo que la gente "está cansada de oírnos hablar; hay que hacer", subrayó. Lacalle movió su cabeza de lado a lado trasmitiendo discrepancias con ello. Pero el público lo aplaudió.

Fue entonces cuando el frenteamplista pidió "más institucionalidad en el Mercosur" y "mecanismos más ágiles.

Sorpresivamente, una mujer del público interrumpió a Vázquez. "Que regrese Paraguay, que regrese Paraguay…", gritó en la sala, y levantó algunos aplausos. "Y que salga Venezuela", añadió, y la gente gritó. Luego le comenzaron a chistar. Vázquez paró de hablar, miró al moderador, el senador Pedro Bordaberry, y le respondió con astucia a la señora: "Que regrese Paraguay, que ingrese Venezuela, que ingrese México, que ingrese el Pacto Andino para hacer mejor la calidad de vida de todos los latinoamericanos".
"Prometo volver" al "sindicato", dijo Vázquez

Durante la toma de posesión del presidente estadounidense Dwight Eisenhower en 1953, los expresidentes Herbert Hoover y Harry Truman decidieron crear el "Club de los Presidentes" de Estados Unidos, un mecanismo informal de consulta que, aun con afinidades y diferencias, se muestra en público en algunas ocasiones y sirve para asesorar al mandatario de turno.

Hoy en la mayor potencia del mundo, ese exclusivo club tiene cuatro miembros: Jimmy Carter, George Bush (padre), Bill Clinton y George Bush (hijo).

En Uruguay también existe el "club de los presidentes", aunque menos institucionalizado que en Estados Unidos. Y también tiene cuatro miembros: Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle, Jorge Batlle y Tabaré Vázquez.

Lacalle gusta referirse a este grupo como el "sindicato", y anoche se mostró en público.

Hubo bromas entre sus miembros, todas cargadas de intencionalidad política y con el ojo puesto en las elecciones de 2014.

Batlle tuvo una salida de actualidad, cuando, al relatar las dificultades que se plantean hoy en el Mercosur, lo miró a Vázquez y dijo: "Imaginémonos cinco años más así. Vázquez, si usted llega a ser presidente, porque va a ser candidato, ¿qué haría? ¿Y Lacalle? Porque no se sabe nunca si va a ser candidato".

El público en la sede del Partido Colorado aplaudió la ocurrencia.

Batlle agregó que tanto él como Sanguinetti quedan fuera de estas dudas. "Julio por su edad y yo por mi juventud estamos en otra galaxia", dijo el expresidente colorado de 85 años, el mayor de los cuatro integrantes del "sindicato" de expresidentes.

"Imagínense si el presidente Vázquez tiene que volver a la casa del Partido Colorado a decir que (con el Mercosur) no se puede hacer nada", agregó luego Batlle.

Pero el tema de las candidaturas no paró ahí.

Lacalle afirmó que el "sindicato de presidentes" está hoy "en plenitud de número".

"Este sindicato del cual no queremos que se desprenda Vázquez y vamos a hacer lo posible para que siga en él", afirmó el actual senador y líder de Unidad Nacional.

"Prometo volver", respondió Vázquez desde su silla mirando a Lacalle, quedando la duda si se refería a que volverá a ser candidato presidencial por el Frente Amplio o que regresaría al "sindicato" luego de un eventual nuevo mandato en el período 2015-2020.

Cuando se retiraba de la Casa del Partido Colorado, Vázquez fue abordado por los periodistas, pero evitó responder si será candidato en las elecciones de 2014, y tampoco quiso explicar el sentido de la respuesta "prometo volver" que le dio a Lacalle.





Mi perfil!



Mis post



Consultas vía MP




Sígume!









0
0
0
0
0No comments yet