Check the new version here

Popular channels

Eyaculó en café de compañera, porque ella le gustaba



¿Y dicen que ya no existen hombres románticos? Cuando a este cochinón sujeto le aconsejaron que para conquistar a una chica hay que dejarle ver todo lo que se lleva dentro, pues lo tomó muy literal.



Robert John Lind, un sujeto oriundo de Blaine, Minnesota, admitió ante la corte haber proporcionado a su compañera de trabajo un café con leche de muy mala manufactura… pero no fue por mala onda, sino porque la chica le gustaba y esperaba que ella de menos lo volteara a ver.
Pues la mujer seguro le volteó, pero la cara a cachetadas cuando notó que su cafecito tenía un raro sabor… para después darse cuenta cuál era el ingrediente secreto que Lind había agregado a su bebida.

Según contó a CBS, la víctima notó que su compañero estaba jugando billar de bolsillo –es decir, se estaba agarrando los genitales- cerca de su escritorio con una rara expresión en el rostro. Fue ahí que vio “una gran cantidad de líquido claro en la parte superior de sus escritorio”. Ya después sólo fue cuestión de conectar los sentidos: había percibido un fuerte olor en la taza de café y escritorio, el cual correspondía con el sabor detectado en la bebida.





Los desagradables hechos ocurrieron en agosto pasado, pero hasta ahora que se lleva a cabo el juicio se difunde la información: Lind dijo que la chica le gustaba y cuando se le preguntó por qué lo había hecho respondió que “pensaba que era una manera en la que podía conseguir que (la víctima)se fijará en él”.

Aguas chicas si algún compañero godinez insiste en siempre ir por su café… este sujeto admitió haber eyaculado en dos ocasiones en el café y por lo menos en seis ocasiones sobre el escritorio, esto en un lapso de seis meses.

Por mala leche Lind recibirá sentencia el próximo 22 de mayo. Se espera que por lo menos reciba un año de prisión. ¿Tan poco? sí, ya que el delito fue considerado menor al no haber contacto intencional de los genitales contra la voluntad de la chica… lo que ocurrió fue el contacto del fluido seminal con sus pertenencias, algo que no está definido como “contacto sexual”, por lo que la Oficina del Fiscal del Condado dijo que los datos que figuran en la denuncia no constituyen causa probable para apoyar los cargos de delito grave.


0
0
0
0
0No comments yet