Info

Fábricas de fundamentalistas





Fábricas de fundamentalistas



El Estado Islámico entrena a niños sirios en la ciudad de Raqa en un vídeo de propaganda del grupo yihadista difundido en noviembre







El Estado Islámico (EI) quiere revivir los años del ostracismo talibán con la prohibición de la educación de las niñas e imponiendo reglas religiosas en el currículum escolar.



El 25 de enero, los fundamentalistas del EI promulgaron un manifiesto para la imposición de una serie de normas de cómo deben ser educadas las niñas en el islam.










Los radicales justifican el matrimonio de menores a partir de los 9 años.


Como hicieron hace dos décadas los talibanes en Afganistán, el EI defiende la educación de las mujeres con el único fin de que puedan servir mejor a sus hijos, y su aprendizaje debe fundamentarse en el estudio de la «sharía» o ley islámica.


A este respecto, establece un calendario en el que de siete a nueve años las niñas deberían cursar jurisprudencia islámica, árabe del Corán y ciencias centradas en el cálculo y conocimiento del medio. Entre los doce y los trece, el EI opina que los estudios deberían centrarse más en la religión, con especial hincapié en la ley islámica referida al matrimonio y el divorcio, aparte de otras asignaturas como tejer y cocinar.


De los trece a los quince, las menores deberían estudiar la «sharía», así como «habilidades manuales», como la crianza de los hijos e historia del islam. Pese a que el texto considera legítimo el matrimonio de las niñas a los nueve años, sostiene que «las chicas más puras» deben casarse entre los dieciséis y los diecisiete.




Tras tomar el control de la localidad iraquí de Mosul y la provincia siria de Raqa el verano pasado, los radicales decidieron cerrar todas las escuelas gubernamentales para reformar el plan de estudios desde el punto de vista de la religión.


A las maestras y profesores les ordenaron someterse a una capacitación o serían arrestados o expulsados de los centros educativos. El EI creó la Oficina de la Educación y prohibió todas las asignaturas que «infringen la ‘sharía’» para poner fin a «la ignorancia, promover las ciencias de la religión y rechazar los programas de educación corruptos».


Cuando los niños de Mosul o Raqa retomaron el curso en septiembre, se encontraron que asignaturas como Ciencias o Filosofía y Química habían desaparecido. Tampoco estudiarían arte, música, historia, geografía, literatura o enseñanza de la religión cristiana por infringir éstas la ley islámica.




El EI anuló en la enseñanza de ciencias todo lo referido a la teoría darwinista de la evolución, ya que «toda la creación se debe a Dios el Altísimo». La nueva normativa ordena borrar el nombre de República de Irak de todos los textos educativos y reemplazarlo por el de Estado Islámico, además de eliminar todas las fotografías que infrinjan la «sharía». Los yihadistas ordenaron a los profesores infundir a los alumnos la pertenencia al islam y la segregación de los estudiantes por sexo.








Fuente