Check the new version here

Popular channels

Fin de ciclo K VS Fin de ciclo Menemista

Algunas comparaciones de la Argentina que deja Cristina vs el país que dejó Carlos Menem y también los últimos ex mandatarios argentinos.

Ayer fue el último día de la gestión de Cristina Kirchner y del ciclo kirchnerista, que arrancó el 25 de mayo de 2003, cuando Néstor Carlos Kirchner ingresó a la Casa Rosada como presidente argentino.

Los siguientes gráficos corresponden a los últimos años de las presidencias de Carlos Menem (1999), Fernando De la Rúa (2001), Eduardo Duhalde (2003), Néstor Kirchner (2007) y Cristina Kirchner (2015).



Antes que salten a bardear quiero aclararles que estos datos son del INDEC,salvo el que correspondiente a Cristina (barra roja), que fue elaborado por ex trabajadores del Indec. El último índice de pobreza hecho por la Universidad Católica Argentina (en 2014) es de 28,7%



Comparado con los ciclos de Duhalde y De la Rúa (marcados por los efectos de la devaluación tras la crisis de 2001), el ciclo kirchnerista disminuyó la pobreza e indigencia. En cambio, si se lo compara con el fin del menemismo, las diferencias son mínimas.

Inflación, dólar y devaluación del peso argentino. La excesiva emisión monetaria impidió bajar la inflación y valorizar la moneda argentina. Fue un error gravísimo no reconocer el problema y con la falsificación de las estadísticas oficiales, el dólar terminó siendo más elevado que el oficial y la inflación real, mucho más alta de la que siempre informó el Gobierno.





El 25% de la barra roja (Cristina) es la interanual de octubre del IPC Congreso. La inflación del Indec (interanual) arroja en 14,3%.

Empleo estancado. Si revisamos las tasas de actividad y empleo, la situación ha mejorado un poco respecto del último año de la era menemista. El dato acá es que no hubo una evolución pareja en los 12 años de ciclo kirchnerista. De hecho que la tasa de actividad hoy es menor que el de hace 12 años.






Y los datos del desempleo, en cambio, descendieron considerablemente, lo que contrasta con lo que está diciendo la tasa de actividad y de empleo. Esto sin dudas demuestra irregularidades en la difusión de datos oficiales.



En noviembre último, el INDEC informó que el desocupación en Mendoza es 3,1%, es decir, menos de la mitad de la capital de Chile ( que es 6,4%), y ciudades estadounidenses como Miami y Los Ángeles (5,6%) y Chicago (4,9%).

Pese a la manipulación de estadísticas en lo que es desempleo, la Argentina es uno de los seis países latinos en los que aumentó la tasa de desempleo en el tercer trimestre del año respecto de 2014.

Déficit y gasto público. Los números en rojo de las cuentas públicas están creciendo a un preocupante ritmo, incluso superior al de la crisis de 2001-2002, que desembocó en el default de deuda más grande de la historia. Cristina está cerrando por cuarto año consecutivo las cuentas públicas en rojo.





Los datos de 2015 son estimativos

Más endeudamiento. Mientras en 2010 el Gobierno tomaba deuda a un ritmo de $302 millones por día, hoy lo hace a una razón diaria de $1.437 millones, señala la consultora IARAF.







El Gobierno decidió utilizar las reservas del Banco Central para pagar deuda y la consecuencia de ello, según estima el periodista Ismael Bermúdez (Clarín), la deuda total del Gobierno con el BCRA supera los 105.000 millones de dólares.



Y pese a la caída de las reservas, la emisión monetaria siguió creciendo y hoy duplica, en millones de dólares valuados en pesos, a las mismas reservas. Esto equivale, según deduce un informe de Infobae, un dólar por cada 20 pesos.



De este modo, respecto del fin de ciclo menemista si bien se logró bajar la deuda externa (y cancelar la totalidad de la misma con el FMI), no fue así con la deuda pública total, como tampoco se logro mejorar la situación de las reservas del Banco Central, que a ciencia cierta no sabe cuánto hay.

Presión tributaria récord. Lo que hoy un argentino paga en impuestos casi duplica a lo que abonaba en la era menemista. Según Juan José Llach, quien fue viceministro de Economía en 1996, la carga tributaria que deja la actual gestión es también contraria al progreso económico por pésimos impuestos, como la inflación, las retenciones a las exportaciones y el gravamen a los créditos y débitos.



Un indicador sobre obras públicas es la formación bruta de capital fijo, que incluye ítems como adquisiciones de planta, maquinaria y equipo, construcción de rutas y autopistas, ferrocarriles y obras afines, como también escuelas, oficinas, hospitales, viviendas residenciales privadas, y los edificios comerciales e industriales. En este indicador, Cristina deja al país prácticamente igual que Menem, pese a que Néstor había logrado una notoria mejoría.



Retroceso en el comercio, campo e industria. Menem cerró su gestión con un rojo de -12.155 millones de dólares en la balanza comercial. La promesa del kirchnerismo fue revitalizar la producción nacional y generar empleo. Así logró inclinar la balanza comercial hacia el superavit: Néstor le entregó a su mujer (en 2007) un superavit de 11.072 millones de dólares. Luego vino el cepo, las retenciones, presión impositiva récord y las trabas a las importaciones, que terminó debilitando al campo, la industria y el comercio. De este modo, si bien el kirchnerismo en líneas generales mejoró la situación, fue más evidente el retroceso comercial de los últimos años, que terminó desdibujando lo que ellos llamaron "el modelo".



Y lo que hoy sostiene el trabajo en Argentina es el empleo público:




Datos: EPH (Indec), Subsecretaría de Financiamiento (Ministerio de Economía de la Nación) - Universidad Católica Argentina - Banco Mundial - OCDE - ATE Indec - Datosmacro.com Consultoras: FIEL, IARAF,ASAP y Finsoport.

LTA,MENEM VIVIRA POR SIEMPRE
0
4
0
1
4Comments