Info

Florinda Meza rompe el silencio tras la muerte de chespirito

La actriz mexicana negó que haya prohibido las visitas a la tumba de su esposo.

La viuda de Roberto Gómez Bolaños, Florinda Meza, rompió por primera vez su silencio tras la muerte de ‘Chespirito’, el pasado mes de noviembre para responder a las múltiples polémicas que se produjeron desde entonces.

En las últimas semanas, Florinda Meza se convirtió en el blanco de duras críticas después de que saliera a la luz la noticia de que había prohibido las visitas a la tumba de ‘Chespirito’, algo que ella niega rotundamente.

“No es verdad, para nada”, declaró en ante los medios a su paso por Brasil para ofrecer una entrevista exclusiva al Programa do Ratinho de la cadena SBT. “Las puertas están abiertas a todos los visitantes. Si son extranjeros, con más razón, podrán preguntarle al vigilante dónde queda la tumba”.

En la entrevista, además, aseguró no haber superado aún la pérdida del famoso humorista: “Acabo de cumplir el día 8 de este mes 66 años, y viví con Roberto casi 40. Entré al programa hace 45 años, he pasado prácticamente toda mi vida con él. Viví más tiempo con él que sin él, cómo se puede superar eso…”.

Durante su intervención, Florinda también hizo referencia a las acusaciones de su antigua compañera María Antonieta de las Nieves, quien recientemente la acusó de haber roto deliberadamente el primer matrimonio de Chespirito y de haberle sido infiel con el actor Carlos Villagrán, Quico en El Chavo del 8, unas declaraciones por las que parece no guardarle rencor alguno.

“En el caso de Maria Antonieta de las Nieves, la consideré siempre una gran compañera, no puedo decir que una amiga porque había más cercanía con los otros, pero era una gran compañera. Yo no tengo ninguna queja y si ellos dijeron algo, habría que poner en duda a quien lo comenta porque, como ya dije antes, vivimos en la era del morbo”.

Además, aseguró que en el pasado tanto Villagrán como otros miembros del equipo intentaron seducirla en varias ocasiones: “Era una joven bonita y atractiva. Todos estaban encima de mí, no solo Roberto”.