Gatos a los que nada les importa

A los gatos dormidos se les perdona, pero los despiertos… sí que son vagos.