Info

Gran lluvia en santa fe

Según datos municipales, los registros de agua caída hasta las 11 son en promedio de 110 milímetros en ciudad. Debido a la tormenta, Recreo se quedó sin servicio eléctrico y operarios de la EPE trabajaban para restaurar el normal funcionamiento. Además, sigue vigente el alerta por tormentas localmente fuertes con actividad eléctrica, ráfagas de viento y posibilidad de granizo. Calles y avenidas anegadas. Muchos barrios afectados.



La llegada de la lluvia estaba prevista para este miércoles pero la tormenta se adelantó y comenzó a llover en las últimas horas del martes. Según registros de la Municipalidad, hasta las 11 de este miércoles, llovió en promedio 100 mm.

En detalle, en la zona del hospital de niños cayeron 83 mm; en el Centro Integrador Comunitario de Facundo Zuviría 160.5 mm; en Alto Verde 101.5 mm; en el microcentro 99.75 mm y en Rincón 108.25 mm.



En lo que respecta al servicio eléctrico, hubo incovenientes con el servicio en la localidad de Recreo por la intensa caída de rayos. Operarios de la EPE trabajan para restaurar el normal funcionamiento de la red. En tanto, en Santa Fe, se registraron algunos reclamos en barrio Chalet y del cordón noroeste. Mientras que desde la EPE trataban de solucionar problemas en transformadores en Aristobulo y Gorriti.



En referencia al transporte público de pasajeros, el municipio informa que todas las líneas están funcionando normalmente, aunque vale aclarar que las que deben circular por las zonas donde actualmente se encuentra interrumpido el tránsito, presentan recorridos alternativos.

Vale destacar que continúa vigente el alerta emitido por el Servicio Meteorológico Nacional por probabilidad de tormentas localmente fuertes, con actividad eléctrica, ráfagas de viento y la posibilidad de caída de granizo. Se estima que el clima continúe de esta manera por lo menos hasta el viernes, que empezaría a mejorar de cara al fin de semana.



En este sentido, desde el municipio recomienda retirar de la calle todo aquel elemento que pueda obstruir las bocas de tormenta, y especialmente solicita que no se coloquen las bolsas de residuos sobre la acera para facilitar un mejor escurrimiento de las aguas.

Por otra parte, se solicita a los conductores circular únicamente en caso de necesidad y, en caso de lluvia, transitar con precaución debido a lo resbaladizo de la calzada, evitando aquellas calles que tradicionalmente suelen presentar problemas de anegamiento temporal.