Popular channels

Guia definitiva de lo que es un Troll





¿Qué pasa con la libertad de expresión?
=======================================

Cuando los trolls ven que sus esfuerzos están siendo resistidos con
éxito, a menudo se quejan de que se está infringiendo su derecho a la
libertad de expresión. Examinemos esa alegación.

Si bien la mayoría de la gente en Internet son ardientes defensores de
la libertad de expresión, ésta no es un derecho absoluto; hay
limitaciones prácticas. Por ejemplo, no se puede gritar «¡Fuego!»
en un teatro abarrotado de gente, y no se puede bromear sobre bombas
mientras se espera para embarcar en un avión. Aceptamos estas
limitaciones porque admitimos que sirver para un bien mayor.

Otro ejemplo útil es el control del espectro de radiofrecuencia.
Quizás desee montar una potente emisora de radio para difundir sus
ideas, pero no puede hacerlo sin solicitar una licencia. De nuevo,
ésta es una limitación práctica: si todo el mundo emitiera sin
restricción, las repercusiones serían molestas en el mejor de los
casos, y con riesgo de vidas en el peor.



El ejemplo de la radio es útil por otra razón: con innumerables
personas con una necesidad legítima de usar comunicaciones por radio,
es importante asegurarse de que nadie esté monopolizando el canal.
Solamente hay un número limitado de canales claros disponibles en cada
banda de frecuencia, y se deben compartir.

Cuando un troll ataca un foro, generalmente envía un montón de
mensajes. Incluso si sus mensajes no son particularmente incendiarios,
pueden ser tan numerosos que ahogen las conversaciones normales (esto
es conocido como flooding, inundación). No hace falta decir que no se
puede permitir que las opiniones de una persona monopolicen el canal.

La respuesta definitiva al argumento de la libertad de expresión es
éste: aunque podemos tener derecho a decir más o menos lo que
queramos, no tenemos derecho a decirlo donde nos dé la gana. Quizás
sienta intensas emociones sobre el hecho de que su vecino no haya
cortado el cesped desde hace dos meses, pero eso lo da derecho a
reprenderlo en su propio cuarto de estar. De modo similar, si un
webmaster le dice a un troll que no es bienvenido, el troll no tiene
«derecho» a quedarse. Esto es especialmente cierto en los numerosos
servicios de comunicaciones gratuitos que se ofrecen en la red. (En los
sistemas de pago, el troll puede estar en el derecho de solicitar un
reembolso).




-

¿Por qué lo hacen?

==================

Afirmación.

Los usuarios habituales de la red saben lo delicioso que es que alguien
responda a algo que ha escrito uno. Es un encuentro de mentes, lo que
es un estremecimiento intelectual, pero también es un reconocimiento
del valor de uno, y eso puede ser una recompensa emocional muy
satifactoria.



Los trolls ansían atención, y no les preocupa si ésta es positiva o
negativa. Ven la Internet como un espejo en el que pueden mirarse en un
éxtasis narcisista.

Si quiere un análisis más profundo, quizá un psicólogo puede emitir
algo más de luz sobre el asunto.

-

Conclusión

==========



La próxima vez que esté en un foro y vea un mensaje de alguien que
usted crea que es un troll, y sienta que debe responder, simplemente
escriba un mensaje de respuesta titulado «Alerta troll» y escriba
solamente esto:

La única manera de tratar con los trolls es limitar su reacción a
recordarle a los demás que no contesten a los trolls.

Al enviar un mensaje como éste, le hace saber al troll que usted sabe
lo que es, y que no va a ser arrastrado a su pequeña y retorcida
afición.

La Internet es una colección espléndidamente caótica de material
tanto serio como estúpido. Al ser tan libre, está obligada a tener
problemas. Pienso que podemos disfrutarla mejor si tratamos con todo lo
que pasa en la red con una irónica sonrisa abierta y un encogimiento
de hombros preparado.


0
0
0
0No comments yet