Check the new version here

Popular channels

Guía: Errores que debemos evitar al montar un PC nuevo (II)


Continuamos con la segunda parte de nuestra guía de errores que debemos evitar al montar un PC nuevo, una serie de especiales que os será de utilidad tanto si planeáis haceros con un equipo nuevo a corto plazo como a medio o largo plazo, ya que nuestros consejos son bastante genéricos y no se limitan por completo a generaciones o marcas concretas, y por tanto son casi atemporales.
En este nuevo artículo seguiremos repasando los errores que se cometen con mayor frecuencia a la hora de elegir los componentes que formarán parte de nuestro nuevo PC, retomando el punto en el que lo dejamos en la primera entrega, que podéis repasar a través de éste enlace.
Cuando acabemos esta serie de especiales haremos un recopilatorio con todos ellos en un sólo artículo, para que os resulta más fácil de consultar y lo tengáis todo concentrado en una única página que podéis añadir a vuestros favoritos.
Sin más entramos en materia y como siempre os animamos a dejar vuestra opinión o dudas en los comentarios.

4-Elección del procesador, no siempre lo más caro es lo mejor y otras cosas a considerar.
Existe una tendencia bastante perjudicial a pensar que lo más caro es lo mejor, directamente, o que lo que tiene “más cantidad de algo” es mejor que lo que tiene menos.
Esta afirmación en plano es posible que se cumpla la mayoría de las veces, pero hay que matizarla. Sí, un Core i7-5960X de ocho núcleos es mejor que un Core i5-4670K, de eso no hay duda, pero en relación precio-rendimiento es una mala elección y no será aprovechado por el 90% (quizá incluso más) de los usuarios corrientes.
Lo expuesto quiere decir que debemos evitar ir sin más a por un Core i7, bien por inercia (malos consejos) o bien por creencia propia tras leer algunas barbaridades que se publican en Internet. Dicho de forma genérica, ir a por los topes de gama a ciegas es un error.
Sí, hay que razonar un poco y elegir en base a nuestras necesidades reales, a las posibilidades de nuestra placa base y también nuestro presupuesto, ya que así nos aseguraremos una buena compra en todos los sentidos.
Ponemos ejemplos separados para que todo resulte más fácil de comprender:
Tengo una placa que no soporta overclock: entonces no vale la pena que compres un procesador serie K de Intel, por ejemplo, ya que no lo aprovecharás.
Sólo quiero mi equipo para navegar y ofimática: no debes comprar un procesador de gama media o alta, ni siquiera por el típico consejo de “te durará más”, ya que no lo aprovecharás ni hoy ni mañana.
Quiero un equipo para jugar: si tu placa admite overclock un Core i5 serie K es un de las mejores opciones, o en el caso de AMD un FX serie 8000.
Voy a realizar trabajos exigentes, como renderizado gráfico bajo Blender: en estos casos los Core i7 cobran sentido y son una gran opción.
Como vemos la elección del procesador puede llegar a ser más complicada que la de la placa base, y en el caso de presupuestos muy ajustados la cosa se pone todavía peor.
Dicho esto es importante hacer otro inciso, y es que en el caso de que tengamos un presupuesto realmente ajustado y queramos un equipo para jugar es mejor sacrificar algo de potencia en la CPU, siempre manteniendo una de como mínimo cuatro núcleos reales, e invertir un poco más en la GPU. Ilustramos con un ejemplo:
Tenemos 300 euros para invertir en tarjeta gráfica y CPU. Si compramos un Core i5 4670K gastaremos unos 200 euros, lo que limita nuestras posibilidades de compra a soluciones gráficas de gama baja, como las Radeon R7 250X y las GTX 750. Con esas tarjetas no podemos jugar en alto y 1080p a la mayoría de juegos actuales.
Si por contra nos hacemos con una CPU Core i5-4430 invertimos unos 140 euros ella, lo que nos deja 160 euros para comprar una tarjeta gráfica de gama media, como por ejemplo una R9 270X, que nos garantizará fluidez en casi todos los juegos en calidad alta o ultra a 1080p.
En los ejemplos he mantenido la referencia a Intel para no complicar con comparaciones. Lo mismo es aplicable a AMD, pero dados los precios que presentan los procesadores de la firma de Sunnyvale la mejor opción precio-rendimiento para jugar es el FX-8320, no deberíamos bajar de ahí.

5-Disipación del procesador, pocas veces se tiene en cuenta.

Este punto depende también de ciertos factores, entre las que destacan el uso que vayamos a darle al procesador y si tenemos pensado o no hacer overclock.
Para un PC multimedia o de ofimática con el ventilador de serie que normalmente incluye el procesador y una pasta térmica económica es más que suficiente, pero para procesadores de gama media o alta en los que vayamos a practicar overclock la cosa cambia.
En general si no vamos a hacer overclock no es realmente necesario comprar un disipador de mejor calidad que el de referencia, aunque personalmente en soluciones AMD, sobre todo a partir del FX-8320, recomiendo comprar un disipador de mejor calidad e invertir un poquito en una pasta térmica aceptable, incluso aunque como digo no queramos hacer overclock.
Por contra si vamos a hacer overclock es casi obligatorio invertir en un buen disipador y una buena pasta térmica, ya que de lo contrario podemos llegar a comprometer la integridad de la CPU y la estabilidad del sistema.
Sí, soy consciente de que con los disipadores de serie de Intel es posible mantener niveles de overclock razonables, pero teniendo en cuenta que la inversión en un buen ventilador y una buena pasta térmica no tiene que ser exagerada no vale la pena correr riesgos, además de que estaremos limitados y no podremos exprimir de verdad el potencial de nuestro procesador.
Otra cosa muy importante que hay que tener presente, y es que la temperatura interior del equipo y la ambiental influirán también en la temperatura que soportará el procesador, por lo que debemos prestar atención también a esos dos elementos y actuar en consecuencia.
Tras revisar este punto estoy seguro de que muchos de vosotros entenderéis mejor nuestra referencia a la importancia que tiene la caja del equipo en cuanto a ventilación y refrigeración, algo sobre lo que ya os hablamos en la primera parte de esta serie de especiales y que repercute, obviamente, en todos los componentes que albera en su interior.
Una mala disipación puede suponer una pérdida enorme de rendimiento, reinicios espontáneos y llegar a deteriorar el procesador u otros componentes de forma irreversible, así que debemos prestarle mucha atención, sobre todo si vamos a hacer overclock.
Continuará…
http://www.taringa.net/posts/info/18195026/Guia-Errores-que-debemos-evitar-al-montar-un-PC-nuevo-I.html
0
0
0
1
0No comments yet