Check the new version here

Popular channels

Guía: Errores que debemos evitar al montar un PC nuevo (III)

Partes anteriores de este post:http://www.taringa.net/posts/info/18195026/Guia-Errores-que-debemos-evitar-al-montar-un-PC-nuevo-I.html


http://www.taringa.net/posts/info/18211715/Guia-Errores-que-debemos-evitar-al-montar-un-PC-nuevo-II.html



Terminamos con la tercera entrega de nuestra guía de errores que debemos evitar al montar un PC nuevo, en la que haremos referencia a otros componentes importantes como las unidades de almacenamiento y la tarjeta gráfica.

Estos dos componentes suelen ser también una importante fuente de error, y de nuevo en ellos juega un importante papel tanto el desconocimiento como el mal asesoramiento, que puede operar desde diferentes ángulos.

Así, podemos encontrarnos perlas clásicas como “esta tarjeta gráfica tiene 4 GB, es muy buena, o “ve a por la más cara, es la mejor”, mientras que en lo que respecta a discos duros es habitual descuidar aspectos como la velocidad de rotación, de forma que para algunos sólo prima la capacidad del disco a la hora de decidir.

Sobre esos y otros errores hablaremos en este artículo, donde como siempre os animamos a dejar vuestra opinión en los comentarios.


7-¿Disco duro o SSD? Tamaño, velocidad e interfaz.
Recomendar a ciegas un SSD o un disco duro de gran tamaño es una mala idea, pero por desgracia es una práctica muy habitual. Muchos vendedores y supuestos expertos recurren en exceso ello, de forma que no es nada raro ver, por ejemplo, equipos para ofimática con discos duros de 1 TB o incluso de 2 TB que, obviamente, no tienen sentido en ese tipo de sistemas.

A la hora de elegir una unidad de almacenamiento lo primero que debemos plantearnos es qué uso el vamos a dar al equipo y el presupuesto del que disponemos, ya que de ello dependerá nuestra decisión final.

Sí vamos a jugar o a darle un uso avanzando-profesional y tenemos un presupuesto limitado la mejor opción es un disco duro con interfaz SATA III, capaz de girar como mínimo a 7.200 RPM y con una capacidad de 1 TB, ya que todo lo que esté por debajo nos ofrecerá un rendimiento bastante flojo y no cumplirá con nuestras expectativas.

Por contra si disponemos de un presupuesto más elevado y queremos darle el mismo uso que en el párrafo anterior un SSD es la mejor opción, aunque aquí puede ser necesario optar por una configuración dual, es decir, SSD + HDD, siendo el disco duro una unidad de almacenamiento secundaria dirigida al almacenamiento de archivos grandes, mientras que la primera queda para sistema operativo y nuestras aplicaciones principales.

Finalmente en el caso de ordenadores para ofimática, navegación web y multimedia un SSD no tiene sentido. Para este tipo de equipos un disco duro de bajo consumo, como por ejemplo los de la gama WD Green con interfaz SATA III, son una gran opción, ya que ofrecen un funcionamiento fresco y silencioso cubriendo, además, las necesidades de rendimiento de este tipo de equipos.

La capacidad del disco dependerá dependerá también de nuestras necesidades, pero en equipos para ofimática lo que pase de 500 GB será excesivo y desaprovechado en casi todos los casos.

8-Tarjeta gráfica, algunos puntos importantes.
o primero que debemos tener claro es que tanto AMD como NVIDIA ofrecen soluciones de alto rendimiento, muy completas y realmente buenas dentro de cada categoría o sector.

En segundo lugar es importante también tener en cuenta que Intel ha mejorado mucho sus GPUs integradas, por lo que para algunos usuarios es muy probable que no sea necesario comprar una tarjeta gráfica independiente.

Sí, no es la primera vez que veo un PC de oficina con un Core i5 y una gráfica como la GT 210 y me quedo con cara de circunstancia, pero ya se sabe, las tiendas quieren vender y hacen cualquier cosa para lograrlo. Ya hablamos en su momento sobre el procesador así que no volveremos sobre ello.

Tras estas puntualizaciones nos lanzamos a resumir algunas claves importantes para no equivocarnos en la elección de la tarjeta gráfica:

Si queremos un equipo para jugar debemos apostar sobre todo por las gamas medias o altas, no siendo aconsejable los tope de gama ya que ofrecen una peor relación precio-rendimiento.
La memoria de vídeo no es lo más importante, y en el caso de utilizarla para jugar o para tareas exigentes debemos apostar por modelos con GDDR5 y un bus mínimo de 128 bits.
Es importante comprar una gráfica acorde a la potencia de nuestra fuente de alimentación y espacio en la caja, ya que de lo contrario tendremos problemas o directamente no entrará en el equipo.
Para ofimática y multimedia no necesitamos una gráfica dedicada, ya que la integrada del procesador es más que suficiente.

Dicho esto os recuerdo nuestra guía claves para elegir una tarjeta gráfica, ya que en la misma podéis encontrar una gran información que completa a la perfección este punto.

9-Tarjeta de sonido y otros elementos.
a mayoría de placas base integran chips de sonido que cumplen sobradamente las necesidades de gran parte de los usuarios de hoy en día, así que la adquisición de una tarjeta de sonido independiente no es en sí necesario.

Es cierto que con una tarjeta de sonido independiente disfrutaremos de una mayor calidad de sonido y de ciertos tipos de aceleración, pero por lo general no marcan una diferencia que justifique la inversión en la mayoría de los casos.

Me refiero, obviamente, a usuarios básicos. En el caso de usuarios avanzados todo depende del presupuesto y de nuestras necesidades o expectativas, pero los modelos básicos de menos de 50 euros son más que suficientes ya que incorporan las últimas tecnologías.

Para usuarios profesionales o dedicados al sonido la cosa cambia, evidentemente, pero de nuevo tenemos que evitar ir a ciegas a por los topes de gama pensando que lo más caro es lo mejor.

Finalmente los accesorios no vitales como lectores-grabadores de DVD o Blu-ray y los lectores frontales de tarjetas, por ejemplo, son algo opcional que depende del usuario final, pero por lo general los dispositivos ópticos más económicos de marcas como LG ofrecen una excelente relación calidad-precio.

10-Cuidados básicos a la hora de montar las piezas en el PC.
erminamos con un pequeño listado de consejos que es recomendable tener presente antes de lanzarnos a montar nuestro PC:

Tocar una placa metálica para eliminar cualquier resto de electricidad estática de nuestro cuerpo.
Asegurar bien la placa base y comprobarlo antes de seguir montando el resto de componentes. Puede sonar como algo de cajón, pero nunca está demás.
Comprobar bien cada conector que vayamos a utilizar de la fuente de alimentación, así como su correcta colocación.
Ajustar bien los cierres de seguridad del procesador, la tarjeta gráfica y la memoria RAM.
No aplicar en exceso masilla térmica en el procesador, ya que conseguiremos un efecto negativo. Lo mejor para estar seguros de no pasarnos pero tampoco quedarnos cortos es dibujar una X en la zona y extenderla bien utilizando un plástico fino, como por ejemplo una tarjeta.
Realizar todo el proceso de montaje en un entorno limpio.
Antes de encenderlo por primera vez revisar una vez más todas las conexiones y la correcta colocación de los componentes.
Tener cuidado en la colocación de los llamados componentes de inserción que requieren algo de fuerza, como las tarjetas gráficas y las memorias RAM.
0
0
0
1
0No comments yet