Canales populares

Hombres hacen mal tareas domésticas adrede...

LOS HOMBRES HACEN MAL LAS TAREAS DOMÉSTICAS ADREDE, SUGIERE ESTUDIO

Juego sucio


Estudio demuestra que al menos un tercio de los hombres hacen mal a propósito las tareas domésticas, para que no se las encarguen más.



Las mujeres que históricamente han sospechado que la ineficiencia de los hombres en las tareas domésticas ocultaba la voluntad de librarse de ellas para siempre no estaban para nada equivocadas.

En una reciente encuesta realizada en Reino Unido, el 30 % de los hombres admitieron meter la pata intencionalmente cuando lo que tenían que meter era el hombro. Todo para que su media naranja los considerara inútiles perdidos y así librarse de hacer su parte.

La pesquisa —realizada sobre 2000 personas que viven en pareja— determinó que uno de cada diez hombres casados o en pareja hace deliberadamente mal la tarea de lavar los platos o limpiar el baño. Interrogados con más detalle, admitieron cosas tales como limitarse a soltar un chorro de lejía en el inodoro en lugar de fregarlo, y dejar manchas en vidrios y azulejos por su pereza a la hora de pasar el trapo. Asimismo, reconocieron limpiar el polvo alrededor de objetos y muebles, en lugar de moverlos para limpiar debajo.

Las tareas antes mencionadas, así como el lavar ropa y tenderla a secar, son el tipo de tareas en las que los hombres se muestran más proclives a hacerse los tontos.

Cuatro de cada diez varones admiten hacer la tarea a toda prisa para volver a lo que estaban haciendo antes. Un 34 % reconocen no tomarse el tiempo suficiente para hacer las cosas bien, y un 25 % dice que únicamente cumplen para complacer a su mujer.

Otros admiten barrer las migas hasta un rincón en vez de tirarlas en la papelera, y que empujan la basura al máximo dentro del tacho en lugar de sencillamente tirarla y poner una bolsa nueva. Otro de los trucos habituales es “maquillar” la cama, estirando las sabanas y mantas en vez de quitarlas y hacer el tendido desde el principio. En la misma sintonía, uno de cada diez afirma que no vale la pena esforzarse limpiando, porque su pareja de todos modos vendrá detrás a repasar lo hecho.

Para la mayoría de los hombres el plan funcionó: uno de cada cuatro dice que nunca se les pide que ayuden, y el 64 % dice que sólo se les solicita ayuda de manera ocasional. El 31 % también admitió que su mala limpieza ha causado discusiones en la pareja

Los resultados también concluyeron que dos tercios de las mujeres no confían en sus compañeros para hacer la limpieza, y prefieren hacer las tareas por su cuenta y no tener que sumar el trabajo de supervisar al torpe de su compañero.

Un portavoz de Victoria Plumb, firma de losa sanitaria que encargó el estudio, mostró su preocupación por los resultados: “La mayoría de los chicos admitirían esquivar el bulto cuando se trata limpieza, pero es preocupante ver a tantos hacer mal el trabajo a propósito”.

“Casi nadie goza de hacer la limpieza, especialmente con las tareas más odiadas como limpiar el cuarto de baño, y es probable que tu pareja quiere evitarlas tanto como tú”, dijo, dirigiéndose a los hombres.

Además, “hacer todo intencionadamente mal para que no te lo encomienden en el futuro es un juego arriesgado. Tu pareja podría darse cuenta de tus planes, y pedirte ayuda más a menudo, como castigo”.

“La solución más fácil es compartir las tareas domésticas”, recomienda.


Montevideo Portal
0
0
0
0No hay comentarios